Preguntas y respuestas sobre el autoconsumo: “No es un negocio, es un sistema de ahorro”

Imagen de la charla organizada este jueves en la sede de Cajasol en Sevilla.

ElDiario.es Andalucía, con la colaboración de la Fundación Cajasol, ha organizado este jueves la Mesa Redonda “Soluciones para un mundo sostenible: el autoconsumo”, una cita práctica con la que resolver todas las dudas de la ciudadanía con la ayuda de expertos y expertas.

El precio de la luz da un impulso a las comunidades energéticas en Andalucía

El precio de la luz da un impulso a las comunidades energéticas en Andalucía

A la mesa se han sentado José Manuel Torres, Director Técnico y de Planificación de la Agencia Andaluza de la Energía; el responsable de Atención al Cliente de ENDESA, Lorenzo Corral; Rosario Alcantarilla, arquitecta y miembro de la cooperativa energética, y Sergio Ruiz Sánchez, Instalador, empresario de la Consultora Ecoenergética S.L. y vocal de la Asociación de instaladores de Sevilla EPYME. Todos han coincido en dos cosas fundamentales: en la importancia de la apuesta por las renovables y en que las instalaciones de autoconsumo domésticas no se deberían plantear como un negocio sino como un sistema de ahorro y eficiencia. en palabras de uno de los ponentes, Lorenzo Corral, “el autoconsumo no es un negocio, es para ahorrar dinero y ser más sostenibles”.

La importancia del contrato

Sin embargo, por encima de la cuestión técnica no hay que olvidar la tramitación, y el portavoz de ENDESA en el debate recuerda que “uno de los grandes elementos de duda es que hay gente que monta las placas solares y cree que tiene todo resuelto, y hay que hacer un contrato”, y ha puesto como ejemplo que su empresa ha gestionado unas 44.000 instalaciones fotovoltáicas que se han legalizado en la Administración, pero, a día de hoy, “con contrato en vigor hay unos 36.000 clientes, pero solo 27.000 que han hecho contratos de autoconsumo”.

Además, ha animado a quien quiera realizar una instalación en su vivienda o pequeña empresa a que la lleve a cabo, porque “el trámite es muy sencillo, y los plazos cada vez son más cortos, a día de hoy los retrasos se han cortado sensiblemente”.

“No volveremos a precios de antes de la guerra”

José Manuel Torres, de la Agencia de la Energía, ha destacado que la gente “se está dando cuenta de las ventajas que tiene el autoconsumo”, y recuerda su importancia, porque en una sociedad muy tocada económicamente por la guerra en Ucrania, “no volveremos a precios de combustibles fósiles de antes de la guerra”, además de animar a sacar adelante las inversiones para ello en las viviendas sin depender de las subvenciones. “Las subvenciones son dinero público, que en las administraciones lo miramos por delante y por detrás para darlo. Es verdad que se debería dar a las personas que realmente tienen una barrera de entrada”, pero, lamenta, la ayuda no está planteada de esa forma, y ha enfatizado que “hoy en día no hace falta una subvención, porque un autoconsumo con los precios actuales de la energía está amortizado en tres años”.

Autoconsumo sin placas en el techo

Rosario Alcantarilla ha puesto sobre la mesa su experiencia con una cooperativa de autoconsumo como la que ella pertenece, que surge hace más de diez años en Cataluña “y tiene socios y socias por toda España”.

Trabaja con la ventaja de que “se puede pertenecer a ella sin tener un techo disponible para participar en un proceso de energía renovable”, mediante la participación de “los socios, que somos figuras jurídicas que tienen que estar constituidas como tales en la legislación española”.

La ley señala que la entrada de los asociados es libre y voluntaria, de modo que el control sea de las personas socias y que la vocación vaya más allá de conseguir ganancias fiscales, “pero tenga beneficios económicos, ambientales y sociales”.

Incluso, si alguien no tiene sitio físico en la cubierta o tejado de su casa, “se busca una instalación grande en una cubierta bien orientada, con menos sombra, y de ese punto de instalación todas las personas que estén en un radio de un kilómetro y está previsto que se amplíe a dos, se pueden conectar mediante un acuerdo de reparto de la energía”.

Además se cuenta “con más o menos agilidad con la colaboración del Ayuntamiento”, e incluso puede entrar en una comunidad alguien que no estuviera al principio; solo con solicitarlo. A ello se unen, igual que con cualquier fórmula de autoconsumo, las rebajas en impuestos como el IBI al que se acogen las viviendas que instalan todo lo necesario.

“Se pueden unir hasta varios edificios”

La visión de Sergio Ruiz como instalador es muy amplia tras varios años en el sector, y ha puesto sobre la mesa que casi cualquier persona se puede acoger a una instalación de autoconsumo, tenga más o menos espacio disponible para ello sobre sus cabezas, e incluso, si un edificio no tiene demasiado espacio “se pueden unir varios bloques si hay una intercomunidad”, de modo que “lo raro es que alguien se quede sin un pedacito de una instalación de autoconsumo”.

Ha recordado que no es necesario cambiar de compañía suministradora para tener este servicio, “e incluso puedes estar a 500 metros y físicamente no estás conectado a la instalación, porque es la distribuidora la que se encarga de calcular el consumo”.

Sergio Ruiz asevera que siempre se nota una bajada en el precio que se paga en las viviendas, “en distintos porcentajes, cada uno según su consumo”, punto en el que Rosario Alcantarilla ha recordado que lo ideal mejorar los hábitos de consumo para sacar el mayor partido a la energía.

Entre otros muchos aspectos, se habló de las compensaciones de la energía excedente, de las baterías y las baterías virtuales, de la burocracia y el papeleo, y de la pobreza energética. Puedes ver la mesa completa aquí.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats