eldiario.es

9

José Enrique Ruiz Saura

Es titulado en Derecho, en Relaciones Laborales y en Cc. Empresariales. Profesional del Derecho del Trabajo. Colabora con movimientos sociales y vecinales diversos en el municipio de Murcia. Es miembro de Consejo Ciudadano Municipal de Podemos Murcia.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 1

Año clave para la militancia (II): la Región de Murcia

Los retos que Unidas Podemos habrá de afrontar en la política estatal durante este año, son muy importantes, eso es innegable. Pero, en nuestro ámbito regional, las militantes tenemos un plus añadido de trabajo. Y es que, además de ayudar a que nuestra organización ponga en marcha medidas beneficiosas para la mayoría social desde el espacio que ocupe en el gobierno del Estado, aún tenemos por delante la ardua tarea de revertir el preocupante avance de la extrema derecha en nuestro municipio y nuestra comunidad autónoma.

No obstante, en el caso particular de la Región de Murcia, vienen dándose motivos para estar satisfechos con el trabajo desarrollado en los últimos meses. Cuando a finales del pasado septiembre, de forma absolutamente sorpresiva, nos enteramos por la prensa de que Óscar Urralburu salía de Podemos ipso facto y sin una mínima explicación previa, ni a la militancia ni tan siquiera a los órganos de la formación, algunas se apresuraron a vaticinar interesadamente el colapso de nuestra organización a nivel regional.

Seguir leyendo »

Año clave para la militancia: Estado

Comienza un año transcendental para Unidas Podemos y para la construcción definitiva de un bloque político transformador en el Estado, y hemos de estar preparadas para afrontarlo porque las militantes, ya sea por acción o por omisión, seremos decisivas en el resultado final.

A nivel nacional, estamos asistiendo a un cambio en la hoja de ruta trazada para el funcionamiento de los órganos políticos del Estado desde el inicio del Régimen de 1978 y que, hacía una década, se antojaba eterna e inmutable. Es cierto que, en los últimos años, ya habíamos visto desaparecer en nuestro país la habitual configuración esencialmente bipartidista del Congreso de los Diputados y el Senado, compuesta tradicionalmente por dos fuerzas políticas mayoritarias con un protagonismo muchísimo más amplio que el del de resto grupos parlamentarios. Este esquema era algo que, por otra parte, también venía dándose en la mayoría de las democracias liberales de nuestro entorno. No obstante, ahora acaba de producirse un hito aún mayor: la ruptura parcial del “turnismo” en el gobierno de los dos partidos llamados, supuestamente, a alternarse en el poder ejecutivo en solitario.

Seguir leyendo »