eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

La Universidad de Sevilla pide al juez la salida de la cárcel del joven en prisión preventiva desde hace dos meses

El Departamento de Antropología Social solicita "su reintegración en la vida académica, a fin de que pueda continuar sus estudios en este segundo cuatrimestre con normalidad"

El Consejo de Residentes de la Residencia Universitaria Flora Tristán de la Universidad Pablo de Olavide pide lo mismo y avala su "compromiso social"

Compañeros estudiantes aseguran que el joven acudió al lugar de los hechos para aportar alimentos o proporcionar libros para una biblioteca a personas sin hogar

- PUBLICIDAD -
carcel sevilla 1

El Departamento de Antropología Social de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Sevilla ha pedido la "reintegración en la vida académica" del joven estudiante que lleva  casi dos meses en prisión preventiva por su presunta participación en el intento de ocupación de un bloque de viviendas el pasado 15 de febrero, por el cual otras cinco personas también están en la cárcel. Los seis han sido llamados por el juez para declarar este viernes en los juzgados de Sevilla.

A través de un escrito firmado por el director del departamento, y que se hará llegar al juez instructor de la causa a través del abogado del joven de 20 años que estudia el primer curso del Grado, se informa de que ha asistido regularmente a las clases con "un alto nivel de participación" y ha hecho los exámenes finales de tres asignaturas con aprobado, notable y sobresaliente. También se indica que el joven ha sido director del proyecto 'Arte y Compromiso. Experiencias para el cambio social' en la Universidad Pablo de Olavide, cuyo objetivo es la creación de espacios de socialización para colectivos vulnerables del Polígono Sur.

"Con este perfil académico y el nivel de compromiso social, presentamos este escrito de aval de las actividades del estudiante, sin menoscabo de las responsabilidades penales que finalmente fueran definidas en el juicio de su caso. Sin embargo, dado el perfil y el contexto social y familiar ahora truncado por la situación de prisión preventiva del auto de 17 de febrero, consideramos conveniente su reintegración en la vida académica, a fin de que pueda continuar sus estudios en este segundo cuatrimestre con normalidad". Dicho escrito se aprobó por la unanimidad de los 27 asistentes al Consejo de Departamento el pasado 4 de abril y se decide "trasladar  esta solicitud al señor juez instructor de la causa".

Similar escrito también se ha elaborado, para igual fin, desde la Residencia Universitaria Flora Tristán, donde residía el joven encarcelado durante los dos últimos cursos. En él, el Consejo de Residentes pide exactamente lo mismo al juez y resalta la "excelente" relación del joven con el resto de residentes y con el personal que gestiona los diferentes servicios, "tanto en el trato humano como en su dedicación y atención a cualquier persona que pudiera tener alguna necesidad o apoyo de su parte".

Los residentes de la Flora Tristán profundizan en la labor del joven de "voluntariado social" en el Polígono Sur, centrándose en el "apoyo a menores en situación de riesgo social" en los IES Romero Murube y Antonio Domínguez Ortiz, así como en la Parroquia Jesús Obrero. "Deseamos avalar el compromiso social y la disponibilidad" del estudiante, apunta el Consejo de Residentes.

Apoyo de sus compañeros

Por otra parte, los compañeros de la Universidad y de la residencia Flora Tristán del estudiante también han querido hacer "una petición al juez Álvaro Martín Gómez para que reconsidere su postura sobre la medida preventiva tomada de privación de libertad, pues creemos que si esto no se valora y el caso queda relegado a la Audiencia Provincial, la prisión preventiva se prolongará de forma indefinida".

Los estudiantes narran en unos carteles que han distribuido que "la mañana del desalojo, nuestro compañero de alto compromiso social, como muestra en su entrega al voluntariado realizado en el Polígono Sur, aportaba alimentos al lugar de los hechos. Según algunas fuentes también quería proporcionar libros para consolidar una biblioteca para personas sin hogar. Además, de interrumpir el proyecto de arte y compromiso que por segundo año le había concedido la Universidad Pablo Olavide, ha tenido que interrumpir toda su vida estudiantil desde el pasado 18 de febrero", explican.

"No entendemos cómo la justicia impone la prisión preventiva como una medida instrumental ya que ésta, en lugar de dar ejemplo, solo anima a continuar nuestra lucha para conseguir la libertad. Esperamos con dignidad y esperanza que la justicia esté con nosotros y se utilice para lo que realmente es necesario y no como medida de represión", señalan los estudiantes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha