eldiario.es

9

Zaidín Rock: música contra pedradas

El Zaidín Rock, que tuvo lugar en Granada los días 6, 7 y 8 de septiembre, fue el escenario en el que la banda La Kinky Beat dio su último concierto antes de separarse, y el mismo lugar en que el sexagenario roquero Rosendo demostró que los años no pasan por su música y que él está dispuesto a comenzar una gira con su nuevo trabajo, Vergüenza torera, que se publicará el 1 de octubre.

El jueves por la noche, el último concierto, el de la banda Bongo Botrako, se suspendió por el lanzamiento de piedras al escenario. Incidentes graves  aparte, la 33 edición del mítico festival se cerró entre leyendas.

El Canijo de Jerez. JM Grimaldi

El Canijo de Jerez. JM Grimaldi

Las bandas Blues City Corps, Xanataun, Airbag, La Kinky Beat y Bongo Botrako fueron las que inauguraron la 33 edición el jueves. Desde la Chana, otro barrio de Granada, llegó el grupo Xanataun con su mezcla de sonidos electrónicos, flamenco y blues, algo arriesgado pero que sonaba de escándalo. Airbag presentó Manual de Montaña Rusa Blues City Cops pusieron el toque de "soul" a una noche que terminó entre pedradas, pero sin incidentes graves.

"Muchas gracias por estar aquí.  Acabamos en Granada este proyecto que ha durado 10 años". La mayoría de los que estábamos en el festival y conocemos la trayectoria de La Kinky Beat no nos podíamos creer lo que nos estaba diciendo su cantante: se separan y ese era su último concierto. La banda barcelonesa, que suele pasar del inglés al español y al catalán sin que uno se dé cuenta, se atrevió hasta con el euskera cantando un tema del músico y productor Fermin Muguruza, considerado una de las personas más influyentes dentro del panorama musical vasco. El grupo sacó su primer disco en 2004, Made in Barna, y desde entonces su sonido ha ido mezclando estilos que en un principio parecían incompatibles (reggae, jungle, drum and bass, punk rock, break beat…) pero que, tocados por ellos, suenan como lo más normal del mundo. Repasaron muchos de sus temas antiguos y acabaron con Citizens. Está bien, pero fue una pena que en su último concierto no terminaran con el aclamado tema: Pirata Capitán. 

Boikot en el Zaidín Rock 2013

Seguro que os habéis quedado con las ganas de saber qué es lo de las pedradas. Pues ahí va la historia. Eran cerca de las tres de la mañana cuando el concierto de Bongo Botrako estaba en pleno apogeo. De repente, sin dar ningún tipo de explicación se van del escenario. ¿Qué es lo primero que se os ocurre? Lo típico, que se van para que el público pida más canciones. Error. Se habían ido porque algún que otro incivilizado entre los asistentes estaba arrojando piedras a los músicos. Imaginaos el panorama. Bueno, pues ellos reunieron el valor suficiente para coger sus instrumentos y volvieron al escenario, y encima para tocar su famoso tema Todos los días sale el sol y cerrar ya de manera apoteósica, sin darle más importancia al suceso. Pero la respuesta fue idéntica: de nuevo se lanzaron piedras y el grupo tuvo que suspender el concierto. De esta manera tan fatídica se cerró la inusual noche del jueves el festival Zaidín Rock.

Al menos el viernes no llovieron pedradas sino agua. Comenzaron tocando los ganadores del concurso del Instituto Andaluz de la Juventud, Checopolaco, y luego llegaron los sevillanos The Milkyway Express con un sonido rock setentero. También actuaron Los vecinos del Callejón Sonido Vegetal, pero sin duda los grandes de la noche serían El Canijo de Jerez y Canteca de Macao. El ex de Los Delinqüentes llegó, como nos tiene acostumbrados, a lomos de su mini moto y su banda Los Fumadores Galácticos. Divertido, elocuente, atrevido y siempre tierno, ese es El Canijo (Marcos del Ojo); porque constantemente tiene muy presente en sus conciertos a su compadre fallecido El Migue (Miguel Benítez). A él le dedicó su famoso tema El aire de la calle y para tocar Piratas del estrecho estuvo acompañado de alguno de los músicos de Canteca de Macao, amigos y los siguientes en actuar. A Canteca la lluvia no les dio tregua. Nada más salir al escenario, pequeñas gotas de agua vaticinaban la que caería en la mañana del sábado. Pero con plásticos por todas partes del escenario, que parecía que estaban de mudanza, se solventó el concierto. Canteca de Macao se atrevió hasta con Alaska; no dejaron títere con cabeza porque la energía y el buen rollo que trasmiten es apabullante.

Estar en el Zaidín Rock es una sobredosis de buen rollo y adrenalina. Uno siempre sabe que todo acabará genial. Es el reencuentro con las amistades después del verano, el momento para descubrir bandas y escuchar a artistas consagrados. La noche del sábado, la última del festival, era el día especial del mítico roquero Rosendo.  A dónde va el finado, con este tema empezó el cantante y guitarrista el repaso de su discografía para acabar presentando Vergüenza torera, su último trabajo y el inicio de su nueva gira. A sus 59 años el músico sabe cómo no defraudar a sus seguidores, como llevar un concierto y como cerrar de forma triunfante.

Pero la noche del sábado no solo quedó eclipsada por el roquero. Antes habían actuado dos bandas granadinas Mariscal Chang y Zio y Charlotte. Y otro de los pesos pesados, también consagrados, con un discurso reivindicativo y letras cargadas de contenido social llegarían antes que Rosendo desde Vallecas,Boikot. Les Castizosaunque más jovencitos y no con tantas tablas, pero en lo que a pinchar se refieren son unos portentos y una apuesta ecléctica y segura para despedir otro año de rock. Pues así, entre leyendas, fue como la 33 edición del Festival gratuito por antonomasia de España acabó.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha