“No habrá igualdad real hasta que los hombres nos impliquemos”

Pepa Violeta, de Radio Rinconada, coordina la intervención de Ritxar Bacete.

“El feminismo ha cambiado el mundo en el que vivimos, pero no habrá un cambio real hasta que los hombres no sean parte de él”. Es la frase que domina una buena parte del trabajo de Ritxar Bacete (Vitoria-Gasteiz, 1973), que este lunes ha participado en el ciclo de webinars que se desarrolla desde el 11 al 30 de noviembre por el Ayuntamiento sevillano de La Rinconada con la colaboración de eldiario.es/andalucia y la presencia de expertos y expertas en distintos campos relacionados con la materia, organizados por el área de Igualdad

Se trata de un proyecto necesario para la formación en acciones concretas con las que erradicar la violencia de género, desde distintas perspectivas, dentro de las actividades programadas con motivo del 25-N.

La cuarta jornada de este encuentro ha sido protagonizada por este miembro de la plataforma 'Hombres por la Igualdad', con la ponencia: ‘Futuro, equidad y ternura. Apostar por los niños y los chicos para promover el buen trato en las relaciones adultas’, en la que ha reflexionado sobre la importancia de se entienda que la igualdad en todos los sentidos no es cosa solo de mujeres, sino una batalla al 50 % también de los hombres, que, decididamente, deben implicarse más en todo lo relacionado con esta materia.

Para Ritxar Bacete, trabajar con los niños es esencial. Ha recordado momentos para reflexionar, como cuando se produjo la violación de “La manada”, cuando él pensaba que en ese momento puede que estuviese naciendo un niño que podría ser en unos años como los autores de ese delito. “Si pudiésemos acceder a los padres -varones- antes del nacimiento de las criaturas”, ha dicho, reflexionando que “si comenzamos a trabajar desde ese momento, y atraemos a hombres que no participan en conferencias” los resultados pueden ser muy positivos.

Por eso, de cara a los hombres “ha llegado el momento de darles la herramientas que necesitan para lograrlo y acompañémosles en este proceso”, ha dicho, indicando que se trata de reflexionar, como ha hecho en la conferencia de hoy, sobre métodos y estrategias que pueden llevar a los chicos a un nuevo modelo de masculinidad: pacífica, cuidadora y creativa.

Hemos de tener en cuenta que la igualdad real y efectiva de mujeres y hombres, y por tanto, la erradicación de la violencia, no será posible sin la incorporación y participación de los niños, los chicos y los hombres adultos.

“No acudimos a conferencias”

Sin embargo, como ha recordado, en muchas ocasiones es complicado conseguir que los hombres se apliquen en formarse sobre este tema: “Normalmente no acudimos entusiasmados a conferencias sobre la igualdad, no superamos en número el 6, 7% o el 12 % si son muy exitosas. Si la igualdad real precisa de los hombres y los hombres no estamos interesados en la igualdad”.

Ha puesto sobre la mesa una de las anécdotas que ha recopilado durante su vida profesional, como la formación que hice para 400 bomberos, en turnos de 25, “y en una de las primeras sesiones uno de los líderes no llegaba y la primera silla estaba vacía. Estaban porque decían que necesitaban hacer cosas importantes, como rescates en altura… Llegó el líder, que no se quitó el uniforme, era como conversar con Darth Vader, desafiando… Al final, en la última jornada me pidió un abrazo y se disculpó por su actitud”.

La masculinidad “enclaustrada”

Con todo, 2020 no está siendo un año muy “analizable”, pero sí deja momentos para la reflexión: “Me dijo una amiga que no se imaginaba ni en la mayor de sus fantasías que una pandemia nos iba a sacar a los hombres del espacio público y nos iba a recluir en nuestras casas. A algunos hombres nos está suponiendo conocer el coste de los cuidados de una casa”, ha dicho.

Sí ha lamentado que se han incrementado un 60 % las llamadas al 016, porque “también el confinamiento se ha producido en un contexto de estrés laboral, de inequidad, y las relaciones de control y dominación se han exacerbado en estos meses”.

En su conferencia se han lanzado varios mensajes concretos: “Liberemos también a los niños de los estereotipos permitiéndoles leer y reflejarse en las historias de mujeres poderosas y hombres libres que ya han dejado atrás el concepto clásico de la masculinidad. Ayudémosles a sentir y a emocionarse dándoles las claves para entender y naturalizar lo que les sucede en cada momento. Hagámosles seres poderosos, conscientes de los cambios de las niñas y de la sociedad que les rodea, motivándoles a desenvolverse en el día a día, de forma igualitaria, y enseñémosles el significado de las palabras de poder en clave igualitaria”.

El protagonista

Ritxar Bacete es antropólogo por vocación y trabajador social por convicción. También es especialista en género, masculinidades, feminismo, políticas de igualdad, paternidad positiva y economía del desarrollo. Ha transitado profesionalmente por oficios tan diversos como la cooperación —en Croacia, Guatemala, México o Cuba—, la educación de personas en riesgo de exclusión social y la política. 

Es también investigador social, consultor, formador y coach de personas y equipos. En los últimos años ha puesto en marcha, impulsado o colaborado en distintos proyectos para promover la implicación de los hombres en la igualdad, como el Programa de hombres para la igualdad Gizonduz del Instituto Vasco de la Mujer. En la actualidad es CEO y coordinador para España de Promundo Global Consortium.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats