eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

José Manuel Blanco

Licenciado en Periodismo y Comunicación Audiovisual, recién llegado de Río de Janeiro, donde trabajó un año para la Agencia Efe. Antes pasó por las redacciones de ABC y lainformacion.com.

Tecnología bestial: del mando a distancia para perros a la Kinect para orangutanes

Que los perros puedan elegir sus contenidos favoritos sin necesidad de intervención humana o que los gatos disfruten con un juguete en el que no medien sus dueños. La tecnología también sirve a los animales: ya existen dispositivos diseñados para ellos, igual que nosotros tenemos móviles o wearables.

El referente en la relación entre tecnología y animales es Clara Mancini. En 2011, esta investigadora lanzó su  Manifesto: en un momento en que estos artefactos se estaban comenzando a desarrollar, ella proponía un área especializada con sus guías de actuación y su ética, y formalizar así los trabajos y el interés que se estaban despertando.

Seguir leyendo »

Esta gigantesca impresora es capaz de fabricar cohetes que viajen al espacio

35 millones de dólares de financiación (28,49 millones de euros) con los que contratar nuevos empleados, construir nuevas instalaciones y, sobre todo, fabricar una versión actualidad de Stargate, su gigantesca impresora 3D para construir nada más y nada menos que un cohete. La startup Relativity Space, con sede en Los Ángeles, quiere fijar un nuevo hito en la carrera espacial.

Según su CEO, Tim Ellis, pueden producir y lanzar cohetes en 60 días. En su equipo hay ingenieros con una trayectoria envidiable: su CTO y cofundador, Jordan Noone, había trabajado en SpaceX, la empresa de cohetes con la que Elon Musk pretende conquistar el espacio. El propio Ellis estuvo en Blue Origin, fundada por Jeff Bezos y que destaca por centrarse en los cohetes reutilizables. Ambos tenían un anhelo cuando decidieron embarcarse en la aventura:  fabricar un cohete con una impresora 3D.

Seguir leyendo »

Por qué muchos expertos en seguridad recomiendan comprarse un 'chromebook'

Baratos, ligeros, arrancan en unos segundos, se actualizan en otros tantos... Así son los chromebooks, ordenadores portátiles con el sistema operativo de Google Chrome OS. Por sus atractivos precios y sencillo manejo se han convertido en uno de los ordenadores más exitosos del sector educativo en los Estados Unidos ( lo que ha obligado a Apple a mover ficha) y también para aquellos,  empresas o particulares, a los que no les importa o prefieren trabajar en la nube: apenas tienen memoria interna y todo lo que se crea se almacena en una cuenta de Google Drive.

Pero los chromebooks resultan interesantes por algo más. Los hackers y expertos en seguridad alaban su solidez a la hora de mantenernos a salvo mientras navegamos. No en vano, la propia Google invierte gran parte de sus esfuerzos en que sus portátiles conserven esta imagen. En 2016,  ofrecieron 100.000 dólares (más de 81.000 euros al cambio actual) a quien fuera capaz de encontrar una vulnerabilidad persistente en el modo invitado de Chrome OS.

Seguir leyendo »

'Ready Player One': un mundo virtual para la lista de augurios futuristas de Spielberg

El padre de E.T. regresa a las pantallas. Esta semana se estrena en España Ready Player One, el último largometraje de Steven Spielberg. El conocido como rey Midas del cine adapta una novela de Ernest Cline. Ambientada en el año 2045, está protagonizada por un adolescente, Wade Watts (Tye Sheridan), que pasa el tiempo en Oasis, un mundo exclusivamente digital de éxito planetario al que se accede mediante gafas de realidad virtual y que nos puede recordar, salvando las distancias, a Second Life. Su creador organiza una búsqueda del tesoro cuyo premio es toda su fortuna y regir el futuro del juego, dos atractivas recompensas por las que Watts se enfrentará con un sinfín de enemigos.

De nuevo, Spielberg ambienta una de sus películas en el futuro, en un mundo que puede parecer lejano pero que cada vez está más cerca. Y no lo decimos solo porque queden poco más de 20 años para ese 2045 en el que se ambienta la acción, sino porque otras cintas del estadounidense han presentado avances científicos y tecnológicos que en su momento eran una quimera y hoy, si no son ya una realidad, están cerca de serlo.

Seguir leyendo »

Así han evolucionado los internautas españoles en las últimas dos décadas

De los 90 hasta hoy, hemos visto llegar las redes sociales, los  smartphones, las tabletas o el 4G. Nos hemos despedido del MSN Messenger y de muchas salas de chat, aunque  ElOtroLado Isla Tortuga siguen entre nosotros. Mientras tanto, la cantidad de publicidad web ha dejado de preocuparnos del modo en que lo hacía antes, aunque hay algo que nos sigue aterrando: la privacidad, con el añadido de lo que pueda pasar a los más pequeños.

De todo ello ha quedado constancia. La Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC), la misma que edita el famoso Estudio General de Medios (EGM), acaba de publicar su vigésimo estudio Navegantes en la Red, una radiografía anual de los usos y costumbres del internauta español. La publicación llega así a sus dos decenas de estadísticas (primero lo hizo cada año y medio y desde 2001 cada 12 meses) sobre la Red en el país, y permite diseccionar todo lo que ha sucedido en estas dos décadas en las que tantas cosas han cambiado.

Seguir leyendo »

Así roban tu identidad (y tu tarjeta) para estafar con libros falsos en Amazon

Un día, Patrick Reames, un escritor estadounidense de libros técnicos, recibió un correo electrónico muy sorprendente. Amazon le mandaba un recibo fiscal para su declaración de la renta, porque había ganado casi 24.000 dólares (más de 19.500 euros) en CreateSpace, el servicio de autopublicación de la tienda online. A Reames le extrañó esto, primero porque él jamás había usado CreateSpace y, segundo, porque  sus textos nunca habían alcanzado una cifra similar en la librería virtual, en una cuenta que gestionaba su editorial. Por ello, se puso a investigar. Y lo que encontró no le hizo ninguna gracia.

De acuerdo a la investigación de Reames, alguien había robado su número de la seguridad social y se había puesto a lavar dinero a su costa. El primer paso fue comprobar cómo había podido conseguir tanto dinero en Amazon. Tecleó su nombre y se encontró con una novela, Lower Days Ahead (ya desaparecida de la web), cuyo supuesto autor era él y que se vendía por 555 dólares (más de 451 euros) en varias plataformas nacionales de Amazon.

Seguir leyendo »

La academia virtual en la que Curry te enseña baloncesto y Kasparov, ajedrez

Hoy hay clase de fotografía con Annie Leibovitz; en concreto, sobre el arte de retratar. Más tarde, Stephen Curry nos dirá cómo mover la pelota como un astro del baloncesto y tirar con precisión. Si lo nuestro es el cine y la televisión, después podríamos ir a una clase de Aaron Sorkin, el guionista de El ala oeste de la Casa Blanca o La red social, y por último aplicar lo aprendido con las lecciones de actuación de Helen Mirren. Pero quien dice hoy dice mañana: todo el material está disponible en internet. Todo, sin salir de casa y con el horario que queramos.

Seguir leyendo »

La pionera de internet que publicó (y gratis) el primer superventas de la Red

El nombre de  Tracy LaQuey Parker es desconocido para la mayoría, pero ella es una más de las pioneras de internet. En su trayectoria hay una serie de hitos de los de quitarse el sombrero: publicó el primer  best seller sobre la Red, lo colgó para su descarga gratuita y fue la primera persona que llevó a juicio a un spammer y, encima, lo ganó. Y todo ello después de estudiar informática por intuición.

Cuando terminó el instituto, Parker no sabía en qué carrera matricularse y se decidió por los unos y los ceros, "porque me imaginé que algún día, pronto, estaría todo tocado por los ordenadores", cuenta a HojaDeRouter.com. Los años 80 acaban de estrenarse y sus compañeros de instituto solo tenían un  ordenador TRS-80 en el aula, con el que se turnaban para escribir programas simples en Basic.

Seguir leyendo »

"Se fabrican esposas": la tecnología que predijeron las mujeres hace un siglo

La aristócrata rusa Vera Zarovitch viaja en barco a Francia para encontrarse con su marido y su hijo. De pronto, un torbellino se traga su embarcación y aparece en Mizora, un país del interior de la Tierra. El lugar nada tiene que ver con la Siberia en la que había estado exiliada y de la que huía en busca de su familia. Allí se encuentra con "una maquinita, con cepillos y esponjas acoplados, que recorría el suelo a toda velocidad restregando y secando la superficie a su paso". Como una Roomba, pero a finales del siglo XIX. Y en ese país, Mizora, las mujeres profesoras e investigadoras son las que mejor vistas están en la sociedad.

En Mizora hay robots domésticos, hologramas y retransmisión en streaming de obras de teatro y óperas, que Zarovitch también contempla. Pero este futurista lugar solo existe en la ficción, en la novela que la escritora estadounidense Mary E. Bradley publicó entre 1880 y 1881. Algunos fragmentos de Mizora, que así se llamaba el libro, forman parte de la antología Se fabrican esposas por encargo y otros relatos: Ciencia ficción y utopías de escritoras en la frontera de los siglos XIX y XX.

Seguir leyendo »

Por qué en España es tan difícil sentar a un cibercriminal en el banquillo

En 2016, el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) reportó 110.293 ciberincidentes, según datos publicados por el Ministerio del Interior. Además, 479 afectaron a infraestructuras críticas, más del triple que el año anterior, y la red de universidades y centros de investigación informó de otros 4.485. Sin embargo, solo 66.586 llegaron a denunciarse ante un cuerpo de seguridad del Estado y aún menos, 20.453, fueron esclarecidos. En 2017, y a espera de los datos de Interior sobre denuncias, INCIBE dio respuesta y soporte técnico a 123.064 incidentes. 

Algo pasa para que solo una pequeña parte de los delitos informáticos que se cometen en España acaben ante un juzgado y, en su caso, con los responsables cumpliendo condena. Las razones son varias y cada actor implicado en el proceso (fiscales, abogados, guardias civiles) apunta a un sitio: la vergüenza que disuade a las empresas cuando se trata de denunciar, la falta de pruebas sólidas cuando se investiga, la falta de recursos y efectivos para ello o la necesidad de convertir el cibercrimen en una prioridad de Estado son algunas de las más repetidas.

Seguir leyendo »