Aragón concentra el mayor número de carreteras con riesgo elevado y Huesca el tramo más peligroso

Carretera N-240 junto a Siétamo con salida hacía la autovía Huesca-Lérida.

Aragón es la Comunidad Autónoma que presenta una mayor proporción de carreteras consideradas de riesgo elevado, con el 17,7% de vías, seguida del Principado de Asturias con el 13,9%, y Galicia con el 10,8%. Así lo determina el XVIII Informe Eurorap, en el que participa el Real Automóvil Club de España (RACE), que evalúa cada año las carreteras interurbanas de titularidad estatal, tiene como objetivo identificar los tramos con mayor riesgo de accidente grave o mortal en función de la cantidad de vehículos que circulan por ellos.

Al menos 392 kilómetros de los 2.220 analizados en Aragón tienen un elevado riesgo para la seguridad de los usuarios. Los rasgos que caracterizan los 2.161 kilómetros en la Red de Carreteras del Estado catalogados como de riesgo elevado, de los cuales más de 720 kilómetros son de riesgo alto son si las carreteras son convencionales, con calzada única, intersecciones al mismo nivel y volumen de tráfico inferior a 20.000 vehículos por día son los rasgos que caracterizan los 2.161 kilómetros en la Red de Carreteras del Estado catalogados como de riesgo elevado, de los cuales más de 720 kilómetros son de riesgo alto.

El informe sitúa a Huesca y Teruel como la primera y tercera en la lista de provincias que acumulan más tramos de riesgo, con un 25% y un 23%, respectivamente. Aragón duplica la media española en número de kilómetros considerados peligrosos.

Las carreteras de Asturias cuenta con 107,5 kilómetros de riesgo de los 774 analizados, en tanto que de los 2.158 kilómetros supervisados de Galicia, 232 puede considerarse "puntos negros". En el lado opuesto, a la cola del índice de riesgo, se sitúan la Comunidad de Madrid, Navarra y País Vasco, con 0 kilómetros vulnerables.

El tramo más peligroso, en Huesca

El informe expone que el tramo donde hay más posibilidades de tener un accidente grave o mortal se encuentra en Huesca, entre el kilómetro 303 y el 316,8. En el cruce con Bailo, este tramo, de 13,8 kilómetros de longitud, tiene una intensidad media de 2.226 vehículos al día.

Se han localizado un total de 50 tramos de Riesgo Elevado, de los cuales 9 son tramos “Negros”, considerados de Riesgo Alto para la seguridad de sus usuarios y que suman un total de 117,1 Km. Al de Huesca le siguen el tramo de la N-541 entre los puntos kilométricos 23,5 y el 33,6, en Ourense; el de la N-345 en Murcia (entre el km 0 y el 7,2); el de la N-642 en Lugo (del km 0 al 8,2); el de la N-550 en A Coruña (del km 26,8 al 36,9); y el de la N-340 en Málaga (entre el km 296,4 y el 312,9). Completan esta lista de los nueve tramos más peligrosos el de la N-433 en Huelva (del km 113,8 al 127,5); el de la N-601 en León (del km 285,3 al 300,4), y el de la N-330 en Valencia (entre el km 188 y el 210,4).

El informe recuerda que existen cuatro puntos negros que se han repetido en los últimos estudios, como el de la N-642 en Galicia entre los kilómetros 0,0 y 8,2 (cruce con la N-640 y cruce con la N-634 en Ribadeo). En total hay nueve puntos en el país considerados como puntos negros.

Por su parte, hay otros 41 tramos considerados de Riesgo Medio-Alto, y que suman un total de 731,7 Km. En estos 50 tramos se han producido 234 accidentes mortales que han dejado 72 fallecidos y 227 heridos graves durante el periodo en estudio, lo que supone una media anual de 78 accidentes mortales y graves, 24 fallecidos y 76 heridos graves. La Intensidad Media en estos tramos es de 4.095 vehículos al día.

Etiquetas
Publicado el
22 de diciembre de 2020 - 23:00 h

Descubre nuestras apps

stats