eldiario.es

9

Gestos para Málaga, los ayuntamientos y la paridad en el nuevo Ejecutivo de Susana Díaz

Málaga gana peso con dos consejeros, y en el papel de capital económica de Andalucía que siempre ha defendido, coloca a José Sánchez Maldonado al frente del departamento que gestiona el modelo productivo de la región.

En el reparto de carteras, se reconoce el trabajo de los alcaldes, y es un primer gesto en defensa de ese municipalismo la entrada de dos regidoras de ciudades medias.


Nuevo Gobierno de la Junta de Andalucía / Imagen: Oficina del Portavoz del Gobierno

Nuevo Gobierno de la Junta de Andalucía / Imagen: Oficina del Portavoz del Gobierno

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha presentado a su equipo, en el que ha cambiado a la mitad de los consejeros del PSOE-A, ha modificado ligeramente las competencias de las distintas consejerías, ha guardado escrupulosamente la paridad entre hombres y mujeres, ha reconocido el trabajo municipal al incluir a dos alcaldesas y ha respetado sólo parcialmente el equilibrio territorial del que hacía gala Manuel Chaves. Por tanto, no ha seguido al dedillo la escuela de este, como se había anunciado, ni tampoco el relevo generacional ha sido tan acusado, porque ella, que cumplirá 39 años el mes que viene, se mantiene como la más joven de todo el gabinete.

En el nuevo organigrama, el presidente del PSOE de Cádiz, Manuel Jiménez Barrios, se convierte en el consejero de Presidencia, responsabilidad que hasta la marcha de José Antonio Griñán ostentaba la propia Susana Díaz, aunque también con Igualdad. Esta última competencia, la ha unido a Salud y Políticas Sociales, cartera que ha recaído en María Jesús Sánchez Rubio, delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Granada.

El recién nombrado consejero de Presidencia, Jiménez Barrios ha reconocido que "hablar de objetivos" este mismo lunes es difícil pero que él, al igual que todos los nuevos miembros del Ejecutivo andaluz, "ya estamos pensando en qué podemos aportar para salir de la situación de crisis" e inaugurar el "tiempo nuevo" al que se ha venido refiriendo Díaz.

Mientras, el responsable del modelo productivo, Economía, Innovación, Ciencia y Empleo- lo llevará José Sánchez Maldonado, catedrático de Hacienda en la UMA y ex presidente de la Autoridad Portuaria de Málaga, cargo que dejó el pasado mes de mayo por "motivos de salud". Tendrá que lidiar ahora con las cifras del paro de Andalucía en la que es, junto a la lucha contra la corrupción y la transparencia, una de las grandes apuestas de la nueva presidenta. Sánchez Maldonado ha insistido en que pondrá "todo su empeño y todos los medios" de los que disponga para "conseguir crecimiento económica y conseguir, a raíz de ahí, que crezca el empleo, ya que hay muchas personas que lo están pasando muy mal".

Las otras dos caras nuevas son de alcaldesas de ciudades medias (poco más de 20.000 habitantes): la de Baena (Córdoba), María Jesús Serrano, que llevará la Consejería de Medioambiente y Ordenación del Territorio, y la de Alcalá la Real (Jaén), Elena Víboras, en Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural. Con estos nombramientos hace un guiño al compromiso que en su discurso de investidura anunció con las administraciones locales, y también en la defensa que hará contra la reforma de sus competencias aprobada por el Gobierno de la Nación y contra la que la Junta de Andalucía ultima un recurso ante el Tribunal Constitucional. Así lo ha visto Serrano, quien ha asegurado que el hecho de que haya designado como consejeros a personas que vienen de ayuntamientos andaluces demuestra "las ganas de Díaz de trabajar cerca de las personas, que ayuda a conocer la realidad de los pueblos".

Hacienda y Administración Pública queda en las manos de María Jesús Montero, titular de Salud y Bienestar Social desde 2004. Montero, en primeras declaraciones se ha mostrado sdispuesta a "cumplir el mandato" de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, de "poner el presupuesto andaluz al servicio de las personas" y de "blindar las políticas públicas y sociales".

El organigrama se compelta con Educación, Cultura y Deporte para Luciano Alonso (tenía ya estas dos últimas responsabilidades); y Emilio de Llera, que se mantiene en Justicia e Interior. Esto último es, junto con las tres consejerías de IU (el vicepresidente Diego Valderas en Administración Local y Relaciones Institucionales, Elena Cortés en Fomento y Vivienda y Rafael Rodríguez en Turismo y Comercio), lo único que no se ha tocado del anterior gabinete.

Los que se van

De este modo, de los ocho consejeros del PSOE-A, cambian cuatro. Es más, sobreviven como consejeros de más larga trayectoria María Jesús Montero (con responsabilidades de Salud desde 2004) y Luciano Alonso (desde 2007 en el área de Turismo, y a partir de 2012 en Cultura y Deporte), dado que ambos han estado anteriormente en los gobierno, primero, de Manuel Chaves, y luego, José Antonio Griñán, con quien entraron Emilio de Llera y la propia Susana Díaz.

La salida de Carmen Martínez Aguayo, al frente de Hacienda y Administración Pública y que pasará la mesa del Parlamento, y Antonio Ávila, responsable de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, supone el desmantelamiento del equipo económico del presidente saliente, una ruptura definitiva con la herencia más directa de Griñán. En el primer caso, ante la previsión de una posible imputación por el caso de los ERE fraudulentos, cuya erosión fue una de las causas de la salida del presidente de la Junta,  ya que Martínez Aguayo ha defendido que no trasladó en ningún momento al presidente los informes de Intervención que alertaban de posibles irregularidades en el procedimiento de concesión de los ERE en su etapa de viceconsejera de Economía. En el segundo, a pesar de que Ávila no ha tenido relación directa con el Caso ERE durante el periodo investigado, sin duda ha pesado en la decisión de Susana Díaz el desgaste que puede haber provocado la gestión en esta última estapa del principal frente judicial del Gobierno.

Junto a ellos, se queda sin cartera Mar Moreno, titular de Educación, a la que la Ejecutiva Provincial de Jaén (por la que es diputado) había retirado su confianza. Desde 2008 venía ocupando distintas consejerías, y ahora pasará a ocupar un cargo de senadora por Andalucía. Tampoco repite Luis Planas, aunque éste por decisión propia. De hecho, ya había abandonado el cargo de consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente coincidiendo con la salida del presidente y tras enfrentarse a Susana Díaz en las primarias del PSOE-A.

Cuestión de cuotas

Destacar también del nuevo organigrama el peso ganado por Málaga, con dos consejeros: el incombustible Luciano Alonso y el estreno de José Sánchez Maldonado. No parece casual que Málaga, que siempre ha defendido su papel como capital económica de Andalucía, vaya a tener a un consejero encargado precisamente de esas responsabilidades. Mientras, la hasta hace poco rebelde agrupación de Jaén, que esperaba un gesto de la nueva presidenta tras el apoyo brindado en las primarias, consigue que entre su apuesta, Elena Víboras, al tiempo que sale Mar Moreno, figura menos apreciada en la agrupación jiennense. Cádiz también ve compensada la relativa balsa de aceite hacia la que ha virado su agrupación tras años de luchas intestinas, con la entrada de Manuel Jiménez Barrios en la Junta de Andalucía. Los socialistas de Almería y Huelva siguen sin consejero. No obstante, la provincia onubense mantiene representación en el Gabinente con la figura de Diego Valderas (IU) como vicepresidente.

El nuevo Gobierno de la Junta de Andalucía toma posesión este martes, tras lo cual se producirá la habitual reunión con ella como presidenta, por primera vez en tres décadas de autonomía en Andalucía, y donde Miguel Ángel Vázquez repetirá como portavoz. El vicesecretario general del PSOE-A, Mario Jiménez, ha definido este equipo como "paritario, intergeneracional, de gran preparación y amplia experiencia política", después de que Susana Díaz diera a conocer la composición en la ejecutiva regional del partido, cosa a la que no está obligada por estatutos, pero que ha querido hacer. Jiménez también ha añadido que este equipo es el contrapunto del "almacén de testosterona y de paseo militar" que representa el Gobierno de Mariano Rajoy. 

Esta es la composición:

Presidenta. Susana Díaz.

Vicepresidente y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales. Diego Valderas (IULV-CA).

Consejero de la Presidencia. Manuel Jiménez Barrios.

Consejera de Hacienda y Administración Pública. María Jesús Montero.

Consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo. José Sánchez Maldonado.

Consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales. María Jesús Sánchez Rubio.

Consejero de Educación, Cultura y Deporte. Luciano Alonso.

Consejero de Justicia e Interior. Emilio de Llera.

Consejera de Fomento y Vivienda. Elena Cortés (IULV-CA).

Consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural: Elena Víboras.

Consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. María Jesús Serrano.

Consejero de Turismo y Comercio. Rafael Rodríguez (IULV-CA).

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha