eldiario.es

9

Stop Desahucios autogestiona un banco de alimentos en Córdoba

Stop Desahucios Córdoba autogestiona el reparto de comida y también de ropa entre familias afectadas por procesos de lanzamiento de sus viviendas.

Asociaciones de vecinos, comercios de barrio y voluntarios colaboran en la donación de alimentos y prendas de vestir en una iniciativa que también será puesta en marcha por Stop Desahucios en otros municipios.

Afectados por desahucios acuden cada semana a este banco de alimentos que cuenta con especial atención para comida de bebés y pañales.

 Los voluntarios, ordenando la ropa y los alimentos.

El trabajo que a diario viene realizando la plataforma Stop Desahucios en Córdoba con las personas afectadas por procesos de lanzamiento de sus casas les ha llevado a intentar cubrir no sólo la falta de vivienda sino también las primeras necesidades que surgen en esas circunstancias. Una de las primordiales es la falta de comida y ropa para personas cuya situación es de máxima urgencia. Por eso, desde la plataforma han puesto en marcha su propio banco de alimentos, a través del cual llevan un mes repartiendo comida no perecedera a varias familias cada semana.

La propia plataforma y los afectados autogestionan este nuevo proyecto, que se ideó en las asambleas de Stop Desahucios, donde se vio la necesidad de atender la falta de dinero para comprar comida de muchos de los afectados. "Aparte de perder la vivienda, estas personas se ven sin medios para obtener los alimentos más básicos", explica uno de los responsables de la iniciativa, Antonio Fullana.

De ahí la idea de poner en marcha este banco de alimentos que tiene su sede en el Centro Social El Semillero en la capital cordobesa, donde cada miércoles afrontan esta nueva tarea. Su labor comienza con la recogida de comida que realizan a través de los puntos de información que ubican varios días a la semana en distintos barrios de la ciudad como Santuario, Guadalquivir, Fátima, Parque Cruz Conde o Valdeolleros. Allí, con la colaboración de asociaciones de vecinos y de comercios de la zona, recogen los alimentos donados por supermercados, tiendas de barrio y personas a título individual.

La comida, preparada en cajas para repartir.

Campañas de sensibilización y donación de alimentos

Además, a partir de ahora, van a realizar "campañas desensibilización en cada uno de los barrios para que se sumen más comercios" a la donación de alimentos, señala Fullana, quien explica que a estos establecimientos se les identificará con una pegatina en su escaparate como entidad colaboradora para que cualquier vecino pueda dejar allí comida.

En las octavillas que reparten, Stop Desahucios habla de la necesidad de "alimentos y artículos básicos domésticos para cubrir las necesidades de las familias que están en lucha por una vivienda digna". Por eso, hacen un llamamiento para que vecinos y comercios entreguen su ayuda en las mesas de información de la Plataforma en los distintos barrios o bien en los establecimientos señalados con el distintivo como colaborador.Ya hay asociaciones de vecinos, como la del barrio de Fátima, que realiza una colecta permanente de comida para familias necesitadas, de la cual dona el 50% al Banco de Alimentos de Stop Desahucios.

De momento, en este mes escaso que el proyecto lleva en marcha, son seis familias las que cada semana pasan a recoger comida. Por eso, la plataforma pide más ayuda de vecinos y comercios, para poder atender a un número mayor de afectados por procesos de desahucios que se ven en situaciones en las que "escasean alimentos básicos" y, especialmente, productos para bebés como leche de continuidad, potitos o pañales, con los que atender a los más pequeños de cada familia.

Ese es el caso de José, fontanero de 42 años en paro actualmente, que esta semana se acerca al Banco de Alimentos a recoger una caja con comida ya empaquetada para él y su familia. Su mujer también está desempleada y tienen dos hijos, de 15 años el mayor y sólo 9 meses el menor, para quien necesitan de esos productos para bebés. Hace cuatro meses, cuenta, que ha dejado de pagar la hipoteca porque no puede afrontar el pago. Es el primer día que acude al Banco de Alimentos y explica que, de momento, es la manera que tiene de poder llevar comida a casa al menos para unos cuántos días.

Un afectado recogiendo una caja de alimentos para su familia.

Reparto de ropa a los afectados

Pero no sólo escasea la comida. Otra de las primeras necesidades que también ha empezado a atender la Plataforma Stop Desahucios en Córdoba es la de repartir ropa a las familias afectadas. La donación de prendas por parte de vecinos, comercios y voluntarios también es gestionada en este particular banco, donde de igual manera se reparte ropa entre las personas afectadas por un desahucio.

Varios voluntarios revisan la ropa que les ha llegado, separan la de hombre, mujer y niños y la ordenan por talla para guardarla en bolsas a la espera de que sean asignadas a afectados de la Plataforma que visiten el centro social El Semillero.

La iniciativa ha tenido eco en otros lugares y esta misma semana, miembros de la Plataforma Stop Desahucios de Puente Genil (Córdoba) han visitado el Banco de Alimentos en la capital para obtener información y consejos con el fin de poner en marcha un centro similar en su municipio.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha