eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Fernando Miñana

Periodista. Portavoz de Cambiemos Molina de Segura - Podemos. Primer Teniente de Alcalde y concejal de Juventud, Seguridad Ciudadana, Transparencia y Tecnologías de la Información y Comunicación del Ayuntamiento de Molina de Segura.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 1

Fake news, precariedad y clickbait: periodismo en la era Trump

Que el periodismo se ha convertido en una profesión precaria no es ninguna noticia. La imagen romántica del investigador viajero, mezcla de Indiana Jones y Lawrence de Arabia que aún sigue presente en la conciencia colectiva, es un triste (y falso) recuerdo holliwoodiense. El periodismo es hoy una disciplina en la que la inmediatez extrema prima sobre la calidad y el número de clicks está por encima de la veracidad. Y es además una profesión en la que la propiedad se ha concentrado en muy pocas manos, pertenecientes a oligarcas cuyos intereses tienen muy poco que ver con la ética profesional. Por eso se han vaciado las redacciones, hoy raquíticas, y por eso hoy el sector es cada vez más dependiente de las notas de prensa y las noticias de agencia.

Quienes estamos en un gabinete de comunicación de una empresa, una institucion o un partido, somos necesariamente una voz interesada. Pero se nos supone un mínimo de veracidad. Todos sabemos que en muchos medios, especialmente en los digitales, no se va a contrastar lo que decimos en una nota de prensa. Que no hay tiempo, ni gente y que van a confiar en que lo que decimos es parcial, sí, pero no mentira. Que no nos vamos a inventar los hechos. Principalmente, porque al final si mientes y te pillan, puede que ya no se fíen nunca más de ti como fuente, y eso nunca es bueno para alguien que se dedique a la comunicación. 

Seguir leyendo »

El timo de la banderita

Hace ya más de 7 años se abrió un ciclo de cambio político que muchos consideran hoy cerrado. No soy partidario de idealizar los momentos políticos, porque se corre el riesgo de no aprender de los errores cometidos. El 15M no fue el punto culminante, sino el inicio de un proceso.

A lo largo del camino emprendido, aprendimos a organizarnos, a unirnos, a unificar las luchas diversas pero con un enemigo común. Ese enemigo no era el gobierno del PSOE, ni el posterior del PP. Ese enemigo era el régimen caduco del 78, cuya putrefacción vemos hoy en la punta del iceberg Villarejo, que oculta debajo toda la ponzoña de las cloacas postfranquistas. Pero mientras nosotros aprendíamos, los poderosos también lo hacían. Y tras el surgimiento de las mareas de indignación popular, de las asambleas en las plazas, de la organización en movimientos municipalistas y solidarios, entendieron que necesitaban un nuevo agente, un "Podemos de derechas", y un tema capaz de sintonizar con los sentimientos y emociones de unas clases populares que ya no se veían representadas por el régimen. Más allá, las clases populares estaban empezando a comprender que ese régimen sólo les reservaba paro, precariedad, recortes de derechos y represión con mordazas.  

Seguir leyendo »

Respeto sin permiso

Seguir leyendo »