eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Juan Calero Rodríguez

Estudió Ingeniería Industrial, Delineación Mecánica y Delineación Arquitectónica. En literatura ha desarrollado los géneros de poesía y cuento, y en las artes plásticas, el dibujo y la pintura. Ha obtenido varios reconocimientos en diversos concursos literarios a nivel provincial, nacional e internacional en Cuba, Estados Unidos, España y Chile. Ha publicado los poemarios ‘Palabras del balsero’, 2007 (Editorial Alternativas, La Palma, España); ‘Pasajero sin oficio’, 2010 (Editorial Alternativas, La Palma, España); ‘Bajo los portales del Niágara’, 2013 (Editorial Voces de Hoy, Miami, Estados Unidos); ‘Los puentes que dejamos al pasar’, 2015 NACE, (Nueva Asociación de Escritores Canarios, Las Palmas de Gran Canaria). Ha sido incluido en más de una veintena de antologías y publicaciones compartidas en España, Estados Unidos, Argentina y Chile, y ha formado parte de jurados de ámbito internacional y regional. Preside la Agrupación Cultural ARTEnaciente de San Andrés y Sauces.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 3

Valeriu Butulescu

Hoy no voy a hablarles de personalidades literarias latinoamericanas que han estado a la sombra de otros grandes nombres, esta vez extraigo de ese pequeño país en lengua romances de la región de los Cárpatos al escritor y dramaturgo rumano Valeriu Butulescu, Master de la Academia de Cracovia, Polonia, y Doctor de la Universidad de Petrosani, Rumania. Como escritor a publicado 72 libros y ha sido galardonado con alrededor de 80 premios y como dramaturgo ha tenido cerca de 60 estrenos teatrales. Por los aforismos recibí premios en Rumania, Polonia, Bulgaria, Italia, Grecia, Líbano, Bosnia y Herzegovina, Serbia y Canadá. Como que también recibió el Premio concedido por la Unión de Escritores de Rumanía, en 2004.

Valeriu Butulescu aparece en la última edición de la Historia de la literatura rumana como el escritor vivo más traducido, de hecho sus aforismos se pueden leer en forma de libro en más de cincuenta idiomas.

Seguir leyendo »

Una flor rebelde

A raíz de una publicación en las redes sociales del decano de los poetas cubanos en Canarias, Manuel Díaz Martínez, sobre la menor de los cuatro hermanos Loynaz, me motivó buscar información sobre esta mujer y hacerme preguntas sobre las premisas para ser considerado poeta, y la disyuntiva si el poeta nace o se hace, ahora que cualquiera dice serlo. 

Flor Loynaz, hija del general Enrique Loynaz del Castillo, autor del Himno Invasor, nació en 1908 en La Habana. Llevó por nombre Flor en homenaje a otro general de la lucha independista en las tres contiendas contra la colonización española, y amigo de su padre, Flor Crombet. 

Seguir leyendo »

Alfonsina e Iacometti

Hablar de las argentinas Alfonsina Storni y de María Inés Iacometti es hablar de sensibilidad pura, de anhelo, de la esencia del ser plasmada en letras.

Alfonsina, considerada la poeta del posmodernismo argentino, había nacido cuatro años antes en el pueblo montañés de Sala, cuando en 1896, llevada de la mano por sus padres dejó de ser suiza para convertirse en argentina y más tarde, universal. 

Seguir leyendo »

Una medalla para un artista

Para desarrollar una vida artística en plenitud no hay que vivir bordado de pedrerías y lentejuelas en capitales. 

Por todos los trozos de terrenos llamados municipios en que se fragmenta el Archipiélago canario, han surgido hombres y mujeres a lo largo de todas las generaciones que no han podido vivir sin la creación ni han pensado nunca en recibir elogios ni méritos, simplemente la necesidad de expresar su sentimiento. Tal es el caso de Santiago González Mederos. 

Seguir leyendo »

Poesía sin anestesia

Después de haber leído Calles/ Carrers, de momento, su penúltimo y bellísimo libro, ¿qué nos puede deparar André Cruchaga tras el título en latín Ars Moriendi?  

Para conocer la obra de uno de los poetas más significativos de nuestros tiempos, hay que situarlo en un pequeño país centroamericano, El Salvador; un territorio convulso entre guerras y guerrillas interminables, estremecido social y naturalmente por estar enclavado a los pies del Cinturón de Fuego, en la costa más difícil del Pacífico. Tanta muerte en vano,  y un poeta, dedicado al arte más noble, como la  docencia, quizás, sorteando espantos de palabras gastadas por tanta lluvia, entresacando belleza contra el páramo en medio de ese panorama desolador de la violencia, sorteando su piel contra la aridez de la locura bajo la lluvia, que no es lluvia, porque no moja, son piedras filosas que rajan como penas, el dolor por tanto riesgo. 

Seguir leyendo »

Una banderita, por favor

Todos los que hemos viajado al exterior hemos podido constatar con qué orgullo exhiben los pasajeros del lugar su amor por las señas nacionales. Cualquier casa o edificio no institucional muestran la bandera en su fachada o en lo alto de la edificación. El extremo más marcado que he presenciado ha sido en las ciudades norteamericanas donde los coches llevan a ambos lados unos brazos o extensiones donde ondean orondas la bandera del país.

O en competiciones internacionales, como los juegos olímpicos, vemos al ganador de la prueba pararse en atención, con lágrimas en los ojos en la más absoluta concentración brindar la medalla de oro que lleva en el pecho a la bandera mientras escucha su himno nacional. Es un sentimiento que llevamos dentro desde niño los que hemos estudiado en otro país. En cambio, vemos en ese minuto solemne a muchos campeones españoles sonreír, arreglarse el pelo, rascarse la nariz, mirar el público, alisarse la ropa deportiva…

Seguir leyendo »

La mujer en la viñeta satírica española

Cada dibujo publicado en la prensa es el fruto de la reacción de un artista satírico utilizando las frases, personajes y modas, que nos permiten una radiografía del momento que acontece mediante los contextos históricos. El impacto de una sátira es mayor cuanto mayor es su imbricación con el hecho concreto y los vínculos intelectuales o emocionales que es capaz de establecer con su público.

Por ello, las viñetas tienen vida tan efímera que no duran más de unos días. Pasada la actualidad de los acontecimientos que motivaron la sátira, hizo sonreír o prorrumpir carcajadas a los contemporáneos, vendrá a ser absurdas para el lector de los tiempos sucesivos. Por eso, si un lector del siglo XXI indaga las viñetas publicadas en el siglo XIX, se sorprende del frío jugo satírico social, cultural y político, reseco por el paso del tiempo entre las dos épocas.

Seguir leyendo »

Gozosos y traviesos

La pareja palmero-canariona (y viceversa) más popular en la vida cultural de las Islas Canarias, ahora materializan por primera vez este matrimonio literario en un solo tomo, pero como pareja de traviesos y gozosos al fin, no van de la mano alternándose entre sus páginas, se viran de cabeza para los pies, para no compartir el mismo aliento, el mismo sabor literario y separados por una mampara negra, se presentan con dos cubiertas diseñadas por dos artistas de la pintura, una por la palmera Luz Sosa y la otra por Katerina Espevakova. Más bien, son dos libros por un mismo precio. De hecho, para escribir estas 203 páginas de Luis León Barreto, contra las 197 de Rosario, me cuentan que a pesar de tener cada ordenador uno al lado del otro en la misma habitación atiborrada de anotaciones en papeles de disímiles tamaños y texturas, pegados por el marco de las pantallas de los ordenadores, en la pared, sobre las mesas…, se prometieron no consultarse nada hasta el momento de la edición. Así es esta pareja en el trabajo, no en el amor donde son todos uno. Y nos hacen un guiño dedicándose su mitad de libro entre sí.

En este volumen de cuentos predomina el gran dominio sobre el lenguaje de ambos autores, o sea, el decisivo componente sobre las diferentes historias que nos cuentan. Eso es literatura, el edificio que construimos mediante el lenguaje, el instrumento más noble de la expresión humana. Como dijera Caballero Bonald, la palabra no debe describir las cosas, sino el efecto que esas cosas producen.

Seguir leyendo »

La sangre palmera en José Martí

Los archipiélagos de Cuba y Canarias en ese constante intercambio de emigración puede verse como una misma erupción de islas y cayos separados por el brazo azul del Atlántico.

Tomando de la investigación realizada por la historiadora y martiana Elsa Vega Jiménez, máster en Educación y catedrática universitaria, radicada en San Bartolomé de Tirajana, Gran Canaria, podemos saber que por las venas de José Martí también corrió la sangre palmera.

Seguir leyendo »

Título de Hijo Predilecto de El Paso

El 22 de noviembre se conmemoran treinta años de habérsele otorgado el título Hijo Predilecto de la ciudad de El Paso a Ismael González González por el ilustre Ayuntamiento de dicho municipio.

El Paso, pueblo mío! Al que me encuentro unido por herencia ancestral de mis antepasados.

Seguir leyendo »