eldiario.es

9

Pasaporte Andalucía Pasaporte Andalucía

Fotogalería | La carrera de los tractores locos

Velocidad y vehículos agrícolas, 'agrotuning' y barro... Un pueblo gaditano, Guadalcacín, une términos dispares en una carrera que recuerda a aquella serie animada: Los autos locos.

Cada verano, desde hace 25 años, la feria local sirve de marco para el Campeonato de Andalucía de Tractores.

Es un evento único en España y con pocas emulaciones a nivel internacional que reúne en cada edición a unos 10.000 espectadores en directo y tiene en estas roncas y vivaces máquinas a los garantes de un espectáculo insólito.

Carreras de tractores de Guadalcacín (Cádiz).

Los tractores son lentos. Máquinas pesadas aptas para usar la fuerza bruta e incapacitadas para competir en velocidad. Pero, ¿se cumplen siempre estas premisas? En Guadalcacín, una pedanía de Jerez de la Frontera (Cádiz), se celebran carreras de tractores desde hace 24 años. Aquí están, en plena campiña, los vehículos agrícolas más rápidos del mercado: alcanzan hasta 120 km/h en circuito y son víctimas propiciatorias de lo que vendría en llamarse 'agrotuning'. Por fuera visten vivos colores, es el disfraz del Fórmula1 rural. Por dentro, robustos motores que provienen de camionetas desguazadas de la cercana Base Naval de Rota avivan cientos de kilos de pesada maquinaria. Cada mes de septiembre se celebra en el circuito de Guadalcacín el Campeonato de Andalucía de Tractores, una prueba única en España y con pocas emulaciones a nivel internacional que reúne a unos 10.000 espectadores en directo. Con ingredientes así el espectáculo, singular, está garantizado.

Carreras de tractores de Guadalcacín (Cádiz).

Guadalcacín nació como un asentamiento de colonos en la campiña de Jerez. En la actualidad cuenta con poco más de 5.200 habitantes. Uno de ellos, Antonio Ruiz, posee una chatarrería o almacén de hierros que se surtía tradicionalmente de "los desguaces de los americanos de la base" roteña.

Carreras de tractores de Guadalcacín (Cádiz).

En uno de los "lotes" de desguace, hace más de dos décadas, Antonio adquirió un tractor. Lo llevó al pueblo y cuando lo probó notó algo raro: "Que no tiraba, no tenía fuerza, por lo tanto no servía para trabajar en el campo". Aunque tenía una virtud, "velocidad". No sabía "qué hacer" con la máquina y decidió "lo normal", dice entre risas, organizar una competición. Este año se cumple la XXIV Carrera de Tractores.

Carreras de tractores de Guadalcacín (Cádiz).

El precursor, el campeón y los aspirantes. Antonio Ruiz, el promotor de tan singular campeonato de velocidad, sigue corriendo en cada edición. Ya sortea los 60 años, es "el abuelo". Pero disfruta, alecciona a los nuevos corredores y se "pica" con los que ya son veteranos a fuerza de repetir trazados al circuito. Como Manuel Mendoza, que ha ganado en seis de las últimas ocho competiciones. O el más joven, Adrián Rebolledo, que tiene 21 años y corrió "por primera vez con 16". Y otras "jóvenes promesas" del pueblo, porque casi la totalidad de los pilotos y vehículos son de Guadalcacín, como José Villena (25 años) o Antonio Gómez (24).

Carreras de tractores de Guadalcacín (Cádiz).

En la circulación por vías de uso público la maquinaria agrícola debe circular, normalmente, a una velocidad no superior a los 40 km/h. La preparación de los veloces tractores de Guadalcacín los hace superar esa velocidad con creces. Pueden llegar a triplicarla, incluso, en el circuito y en carretera, "si pudieran circular y tuvieran una buena amortiguación", llegarían "a 180 km/h", dicen los pilotos. La lentitud no está pensada para estas máquinas, que derrapan con intensidad en un terreno que se empapa antes del campeonato para hacer más viable el binomio necesario entre rapidez y agarre. El espectáculo está garantizado en una prueba que supervisa la Federación Andaluza de Automovilismo y cuenta con la ayuda del Circuito de Jerez y todas las medidas de seguridad necesarias en un evento de tales características.

Carreras de tractores de Guadalcacín (Cádiz).

"La mayoría son motores americanos GM V8 con turbo y unos 250 cv". ¿No es mucha potencia para un tractor? "Sí –confirma Antonio Ruiz–, por eso tienen esa velocidad, porque además se eliminan las marchas cortas y solo se dejan las largas". Es decir, prescinden de las que dan fuerza a la máquina. Lo que buscan es "que el tractor vaya botando sobre el barro, que corra" y se construyen, o se montan, sobre máquinas antiguas. El coste para tener disponible uno de estos "bichos" ronda los 6.000 euros, desguazados en unos 1.500 para hacerse con un viejo tractor y el resto para añadirle componentes y aliñar el 'agrotuning'. Con un fin doble, velocidad y vistosidad. Es decir, espectáculo.

Carreras de tractores de Guadalcacín (Cádiz).

La XXIV Carrera de Tractores es también el XX Campeonato de Andalucía. Se disputa, es lo habitual, el sábado de la feria guadalcacileña y cuenta con la participación del Ayuntamiento local. Para la alcaldesa, Nieves Mendoza, es un espectáculo "único" que se mantiene gracias a los pilotos, esos 'locos' del tractor "que son los que realmente hacen posible año a año esta prueba". Una competición que reparte 3.500 euros en premios y trofeo para los diez primeros clasificados y sobre la que el presidente de la Federación Andaluza de Automovilismo, Francisco Romero, reitera el compromiso de apoyo para su celebración en sucesivas ediciones y con el fomento de la seguridad en el trazado. Un evento, subrayan, "gratuito y único".

Carreras de tractores de Guadalcacín (Cádiz).

El pasado año el campeonato se presentó "muy competitivo" por "el alto nivel al que están los tractores". Por eso, Antonio Ruiz, precursor de la carrera de tractores y piloto, auguraba "un día muy divertido". Ya ha ganado en cinco ocasiones y el último año tenía un tractor que "prácticamente debuta". En estas singulares máquinas agrícolas la estructura es la original y el resto... "Lo demás está cambiado casi todo", afirma. "Lo que pasa es que al ser de cambio automático no puedo reducir en las curvas y eso me hace perder algo de tiempo, daré más espectáculo que otra cosa, porque le saco el máximo al tractor y al final suelo partir muchas cosas, por eso me he retirado los últimos años, le pido más de la cuenta".

Carreras de tractores de Guadalcacín (Cádiz).

Manuel Mendoza es el que más veces ha ganado en la última década. Tiene seis campeonatos en su haber, todos con el mismo tractor, al que casi venera. Incluso, en el taller mecánico que regenta luce un grafiti del vehículo. ¿Cómo nace una afición tan peculiar? "Desde niños estamos subidos a los tractores y cuando ya somos jóvenes, si coincidíamos con otro, nos pasábamos y al final nos íbamos picando", cuenta. Ahora todo es "más oficial", con la supervisión de la federación andaluza y "una normativa como la de una prueba de rally". Aunque han caído los patrocinadores y eso dificulta la financiación. "Antes teníamos muchos, sobre todo de empresas de la zona", dice, y también los corredores, que podían llegar de municipios cercanos a Guadalcacín como Torremelgarejo, Nueva Jarilla, Estella del Marqués, Paterna o Bornos. "Es un campeonato muy pintoresco", apunta Mendoza, de velocidad y resistencia en el que al final el tractor "te da una paliza que no veas".

Carreras de tractores de Guadalcacín (Cádiz).

José Villena es otro de los jóvenes valores guadalcacileños. Encima de un tractor es "ambicioso". "Es el tercer año que corro, el primer año quedé sexto y el segundo cuarto", precisa. En 2014 "estrenó" la máquina que usaba su hermano, en la que está "loco por correr desde que era chico". "A ver qué pasa, aspiro a quedar en el podio", decía. Aunque Villena vaticinaba "una buena carrera" de su parte "si no se estropea algo o hay algún topo que se ponga delante y cierre el camino", reconoce que es "peligroso, complicado y muy duro quedar delante". Las carreras de tractores son "una pasada, y no sé cómo no se conoce mucho más fuera, es digno de ver", confiesa. El día del campeonato "es increíble y la pena es que solo haya una carrera al año". Villena se siente esa jornada "como un mini Fernando Alonso".

Carreras de tractores de Guadalcacín (Cádiz).

"La primera vez que competí tenía 16 años, el que más joven ha corrido y quedé sexto", relata Adrián Rebolledo. Cuando nació, ya se habían corrido un par de campeonatos en Guadalcacín. Su máquina, rotulada como El toro loco, "tiene motor de una pick up americana, un V8 de gasoil que consume mucho, unos 25 ó 30 litros". Con los tractores ha estado "siempre, tenía 12 años y ya estaba deseando tener la edad mínima para correr". Una afición "cara", manifiesta. "Antes comprábamos muchas cosas a la Base de Rota, cuando necesitábamos algo lo conseguíamos allí". Rebolledo, aspirante "al podio", dice que la prueba que se corre en su pueblo "se puede considerar el Campeonato de España". Lo es de Andalucía, de manera oficial.

Carreras de tractores de Guadalcacín (Cádiz).

Antonio Gómez compite en 2014 por primera vez. "Soy novato, pero llevo viendo esto muchos años y Antonio tiene la culpa, que nos incita a que corramos y por eso quiero quedar delante de él", dice bromeando. El tractor que usó para estrenarse como piloto "es de un amigo, con el que corrió el año pasado". Lo arreglaron "entero" y llevó así entre manos la máquina "más grande de todas, la de mayor tamaño", con un motor "de 310 cv". Para Manuel Moreno fue su cuarta competición. "He hecho tres séptimos puestos y un quinto, mejoré un poco en el último y este espero hacer podio, entrar entre los tres primeros". Pero es difícil, mantiene: "Todos no pueden estar ahí, ya irán cayendo". La afición le llegó a través de su padre, que corrió "de los primeritos, la segunda carrera". Él ha preparado su vehículo: "soy el chapista, el electricista, el mecánico, el diseñador… todo".

Carreras de tractores de Guadalcacín (Cádiz).

José María Romero lleva "desde 2007 corriendo". Tiene 35 años y señala, como casi todos los demás, al precursor de las carreras de tractores como la persona que le suscitó "el gusanillo de ser piloto". "Me gusta mucho", continúa, "y Antonio me dio la oportunidad de comprar uno que tenía antes". A partir de ese momento, se convirtió en un asiduo a las competiciones. Miguel González es "de los veteranos, llevo 16 ó 17 años corriendo". La posición "normal" en la que suele acabar la carrera "es quinto o sexto". El "máximo", precisa, ha sido un tercer puesto. El año pasado aún andaba enfrascado "en modificaciones" a pocos días del campeonato, con el motor a medio montar tras la rotura "de la caja de cambios". "Está crudo, pero llegaremos... este salir, sale", decía.

Carreras de tractores de Guadalcacín (Cádiz).

¿Quién fue el campeón de la XXIII Carrera de Tractores? José Villena. Saltó la sorpresa y el joven piloto superó al 'viejo' precursor del campeonato y al campeón de seis de las últimas ocho ediciones, Manuel Mendoza, que ocupó el segundo escalón en el podio. El tercer puesto fue para otra de las jóvenes promesas, el más joven del circuito, Adrián Rebolledo. Miles de personas vibraron con el espectáculo que suscita una prueba deportiva inigualable, trufada de incidentes técnicos: rotura de manguitos, de cajas de dirección, algún pinchazo… Averías, derrapes, aceleraciones imposibles a lomos de máquinas agrícolas que se repiten este mes de septiembre. Esto es velocidad rural, carreras de tractores que llevan roncos y robustos motores americanos y rememoran, mutados por el 'agrotuning', aquellos envites de la mítica serie animada Los autos locos. Y el resultado, por orden de clasificación en 2014: 1-José Villena, 2-Manuel Mendoza, 3-Adrián Rebolledo, 4-Miguel Ángel Márquez, 5-Sergio Márquez, 6-Manuel Moreno, 7-Miguel González, 8-José Antonio Moreno, 9-Rafael Rodríguez, 10-Antonio Jesús Gómez, 11-Antonio Ruiz y 12-José María Romero.

Carreras de tractores de Guadalcacín (Cádiz).

Guadalcacín, el pueblo que une dos términos en teoría lejanos: velocidad y tractor. Destreza al volante en vehículos habitualmente destinados a labores del campo. Tractores viejos, además, en desuso, que no tendría "sentido comprar uno nuevo para hacer algo así". Por eso se ven marcas como Barreiros… En el pueblo, señalan los pilotos, "hay muchos chavales jóvenes corriendo y los que aún no tienen la edad mínima, que son 16 años, deseando llegar para poder participar". Quien disfruta de una manera "especial" es, en todo caso, el público más pequeño: "Los niños se vuelven locos con el colorido, con el ruido… es una atracción de la feria más". "Es la atracción más grande de la feria", subrayan los corredores.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha