Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El PP afronta las europeas con seis puntos de ventaja sobre el PSOE
Crónica - Milei asalta la campaña de las europeas como necesita el PSOE
Opinión - Lo que el PP llama patriotismo. Por Esther Palomera

Los dos colegios del Opus en Asturias se fusionarán para dejar de segregar al alumnado y no perder la subvención

Colegio Peñamayor

Leticia Quintanal

Oviedo —

1

Los colegios pertenecientes a Fomento de Centros de Enseñanza, es decir, al Opus Dei, en Asturias, se fusionarán el próximo curso 2024/25 porque de lo contrario no podrán seguir manteniendo el concierto educativo con el Principado al segregar por sexos en las aulas a niños y niñas. Se trata de Los Robles, colegio masculino ubicado en Llanera, y Peñamayor, colegio femenino ubicado en Siero.

Así, a partir del mes de septiembre, los dos colegios tendrán un mismo equipo directivo y un único proyecto educativo, de manera que las clases de Infantil y Primaria se impartirán en la sede de Siero y las de Secundaria y Bachillerato, en Llanera. El nombre del nuevo centro será Colegio de Fomento Los Robles-Peñamayor y comenzará el proceso de admisión el próximo lunes 22 de abril.

La obligatoriedad de aplicar el principio de coeducación y de no separar al alumnado por sexo está recogida en la nueva ley educativa (LOMLOE) y, expresamente, en la normativa de los conciertos educativos del Principado. Para este curso, ya debía estar aplicándose en 1º de Infantil y en 1º de Primaria, y partir del próximo, en todos los cursos y niveles.

Proceso

A pesar de que la legislación es clara a este respecto, la Consejería de Educación pudo comprobar, tras revisar los datos de matriculación, que estos dos centros no estaban cumpliendo los requisitos exigidos por la nueva legislación educativa para seguir recibiendo la subvención autonómica.

Es entonces cuando solicita la intervención del Servicio de Inspección Educativa, quien, en una visita a comienzos de este curso, confirma que los colegios del Opus en Asturias no estaban cumpliendo con el requisito de la no segregación.

Así constató que en las instalaciones de Llanera estaban matriculados 15 alumnos en 1º de Primaria, todos ellos varones, mientras que en el colegio de Siero había matriculadas 21 niñas, en ese mismo curso.

El informe elaborado por este servicio, firmado el 15 de septiembre, apreciaba indicios de un presunto incumplimiento de las obligaciones recogidas en el concierto, la resolución y la LOMLOE, y proponía la constitución de dos comisiones de conciliación, una por cada centro, para corroborar si se estaba vulnerando la ley.

Lo que alegó la propiedad de ambos centros en aquellas comisiones fue la dificultad que había encontrado a la hora de dar cumplimiento a la no segregación pues, a pesar de haber abierto la matrícula a ambos sexos, no había sido efectivo. En ese momento dijeron que optarían por la fusión de ambos colegios.

Las comisiones se cerraron a la espera de que este procedimiento se resolviera de manera favorable. Desde entonces, la consejería ha reclamado a Fomento de Centros de Enseñanza toda la documentación necesaria, desde los planos a la redistribución de la oferta formativa, y ha redactado los informes que exige la normativa.

Segundo intento del Principado

Ésta no es la primera vez que desde el ejecutivo asturiano intenta resolverse la cuestión de los conciertos a los colegios del Opus Dei, pues hace once años, en 2013, la por entonces consejera de Educación, Ana González Rodríguez, retiró los conciertos a ambos centros de Fomento, que no dudaron en acudir a los tribunales.

La pelea en los tribunales se alargó en el tiempo, durante los cuales los dos colegios mantuvieron los conciertos autonómicos. A pesar de que finalmente tuvieron que devolver al Principado el dinero correspondiente a varios meses de conciertos, quedaron blindados por la Ley para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), popularmente conocida como 'Ley Wert' y aprobada en 2014, que defendía la segregación entre niños y niñas en el sistema educativo por no considerarlo discriminatorio.

Ahora la situación ha cambiado gracias al nuevo marco legislativo establecido por la LOMLOE, aprobada en 2020.

Etiquetas
stats