eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Iván de la Nuez

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 186

Cuba: un acelerón neocolonial

Mi madre se asoma al balcón y ve la calle tomada. No se atreve a salir y tampoco entiende la explicación que le ofrecen los vecinos sobre el caos. “Están filmando Rápido y Furioso en La Habana”. Hoy, en Cuba, a cualquier cosa se le considera un parteaguas, un acontecimiento al que se dota de la trascendencia necesaria para marcar un antes y un después en la vida del país. Puede ser de alcance geopolítico, cultural o simplemente frívolo; así que lo mismo cuenta la visita de Obama o el concierto de los Rolling Stones, la apertura de la galería Continua o el desfile de Chanel…

“Fast and Furious” no es una excepción, aunque a los efectos del barrio lo que cuenta es que, antes de su filmación, a esa hora de la mañana no había casi nadie en la calle. Ahora hay que sortear decenas de motos, coches ultrarrápidos, camiones, almendrones descapotables de “gama alta”, macarras que huelen a Prada, modelos, cámaras, seguratas, extras… y una infinidad de curiosos para los que todo esto es una fiesta gigante.

Seguir leyendo »

Los reciclajes del socialismo

Mientras el Congreso del Partido Comunista de Cuba concluía abrazado a ese fetiche vintage que es la unanimidad, un grupo de viejos revolucionarios sigue arreglando el país en un bar de La Habana. Es un grupo menguante, sacudido por las bajas definitivas que, por razones de edad, les van sobreviniendo. (Mi padre solía decirles: "estoy en la cola"… hasta que le llegó su turno definitivo el año pasado).

Algunos participaron en la insurrección contra Batista o cargan con tres guerras a la espalda. Casi todos tienen hijos o nietos en Miami. Los que conservan sus casas presentables, salvan su diminuta jubilación alquilando a turistas. Intentando reciclarse en los nuevos tiempos. Sin adaptarse del todo, sin renunciar del todo, criticándolo todo. (O casi todo, "que no es lo mismo, pero es igual"). En sus debates sobre "la cosa", no falta el ron. Tampoco una ambulancia que los auxilie cuando alguno se pasa de la raya.

Seguir leyendo »

El banquete de las consecuencias

Todo el mundo, en un momento dado, se sienta a un banquete de consecuencias. Esto lo escribió Robert Louis Stevenson; un fanático de islas. Y eso es lo que se está viviendo, ahora mismo, en la isla de Cuba: un banquete de consecuencias. Con ese desfile interminable que, en una semana, puede depararte la visita de un artista del renombre de Frank Stella, un presidente norteamericano (Barack Obama), un equipo de béisbol profesional (los Tampa Bays), una famosa banda de rock (Rolling Stones) y, próximamente, Karl Lagerfeld, listo para liderar el momento cubano de Chanel.

Bienvenidos, pues, a la larga marcha que, por la vía del espectáculo, va dejando el rastro del cambio en un país en el que el consumo de las transformaciones está mejor visto que la discusión sobre estas. Como si fuera necesario sacrificar las causas de los acontecimientos a cambio de gozar sus consecuencias.

Seguir leyendo »

Las fotos del concierto de los Stones en La Habana

Seguir leyendo »

Esperando a Barack

En Cuba, todo lo que se mueve puede ser un taxi; todo lo estático un alquiler. O un restaurante, un bar, una peluquería, un gimnasio, una tienda secreta. Son las mil caras de una economía privada que crece en tiempo real, y en anuncios virtuales, a la vista de todos. Es la acumulación “rudimentaria” del capital; con leyes propias, aunque lejos –todavía- de cualquier capitalismo estandarizado (si es que eso existe).

Al nuevo modelo no le falta ni una clase emergente ni una embrionaria iconografía del dinero que rebasa el pacto tácito –y tópico- entre el Che y los Cadillacs. Entre la revolución indestructible que persevera en la mitología y esos automóviles indestructibles que se sostienen en la vida cotidiana. Como esa extraña conexión entre los practicantes del turismo revolucionario y la última reserva de viejos revolucionarios que hoy viven de alquilarles sus viviendas.

Seguir leyendo »

Reality Zoo

De China a Estados Unidos, pasando por España. Y de la curiosidad al miedo, pasando por el circo, los programas televisivos con animales se van convirtiendo en tendencia planetaria. Una jungla del espectáculo donde las bestias actúan sin saberlo y los humanos aplauden a sabiendas.

Mañana será Zoo, como antes Amigos maravillosos y hoy ¡Vaya fauna! Ante uno u otro Reality Zoo se puede intuir lo que piensan los animalistas, aunque no estaría de más indagar en el sentido que tiene la moda de marras para el humanismo. Porque, si en todos estos programas, el fracaso en la “humanización” del animal resulta obvio, el éxito en la “animalización” del espectador está más que garantizado.

Seguir leyendo »

Distopía a la colombiana

La nueva novela de Juan Cárdenas tiene un título escueto: Ornamento. Y si Aldous Huxley hubiera nacido en Popayán, y en 1977, tal vez habría escrito un libro parecido. No es que Ornamento (Periférica, 2015) sobreactúe al presentarse como distopía colombiana, no es que sea exuberantemente fantástica o se quede extasiada en la violencia para después criticarla. Tampoco es un envoltorio pseudo-global destinado a disimular cualquier raigambre.

En medio de la Iconocracia imperante, esta novela se apunta a un ejercicio de Iconofagia -término que han compartido Norval Baitello o Alfonso Morales, término que preludiaron Oswald de Andrade o Fernando Ortiz-, de ahí que apele tanto a la gestión de las imágenes como a su digestión. Y de ahí, también, las debidas distancias con este presente en el que, derribados los ídolos –políticos, culturales, literarios- sólo nos queda su mutación estética. (Una frase de Hernán Cortés, que resume este proceso, repica en la novela como un mantra: “Quitar los ídolos y poner las imágenes”).

Seguir leyendo »

S'ha de publicar 'La meva lluita', el llibre de Hitler?

Encara que sempre hi ha sigut, la polèmica es reforça ara a Alemanya, ja que aquest any prescriu la prohibició de publicar La meva lluita, plataforma i llegat polític d'un autor anomenat Adolf Hitler. Els drets del llibre estan en poder del Ministeri de Finances de Baviera, que s'hi va fer en exclusiva, precisament per impedir la seva propagació. Segons la llei actual, a partir d'aquest 2015 qualsevol editorial pot publicar el llibre i, és clar, vendre'l. Quan editar-lo sigui legal, és d'esperar que també ho siguin les presentacions, lectures públiques i tota la repercussió que suposa un esdeveniment d'aquesta magnitud. (S'acosten temps de hitlerologia, amb especialistes i tertulians dient la seva).

Davant el fenomen polític, ideològic i moral (hi ha de tot) de l'assumpte, llegeixo que els historiadors estan estudiant la possibilitat d'amanir la impressió amb comentaris acadèmics, alertes i una sèrie d'apunts que esmorteeixin l'impacte del seu discurs. Es dóna el cas que va ser precisament a Baviera on Hitler va fer la seva primera gran aparició pública, en un intent de cop d'estat que el va portar a la presó. I va ser a la presó on, un any després, el 1924, va escriure aquest pamflet entre biogràfic i programàtic en el qual va desgranar les seves idees sobre la necessària expansió d'Alemanya, la superioritat de la raça ària o l'imperatiu d'acabar amb la conspiració jueva. En fi, que aquesta obra sustenta l'ideari que va portar el món al paroxisme nazi, l'Holocaust i la Segona Guerra Mundial.

Seguir leyendo »

¿Debe publicarse 'Mi lucha', el libro de Hitler?

Aunque siempre ha estado ahí, la polémica se refuerza ahora en Alemania, pues este año prescribe la prohibición de publicar Mi lucha, plataforma y legado político de un autor llamado Adolf Hitler. Los derechos del libro están en poder del Ministerio de Finanzas de Baviera, que se hizo con ellos en exclusiva, precisamente para impedir su propagación. Según la ley actual, a partir de este 2015 cualquier editorial puede publicar el libro y, claro está, venderlo. Una vez que editarlo sea legal, es de esperar que también lo sean las presentaciones, lecturas públicas y toda la repercusión que supone un acontecimiento de esta magnitud. (Se avecinan tiempos de hitlerología, con especialistas y tertulianos diciendo la suya).

Ante el fenómeno político, ideológico y moral (hay de todo) del asunto, leo que los historiadores están barajando la posibilidad de aderezar la impresión con comentarios académicos, alertas y una serie de apuntes que amortigüen el impacto de su discurso. Se da el caso de que fue precisamente en Baviera donde Hitler hizo su primera gran aparición pública, en un intento de golpe de estado que lo llevó a la cárcel. Y fue en la cárcel donde, un año después, en 1924, escribió este panfleto entre biográfico y programático en el que desgranó sus ideas sobre la necesaria expansión de Alemania, la superioridad de la raza aria o el imperativo de acabar con la conspiración judía. En fin, que esta obra sustenta el ideario que llevó al mundo al paroxismo nazi, al Holocausto y a la Segunda Guerra Mundial.

Seguir leyendo »

El Negre Iván i el Big Data

Fa uns mesos, em va donar per escriure alguns articles sobre el control de les nostres dades a Internet, el preu de cada pas que donàvem a la xarxa i, en fi, l'ús i abús que d'aquestes dades fan les companyies, els governs, les agències de seguretat. Unes vegades escrivia esperonat per un llibre d'Evgueni Morozov o de César Rendueles, altres per la visita a l'exposició Big Bang Data... El cas és que aquells articles deixaven una sensació apocalíptica, un sentiment de "tot està perdut"; més aviat "tot està vigilat". Una experiència posterior em va ajudar, però, a matisar aquestes penes.

Resulta que, en assabentar-me de la mort de Juan Formell, director dels Van Van, vaig decidir tornar als primers èxits de l'orquestra. A uns anys que van coincidir amb l'època en què jo era un vailet allà a Cuba. Així que em vaig ficar a Youtube i vaig buscar Marilú. Vaig buscar De mis recuerdos, composta per Formell per Elena Burke. Vaig buscar Pastorita amb el seu guararey.

Seguir leyendo »