eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Yo también quiero una tele. Las autonómicas

Fragmento del libro de Mariola Cubells ¿Y tú qué miras? (eldiario.es Libros) en el que aborda el funcionamiento y la manipulación de Canal 9

Aquí puedes leer el capítulo entero sobre las autonómicas

Cubells lo presenta este miércoles en Valencia, el lunes en Madrid y el martes en Barcelona

- PUBLICIDAD -
Los trabajadores de Canal 9 anuncian el cierre de la cadena

Los trabajadores de Canal 9 anuncian el cierre de la cadena.

Cosas que pasan en el Mediterráneo

El 3 de julio de 2006 tuvo lugar en Valencia el accidente de metro más grave de Europa, con cuarenta y tres muertos y cuarenta y siete heridos. Recordarán ustedes el capítulo que el programa de Évole, Salvados, le dedicó al tema, gracias al cual 3.320.000 españoles pudieron saber de aquel suceso y todas las irregularidades que lo rodearon. El 8 de julio llegaba a Valencia el papa Benedicto XVI, para regocijo de instituciones y políticos varios. El accidente venía a empañar esta cita ansiada que «colocaba a Valencia en el mapa». Seguro que han oído esa frase cien mil veces en boca de Francisco Camps y Rita Barberá. La Fórmula 1 nos coloca en el mapa; la Copa América, el Papa, la Ciudad de las Artes, Calatrava... nos colocan en el mapa. Todo lo que hemos hecho a golpe de talonario, nos coloca en el mapa, aunque al final lo que de verdad nos ha colocado en el puto mapa ha sido Gürtel, la imputación de tantos diputados, todos los casos de corrupción que han aflorado como setas este año, y todas las majaderías que han protagonizado los representantes políticos de la comunidad. Aeropuerto de Castellón, incluido, sí. Y el programa Salvados, que nos colocó en el mapa de verdad.

Bien, ese día 3 de julio, en Canal 9 se dispararon también algunas alertas. Se vio claro que el accidente era muy muy importante y que podía eclipsar las maravillas de la visita papal. Así que en la dirección de la cadena se tomaron decisiones contundentes: no moverse de la Ciudad de las Artes y las Ciencias —el centro del mapa—, lugar al que iba a acudir el Papa días después y al que nos habíamos desplazado para emitir el informativo en directo. Silenciar en la medida de lo posible tamaño accidente. Minimizar la gravedad de los hechos y hacer autobombo con la visita de Benedicto XVI. Una de las redactoras de informativos, con función ejecutiva, cuenta así lo que pasó.

No interrumpimos la programación. Mientras el resto de cadenas estaban informando en directo en sus informativos, en Canal 9, una vez acabado el informativo se emitió el programa concurso Xamba, que presentaba Ximo Rovira, como si tal cosa. Yo entré en el despacho de uno de los responsables y le dije que era un escándalo y él se encogió de hombros y me dijo que eran órdenes de arriba y que no había nada que hacer, que ya lo habíamos dicho en el informativo.

—Ya, pero es que este tema requiere un tratamiento especial, un especial informativo, mandemos equipos a todos los sitios, al metro, al tanatorio, a Torrent, no sé, me parece que estamos haciendo el ridículo —dije yo.

—... —dijo él.

Uno de los entonces editores de informativos, Frederic Ferri, entonó un extraño mea culpa en un documental, 0 Responsables, que ha realizado este año Barret Films (y que sirvió para alertar a Évole y su equipo). Digo extraño porque, pese a lo potente de su mea culpa, sigue presentando como si tal cosa el informativo matinal de la casa, incumpliendo, día sí y día también, todos los códigos y las éticas que él mismo destaca del día de autos. La explicación de Ferri es tan apoteósica, por lo simple, por lo certera, por lo que contiene, que no hace falta que apostille nada más. Lean, por favor, con atención.

«Si Canal 9 en ese momento no cortó la información y no hizo un despliegue que perfectamente podía hacer porque tiene los medios, los profesionales y estaban en la misma ciudad, si no compite con las otras cadenas que sí estaban en directo en el sitio donde se produjo el accidente, es porque había una decisión desde la línea editorial y desde la dirección de la casa de no interrumpir esa programación. La cobertura del Papa era intocable. El director del informativo habla con el director de la cadena y el director de la cadena le marca la directriz y ya está: los primeros 14-15 minutos tienen que ser de la visita del Papa. La línea de las informaciones que salían en Canal 9 estaba en la línea de lo que decía Presidencia de la Generalitat y lo que decía el portavoz del gobierno valenciano.»

¿Qué contó Canal 9 sobre el accidente? Pues exactamente la versión oficial. Que fue fortuito, que fue una combinación de factores imprevisibles, que solo pasa una vez en la vida. Pero sigamos con el editor:

«El jefe de informativos entonces era Lluís Motes, que actuaba como correa de transmisión, pero cumplía órdenes. Era la cabeza visible, pero tenía muchos puntales, muchas personas por debajo de él que iban ejecutando cada una de las piezas para que todo saliera conforme salió de perfecto y yo era una de esas personas. Pero si llega la orden, por ejemplo, de que no hay que dar la cifra de muertos, eso le llega a él, porque lo han mandado desde dirección y en dirección ha venido la orden de Presidencia, de Nuria Romeral.»

Nuria Romeral había sido la jefa de prensa de Francisco Camps; era en ese momento secretaria autonómica de Comunicación y ahora mismo es la directora de Ràdio 9. Que esa ha sido la tónica habitual en esa cadena. Miren el espeluznante (siempre quise ser Piqueras y usar este adjetivo) listado que les brindo sobre algunos de los que han gestionado esa tele:

Genoveva Reig. Directora de Canal 9. Había sido jefa de prensa de Zaplana en Benidorm y su directora de Comunicación. Al llegar dijo, «yo no soy del PP, yo soy de Zaplana». También reunió a los cámaras y les advirtió que a Eduardo no se le podía grabar por el perfil izquierdo.

Pedro García. Fue director general y hombre fuerte de Camps en RTVV. Venía de ser su jefe de propaganda, así para resumir. Cuando llegó, la deuda de la casa ascendía a 700 millones de euros. Cuando se fue, cinco años después, llegaba a 1.100. Era amigo de todos los jefes de la trama Gürtel y está imputado en el caso de las pantallas de la visita del Papa a Valencia: según la policía se quedó con 500.000 euros de un contrato con una empresa intermediaria.

Jesús Sánchez Carrascosa. Director de la cadena. Había sido el jefe de campaña de Zaplana y fue su comisario y su brazo armado en Canal 9. Creó Tómbola, eso sí. Y puso en marcha Juí d’Alcàsser, programa en el que trabajé, por cierto. Hoy regenta una tienda de productos ecológicos.

José Vicente Villaescusa: fue el director general con Zaplana. Antes había pertenecido a grupos de extrema izquierda, luego pasó al PSOE y luego fue diputado del PP. Nada remarcable en su gestión. Fue un hombre de esos que llaman de paja. Paradero desconocido.

Empiezo con la cadena autonómica valenciana por varias razones. Primero porque la conozco mejor que a ninguna otra y segundo porque ejemplifica todo lo que ha sucedido y sucede en el resto, para mal. Lo que cuento, más o menos, lo podría contar con toda seguridad de: Telemadrid, Castilla-LaMancha, la de Murcia, la TVG... Y también podría hablar de Canal Sur, de ETB y de TV3, aunque las magnitudes no sean en absoluto comparables: mientras de las primeras puedo hacer sin problemas una enmienda a la totalidad, de las segundas puedo citar fisuras, recovecos, fallos... Les aseguro que tiene poco que ver con el gobierno que las cobije. Desde siempre, cuando mis colegas de otras teles públicas me contaban alarmados alguna maniobra oscura, alguna trastada, alguna desmesura de sus respectivas cadenas, yo pensaba, bueno, eso lo inventamos nosotros. Y mejor que vosotros, por cierto: nosotros no edulcoramos el tema polémico, nosotros sencillamente no lo damos. Como no se dio, ni se da apenas el caso Gürtel, por ejemplo. Recuerdo una pieza magistral el día en el que Francisco Camps fue a declarar porque se abría el juicio, en la que no se citó la palabra trajes, por ejemplo. Y en las imágenes se daba la sensación de que el presidente había acudido a un acto institucional o festivo. Por su sonrisa franca, por la actitud de los palmeros que lo esperaban a la puerta. En fin.


¿Y tú qué miras?, de Mariola Cubells by eldiario.es

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha