eldiario.es

9
Menú

Jaulas oxidadas y llenas de moho para los perros policía de Sevilla

El partido animalista PACMA desvela las condiciones pésimas en las que viven los 30 canes de la Unidad de Guías Caninos de la Policía Nacional en Sevilla, que achaca a la falta de presupuesto.

La Policía asegura que investigará la situación del centro.

- PUBLICIDAD -
Cheniles de la Policía Nacional en Sevilla.

Cheniles de la Policía Nacional en Sevilla.

El partido animalista PACMA ha desvelado, con un informe fotográfico, las condiciones pésimas de las instalaciones en las que viven los alrededor de 30 perros de la Unidad de Guías Caninos de la Policía Nacional de Sevilla. Los cheniles en los que duermen estos animales están llenos de humedades y moho; las puertas de hierro están oxidadas y llenas de bordes cortantes; y junto a la pista de adiestramiento hay una montaña de estiercol de varios metros de altura procedente, según informa el PACMA, de la Unidad de Caballería.

Según ha explicado Silvia Barquero, portavoz de la formación, el Jefe de la Unidad Canina de la Policía de Sevilla ha elevado durante años varias reclamaciones para que se solventen estas deficiencias que afectan al bienestar de los animales, pero estas quejas han sido rechazadas por falta de presupuesto.

Fuentes de la Policía Nacional de Sevilla han informado de que, tras tener conocimiento de la denuncia del PACMA, se ha iniciado una investigación para saber si las fotografías pertenecen al centro y si las condiciones que evidencian son reales.

Rejas en las instalaciones para los perros de la Policía Nacional en Sevilla.

Rejas en las instalaciones para los perros de la Policía Nacional en Sevilla.

 

"Los perros duermen sobre el cemento mojado y lleno de moho, y las puertas de hierro, como los azulejos rotos por todos lados, tienen aristas cortantes que son auténticas cuchillas y que causan heridas frecuentes a los perros. Los animales contraen enfermedades reumáticas y bacteriológicas por el contacto constante durante el invierno con el suelo mojado", subraya Barquero, que añade que la clínica del centro tampoco tiene las condiciones higiénico-sanitarias adecuadas.

Según la denuncia de los animalistas, la zona en la que se entrena a los perros está llena de desechos y malas hierbas y se sitúa junto a una montaña de excrementos de todos los caballos de la Unidad de la Caballería, lo que supone un foco de infección y de insectos que pueden transmitir enfermedades a los canes.

El PACMA ha exigido a la Policía Nacional que invierta en la mejora de estas instalaciones y se haga responsable del bienestar de los animales, y amenaza con llevar el caso en los tribunales si no se atiende su denuncia, pues entiende que el Cuerpo podría estar incurriendo en un delito de maltrato animal.

El partido animalista está estrechando su vigilancia en perreras de todo el país y en otros centros de internamiento. El año pasado, contribuyó a difundir una denuncia del sindicato UFP (Unión Federal de Policía) sobre el frío extremo que sufrían los canes en las instalaciones de la Policía Municipal de Madrid por las malas condiciones del centro y porque los cheniles eran regados para su limpieza con los propios perros dentro, dejándolos empapados. El problema se solucionó tras la denuncia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha