Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Condenada la alcaldesa de Gijón por “pagos indebidos” con cargo a los fondos del Grupo Municipal

Carmen Moriyón (Foro Asturias), alcaldesa de Gijón

Leticia Quintanal

Gijón —

14

La alcaldesa de Gijón ha sido condenada por el Tribunal de Cuentas por el uso indebido y no justificado de los fondos que recibía, por parte del Ayuntamiento, el Grupo Municipal de Foro Asturias, durante su anterior etapa como regidora de la ciudad, del 2015 al 2019.

La denuncia partió de un grupo 16 militantes afines al primer presidente del partido, Francisco Álvarez Cascos, el pasado 2020, en plena batalla interna entre ambos.

Los denunciantes, encabezados por Cecilia Sierra, quien a principios de 2019 formaba parte de la ejecutiva local del partido, reclamaban por aquel entonces la ausencia de contabilidad específica, el incumplimiento de la normativa de transparencia y buen gobierno y la utilización de la dotación económica municipal para asuntos privados.

Y es que, según especifica la sentencia, con cargo al Grupo Municipal de Foro, se abonaron, por ejemplo, dietas a Carmen Moriyón y a una de sus asesoras, quien actualmente la acompaña en el Ayuntamiento, por casi 22.000 euros.

Según recoge la sentencia, Carmen Moriyón recibió la cantidad de 1.000 euros al mes, en concepto de dietas, desde el 28 de junio de 2018 hasta julio de 2019, lo que consideraban un “sobresueldo” carente de toda justificación, al tratarse de pagos que no guardaban ninguna relación con el funcionamiento del grupo municipal ni con el carácter finalista de la subvención municipal del Ayuntamiento de Gijón.

Esas cantidades se pagaron sin justificación alguna, lo que las convierte en un sobresueldo

Por otra parte, los demandantes consideran, igualmente, que el pago de 8.513,20 euros, en concepto de dietas a la asesora de Carmen Moriyón, como personal eventual al servicio de la Corporación, ha ocasionado “un daño efectivo al Ayuntamiento, el cual debe ser reintegrado por la demandada como responsable contable directa de esos pagos sin causa”. Cantidades todas ellas, aseguran, que se pagaron sin justificación alguna, “lo que las convierte en un sobresueldo”.

Las dietas de Moriyón y su asesora no fueron los únicos cargos “indebidos” a la cuenta del Grupo Municipal de Foro Asturias, desde donde también se abonaron 569,63 euros para pagar la factura de una procuradora que representó procesalmente a la regidora en un asunto privado.

Se pagaron asimismo 509,68 euros del funicular de Bulnes, que enlaza los pueblos de Poncebos y Bulnes, en la vertiente asturiana de los Picos de Europa, en plena campaña electoral de 2019, cuando Moriyón era la candidata autonómica de Foro Asturias.

Por último se realizaron pagos por medio de la tarjeta de crédito VISA a disposición de la propia Moriyón con cargo a la cuenta corriente del Banco Santander titularidad del Grupo municipal de FORO Asturias, en los ejercicios 2017, 2018 y 2019, por importe total de 30.697,42 euros, de los que más de 10.000 están sin justificar.

Entre estos gastos se encontraban pagos de publicidad en redes sociales, asistencias a conciertos, eventos o comidas de desplazamientos de miembros del municipal.

Tres mandatos como alcaldesa y un salto infructuoso a la política regional

Carmen Moriyón fue elegida, por primera vez, alcaldesa de Gijón en 2011, al frente de un partido de nueva creación, pero viejos integrantes, como el que por aquel entonces era su líder, de cuya mano ella caminaba, Francisco Álvarez- Cascos. Sin haber ganado las elecciones llegó a la alcaldía de mayor ciudad de Asturias con sus nueve concejales y el apoyo, aunque sin entrar en el gobierno local, del Partido Popular.

Aquel primer mandato fue polémico por expulsar a los grupos políticos de la oposición de los consejos de administración de las empresas municipales o por compatibilizar, con ninguna transparencia, su actividad profesional como cirujana con la institucional de alcaldesa.

Cuatro años más tarde, y tras perder un concejal en las municipales de 2015, revalidó su gobierno ante la negativa de Xixón Sí Puede, marca local de Podemos, a apoyar al candidato socialista, para evitar un gobierno de derechas en la ciudad.

Dos mandatos consecutivos como alcaldesa y cuatro años “alejada” de la primera línea política, pues tras desbancar a Álvarez-Cascos se hizo con la presidencia autonómica del partido, pero como candidata en las autonómicas de 2019 no llegó ni a recoger su acta de diputada.

Moriyón volvía a la arena local en 2023 gracias al apoyo de PP y Vox con quienes firmó un pacto de gobierno que a penas duró unos pocos meses. A los 109 días del inicio del gobierno tripartito la alcaldesa expulsaba del gobierno al partido de extrema derecha, pero se quedaba con uno de sus dos concejales, que abandonaba la formación ultra para pasarse al grupo de “no adscritos”, contando en todas las votaciones plenarias como un concejal forista más y garantizándose la alcaldesa de esta manera la mayoría necesaria para seguir gobernando.

La ruptura llegó por un desencuentro en materia cultural, aunque cabe recordar que a Moriyón no le templó el pulso para fulminar al director del Festival Internacional de Cine de Xixón (FICX), José Luis Cienfuegos, cuando llegó al Ayuntamiento en 2011 y en contra de todo el sector cultural a nivel local, regional y nacional.

Etiquetas
stats