eldiario.es

9

Agenda Pública Agenda Pública

¿Inmigrantes en la política local? Lo que nos dicen los datos

La inclusión política de los inmigrantes es aún muy desigual respecto a la población autóctona. A pesar de la extensión de sus derechos electorales, están infra-representados entre el número final de concejales electos, y en menor medida en las listas electorales.

En los últimos años, la inmigración se ha convertido en un tema de creciente interés en nuestro país. Pese a ello, poco se ha hablado hasta ahora sobre la integración política de los inmigrantes y, aún en menor medida, de su acceso a cargos públicos. Nuestro estudio publicado recientemente por el CIS intenta ahondar en esta cuestión, midiendo los niveles de representación política de los inmigrantes en las elecciones locales de 2003, 2007 y 2011. La investigación se centra en candidatos y concejales procedentes de cuatro colectivos (rumanos, búlgaros, marroquíes y latinoamericanos), a partir de una encuesta realizada a los partidos políticos en todos los municipios de España de más de 1.000 habitantes en los cuales estos grupos alcanzan un 15% o más de la población.

¿Qué éxito han tenido los inmigrantes en la obtención de cargos electos a nivel local en España? La Tabla 1 indica que, del total de candidatos incluidos en la muestra, apenas un 1% son de origen inmigrante. La brecha de infra-representación es aún más notable para cargos electos, ya que los inmigrantes sólo alcanzan el 0,5% del total de concejales electos en 2003, 2007 y 2011. Dado que estos datos se refieren sólo a municipios en los que los residentes nacidos fuera de España suman más del 15% del conjunto de la población, la evidencia disponible indica una clara pauta de infra-representación de los inmigrantes en el nivel local. Si atendemos al peso demográfico de los inmigrantes, en la mayoría de estos municipios esperaríamos que tres o más concejales fuesen de origen inmigrante. Sin embargo, en la mayoría de estos casos, no hay ningún candidato que reúna esta característica. Por añadidura, sólo un 11% de los candidatos inmigrantes resultaron finalmente electos, lo que indica que no sólo existe un número muy reducido de candidatos, sino que su nominación en puestos de salida, con potencial de convertirse en electos, es mucho menos frecuente que entre candidatos autóctonos.

Tabla 1. Candidatos y concejales de origen inmigrante en las elecciones locales de 2003, 2007 y 2011 en municipios con más de 15% población inmigrante

T1

Pese a estas pautas generales, hay matices importantes entre elecciones, municipios y colectivos. En primer lugar, la tendencia de nominar candidatos inmigrantes se ha incrementado a lo largo del tiempo, siendo particularmente visible en 2011, cuando el número de inmigrantes incluidos en listas casi triplicó con respecto a las elecciones anteriores. Esto podría estar relacionado también con el aumento del electorado extranjero en España, tras las sucesivas ampliaciones del derecho de voto en el nivel local para rumanos y búlgaros en 2007 y para ciertos colectivos de extranjeros extracomunitarios (particularmente latinoamericanos) en 2011. En segundo lugar, la concentración residencial de los inmigrantes parece influir positivamente en su propensión de obtener representación política. En municipios donde la población inmigrante supera el 20%, el número de candidatos inmigrantes es casi cuatro veces mayor que en municipios en los que los niveles de concentración están entre el 15% y 20%.

En tercer lugar, no todos los colectivos inmigrantes consiguen el mismo nivel de representación política. Los latinoamericanos son los más nominados, constituyendo más de la mitad de los candidatos inmigrantes identificados en este estudio. A esto se le suma el hecho de que la mayoría de concejales electos de origen inmigrante también proceden de este grupo. Este éxito relativo del grupo latinoamericano podría estar favorecido por su proximidad cultural y lingüística a la población española, así como por la ventaja adicional de responder a un flujo migratorio más antiguo, particularmente en comparación con los ciudadanos del Este. Los rumanos también parecen recibir más nominaciones, aunque finalmente ningún candidato de origen rumano resultó electo en las tres elecciones analizadas. Aún así, tanto latinoamericanos como rumanos resultan más proclives a obtener representación política que otros grupos como los marroquíes o búlgaros.

Ahora bien, los partidos políticos también juegan un papel relevante en el acceso de los inmigrantes a la escena electoral. Por un lado, la fragmentación partidista destaca por su efecto positivo en la nominación de inmigrantes: en municipios con dos o tres partidos en el consistorio, los porcentajes de inclusión de candidatos inmigrantes son considerablemente inferiores que en municipios que sobrepasan el umbral de los cuatro partidos. Por otro lado, no todos los partidos resultan igual de propensos a nominar inmigrantes en sus listas, aunque el nivel de apertura no parece responder a una división izquierda-derecha. Como muestra el Gráfico 1, entre los partidos de ámbito nacional, el PP es más inclusivo (1,2% de candidatos inmigrantes) que el PSOE (0,8%) o IU/ICV (1%), aunque las diferencias no parecen significativas. Por otro lado, tanto el PSOE como IU muestran un sesgo de incorporación hacia el colectivo latinoamericano, mientras que el PP y UPyD parecen más incluyentes con los rumanos. Los partidos de ámbito no-estatal, con la excepción de los catalanes, presentan porcentajes de inclusión de inmigrantes por encima de la media y por encima de PP, PSOE e IU, destacando el caso de Coalición Canaria con un 6,5% de candidatos de origen inmigrante.

Gráfico 1. Porcentaje de candidatos inmigrantes en las listas de los partidos en las elecciones de 2003, 2007 y 2011 en municipios con más de 15% población inmigrante

G1

Pero, ¿fueron los inmigrantes incluidos en posiciones de las listas electorales que realmente garantizaban su elección? Aquí los datos apuntan hacia diferencias interesantes. Los latinoamericanos, por ejemplo, resultan nominados en posiciones más altas de las listas, con mayores probabilidades de resultar electos. Más de la mitad de los candidatos latinoamericanos fueron nominados en el primer o segundo cuartil de las listas, mientras que la mayoría de candidatos rumanos lo fueron en el tercer o cuarto cuartil. Segundo, el posicionamiento de candidatos inmigrantes es, en general, más alto en las listas del PP que en las socialistas. Esta tendencia es más visible para el colectivo latinoamericano, pero no se cumple para rumanos que ocupan posiciones ligeramente más altas en las listas del PSOE que en las del PP. Las listas de UPyD sólo incorporan candidatos rumanos, y siempre en el último cuartil; mientras que en las listas de IU, los latinoamericanos aparecen nominados en posiciones más altas que los rumanos.

Finalmente, en el Gráfico 2 hemos calculado el nivel de seguridad en las nominaciones de candidatos inmigrantes teniendo en cuenta los resultados electorales de cada partido en las elecciones analizadas y las anteriores. Hemos definido como nominación segura aquella en la que la posición del candidato inmigrante en la lista es menor o igual a la media entre el número de escaños que el partido en cuestión obtuvo en las elecciones previas y en las actuales. El nivel de seguridad de las nominaciones está medido en una escala de -1 a 1, en la que el valor -1 corresponde a los casos en los que, por la posición ocupada, los candidatos inmigrantes tendrían pocas o nulas posibilidades de salir electos; mientras que el valor 1 reflejaría las nominaciones en posiciones muy seguras.

Gráfico 2. Nivel de seguridad en las nominaciones de candidatos inmigrantes en las elecciones locales de 2003, 2007 y 2011 en municipios de más de 15% población inmigrante

G2

*El grafico distingue los candidatos inmigrantes que salieron electos (cuadraros en rojo) de los que no lo fueron (rombos en azul).

Los datos muestran que, del total de 79 candidatos inmigrantes identificados, solo 8 fueron nominados en posiciones seguras con potencial de convertirse en electos, de los cuales la mayoría lo fue en las listas de Coalición Canaria en la isla de El Hierro. El resto de candidatos inmigrantes fueron incluidos en posiciones menos seguras, lo que contribuye a explicar el número extremadamente reducido de concejales de origen inmigrante que finalmente resultaron electos.

La conclusión principal que se extrae de los resultados de este estudio, a pesar de los matices encontrados entre grupos y partidos, es la pauta de infra-representación de los inmigrantes en el ámbito local. Esto se observa no sólo en la inclusión de candidatos de origen inmigrante sino muy especialmente en el número final de concejales electos. La extensión de derechos electorales a los inmigrantes parece haber tenido algún leve efecto en sus niveles de inclusión política, aunque las desigualdades de representación con respecto a la población autóctona permanecen incluso después de la ampliación del derecho de sufragio activo.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha