eldiario.es

9

Un fisioterapeuta en busca de su propia identidad

Inmerso en un hoyo tras diez meses sin cobrar, César Raúl Rodríguez montó su empresa aludiendo al 'otro yo' que se produce en una persona tras un tratamiento.

De vivir en sus carnes "todas las fórmulas posibles para ganar dinero aprovechándose de mi trabajo" a montar su propio negocio de rehabilitación personalizada.

César Raúl

Con el eslogan de 'tu fisioterapeuta de confianza en Cantoria', César Raúl Rodríguez tiene puesto en marcha hace algunos meses en esta localidad del norte de la provincia de Almería un centro especializado en fisioterapia. César ha seguido fielmente el catecismo obligado para un emprendedor hasta llegar, tras años de ardua lucha, a rentabilizar su profesión y dejar de trabajar por cuenta ajena.

"Tenía un puesto de dirección en un trabajo pero fue llegando la crisis hasta que nos envolvió de lleno", recuerda César Raúl. Diez meses sin cobrar y una deuda cada vez más grande, que hubiera hecho a cualquiera que cayera en el más profundo hoyo, le dio el impulso definitivo para iniciar su actividad empresarial. "Era el momento de emprender mi propia actividad, buscar el empleo que me aportara todas aquellas cosas de las que había carecido en cuantos empleos anteriores había trabajado", afirma.

Tras acabar los estudios de Fisioterapia en 2001, recuerda que empezó a trabajar por cuenta ajena como fisioterapeuta y empezó "a vivir en mis carnes todas las fórmulas posibles para ganar dinero aprovechándose de mi trabajo". Primero fue un año de contrato y seis meses al paro. Posteriormente se hizo autónomo para trabajarle a la misma empresa pero sin los mismos derechos que otros compañeros. "Y así poco a poco, luchando para ganarme lo más básico como era el tener 30 días de vacaciones al año". Tras siete años "aguantando" este tipo de situaciones, acabó cambiando de empresa, "buscando unas condiciones laborales que me dejaran vivir tranquilo y desarrollarme profesionalmente".

Sin perder su filosofía

Fue entonces cuando llegó la crisis y nació su empresa, 'Alter Ego'. Aludía al 'otro yo', a la persona nueva que surge después de un tratamiento de fisioterapia. Es su rutina de trabajo, "tratar a cada persona de forma individual atendiendo a sus necesidades y evitando las típicas aglomeraciones de aquellos centros donde se tiene que atender a varias personas a la vez, dándoles la mayor confianza posible".

En tan solo unos meses de funcionamiento, los habitantes de Cantoria y sus alrededores están sabiendo entender la filosofía del centro y sus resultados, de manera que la clientela está ocupando gran parte de la agenda de cada día. Su meta es crecer sin dejar de tratar a cada paciente que acude al centro como a una persona única, con tratamientos exclusivos y atención individualizada. Aprovechan las redes sociales y el marketing para llegar a todos pero dándole un mayor valor a la opinión de sus pacientes y a los resultados que van consiguiendo.

Un emprendedor que ha contado con el apoyo de la red CADE para hacer realidad su sueño y lograr una nueva forma de vida. Su intención es no perder la personalidad y no caer en lo que le hizo cambiar el chip. "Buen trato y cercano, atención personalizada y de confianza, son características que últimamente se están perdiendo en la mayoría de los negocios por adoptar estrategias comerciales más frías y distantes y que nosotros queremos recuperar en 'Alter Ego'".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha