eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Julio Embid

Soy licenciado en Ciencias Políticas y en Periodismo por la Universidad Complutense. Diploma en Estudios Avanzados (DEA) en Historia de los Movimientos Sociales. Trabajo como Subdirector del Laboratorio de Fundación Alternativas. Anteriormente trabajé en el Diario de Teruel. Colaboro en varios blogs. Me gusta escribir sobre la relación entre religión y política, política municipal y autonómica, y especialmente sobre Madrid y Aragón.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 293

Pedro Zerolo esquina Iker Casillas

Hace varios años ya, estaba sentado una larga tarde al sol en un banco de una plaza de Carabanchel Bajo compartiendo una litrona y una bolsa de chuches con uno de mis amigos nativos. Hablando de todo, como recién llegado a Carabanchel, me sorprendí por una cosa.

-Oye Pablo, ¿Rosendo no tiene una calle en el barrio?

Seguir leyendo »

Mariano, ¿qué has hecho con Floriano?

Los que me leen habitualmente saben que me gusta contar una anécdota real para acompañar mis historias. Esta también es completamente real. Muchos días cuando voy a trabajar me cruzo con el antiguo vicesecretario general de Organización del Partido Popular, Carlos Floriano. Tener la oficina a 400 metros de Génova 13 ayuda. Siempre que lo veo me da la risa porque recuerdo algún chiste o parodia de El Intermedio de La Sexta del día anterior y lo regurgito cual rumiante, saboreándolo por segunda vez.

Hoy, que se cumplen 45 días de las elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo, ya se han constituido todos los ayuntamientos y comunidades autónomas que estaban en juego y podemos hacer balance la pérdida de poder institucional que ha sufrido el Partido Popular. Esta legislatura los alcaldes del PP van a gobernar en 15 capitales de provincia menos (-44%) que en la legislatura anterior y allí dónde siguen, sin mayoría absoluta, con el apoyo más o menos tácito de Ciudadanos, según el pobre Floriano, Siudatans. Todavía escuecen especialmente las derrotas de Madrid y Valencia, a manos de Manuela Carmena y Joan Ribó. Incluso, si miramos entre las ciudades mayores de 200.000 habitantes que no son capitales de provincia, el Partido Popular ha perdido el gobierno en todas aquellas en las que ostentaba la alcaldía: Elche, Badalona, Cartagena, Jerez de la Frontera, Móstoles y Alcalá de Henares. A nivel autonómico el Partido Popular ha perdido el gobierno de 6 de los 10 de los gobiernos regionales de los que dispuso en la legislatura anterior. ¿Y cuál ha sido la respuesta del presidente del Gobierno? Cargarse a José Ignacio Wert y a Carlos Floriano.

Seguir leyendo »

El día que Méndez de Vigo se burló de mí

En España siempre hemos tenido un problema esencial: siempre hemos sido más papistas que el Papa. Ya no me refiero a la defensa de la Fe Romana, la Contrarreforma y la lucha contra los herejes, sino más bien al europeísmo y a ir plus ultra antes que los demás. Precisamente en Roma, en octubre de 2004, los jefes de Gobierno de los estados miembros de la Unión Europea firmaban un tratado por el que se establecía una Constitución para Europa. Nuestro presidente de aquel entonces, Rodríguez Zapatero, decidió convocar un referéndum, deprisa y corriendo, para conocer la opinión de los españoles acerca de esta materia. La fecha que se fijó fue para el 20 de febrero de 2005 y con una participación irrisoria del 42%, los españoles por amplia mayoría del 76% ratificaron el acuerdo que pocos meses el Gobierno había aprobado. ¿Qué recordamos de aquel tratado? Pues prácticamente nada. Se repartieron en los coles ejemplares de la nueva Constitución, se nos dijo que íbamos a ser más felices y que íbamos a comer más perdices y que tarde o temprano, terminaríamos convergiendo en derechos, salarios y libertades con los países del Norte de Europa. Ya claro, cacahué.

No recordamos nada porque el Tratado de la Constitución se desechó tras los referéndums en Francia y en los Países Bajos en ese mismo mayo de 2005, cuando con un 54% y un 61% de los votos nuestros vecinos de arriba rechazaron este acuerdo. Sin embargo no nos adelantemos a los acontecimientos a los que el título de este artículo se refiere.

Seguir leyendo »

Las dos Europas

La semana pasada me invitaron a un debate sobre la Unión Europea y el euro. Siendo un tema que no es mi especialidad, la principal conclusión que obtuve preparándome las estadísticas fue que, frente a economías exportadoras como las del Norte de Europa, en el Sur de Europa tenemos un modelo productivo demasiado centrado en el turismo y la construcción que compra al Norte todo lo que necesita. La principal explicación para estas diferencias sería que en el Norte de Europa hay una mayor productividad debido al mayor peso del sector industrial, una mayor inversión en I+D+I y una tasa de trabajo femenino muy superior gracias a unas mejores ayudas públicas a la maternidad.

Sin embargo, no todo en el norte de Europa funciona como un reloj en marcha. Por mucho Borgen que hayáis visto, lo cierto es que en la Europa Septentrional hace más frío y el jarabe de soga es una causa de muerte mucho más habitual que en la orilla norte del Mediterráneo. Para poder comparar he tomado de Eurostat, la oficina estadística de la Comisión Europea y he seleccionado los cuatro grandes países nórdicos (Dinamarca, Noruega, Suecia y Finlandia) y los cuatro grandes países mediterráneos (Portugal, España, Italia y Grecia) y he buscado en qué vivimos mejor y en que peor que ellos.

Seguir leyendo »

Que gobierne la lista pepera más votada

Tengo un amigo que siempre que me ve, me cuenta que en su Ayuntamiento debería gobernar la lista más votada. En realidad, cuando escucho esto siempre procede de la boca de cargos, militantes o simpatizantes del mismo partido político. Cuando dicen que gobierne la lista más votada, en realidad, lo que quieren decir es que gobierne la lista pepera más votada. Esta afirmación desconoce e ignora completamente el modelo parlamentario que rige tanto en nuestro parlamento nacional, como en los niveles autonómicos y locales, donde lo importante es contar con la mayoría de los elegidos que representan a la mayoría de los electores. A mí me gusta siempre explicarlo con el mismo ejemplo:

“Imaginemos que hay una familia con siete hijos y los padres les preguntan que quieren para cenar. Tres dicen que prefieren pescado, dos que quieren carne pero muy hecha y otros dos dicen que también carne, pero mejor al punto. ¿Al final que habría que cocinar? Con la teoría de la lista pepera-pescadera más votada, habría pescado para todos. En un modelo democrático representativo, la cena sería carnívora.”

Seguir leyendo »

El respeto y la tolerancia

Uno de mis mejores amigos es una de las personas más maleducadas que conozco. No aguanta a: los vascos, catalanes, pelirrojos, sociatas, peperos, peneuvíticos, rusos, médicos, andaluces, marroquíes, brasileños, valencianos, argentinos, franceses, italianos, perroflautas, pijos, portugueses, modernos que salen felices en los anuncios de verano, colchoneros, culés, chilenos, milicos, policías, batasunos, modernos, gringos, bilbaínos, borrachos, sobrios, curillas, ateos, los osos panda ni por supuesto a Cristiano Ronaldo. Prácticamente sólo nos soporta a sus amigos (y no siempre) y a su pareja. Es maravilloso que no discrimine a casi nadie y tenga cera para todos. Los demás no somos como él. Pensamos que los nuestros son estupendos y los intolerantes e irrespetuosos son siempre los demás.

Seguir leyendo »

El bipartidismo no está en peligro

En esta época de cambios hay un bipartidismo que no está en peligro: el que forman el vino y la cerveza en España. Nunca lo ha estado. Cuenta el refrán latino atribuido al poeta bilbilitano Marcial que “Beati hispani quibus bibere vivere est”. El significado es que: “dichosos los hispanos para quienes beber es vivir”. El juego de palabras no venía exclusivamente por la alta capacidad para beber de los hispanorromanos sino por la incapacidad nacional para diferenciar la pronunciación de la b y la v, ya desde hace dos milenios.

A pesar de ser el tercer país que más vino produce en el mundo, tras Francia e Italia, y contar con 69 excelentes Denominaciones de Origen, los españoles no estamos entre los que más vino consumen. La media española se encuentra en 20 litros por persona al año, prácticamente la mitad que nuestros vecinos de Francia (44), Portugal (40) o Italia (37). En lo que sí estamos por encima de la media es en el consumo de cerveza. Hoy se consumen en España 77 litros de cerveza por persona al año, superando a países con una tradición cervecera mucho mayor como Bélgica (72) o Dinamarca (60). No obstante, estas cifras están distorsionadas, ya que al ser un destino vacacional estival para los europeos del Norte, estos disparan el consumo de cerveza en las zonas playeras durante los meses de verano.

Seguir leyendo »

Mejor en común

Si algo parece inevitable tras los resultados de las elecciones municipales y autonómicas del pasado domingo es el encuentro entre César Luena e Íñigo Errejón esta misma semana. Para los socialistas, Podemos ya no van a ser los populistas bolivarianos y, por lo que parece, para los podemitas, el PSOE tampoco será la casta social-traidora. Básicamente, porque es esto o Esperanza Aguirre. Me recuerda al chiste del dentista en el que el paciente dice aquello de: ahora vamos a llevarnos y bien y no hacernos daño. 

Sin embargo, los acuerdos entre el Partido Socialista y Podemos, pero también con Izquierda Unida, Geroa Bai, Chunta Aragonesista y Compromís, no pueden limitarse a un intercambio de asientos, sino a un programa de izquierdas en común. Este proyecto debe incluir, en cada ciudad, pueblo, comarca o gobierno autonómico las propuestas de los distintos proyectos de izquierda y encontrar todo aquello que nos une. Desde la izquierda debemos defender a la Educación Pública, aumentando sus recursos para mejorar su calidad y revertir todos los procesos de privatización y de creación de nuevas escuelas privadas concertadas. Debemos garantizar una Sanidad Pública de calidad para todos, independientemente de cuál sea nuestro color de piel o la renta que tengamos en casa. Debemos combatir firmemente la desigualdad, aumentando la redistribución de los recursos y que paguen más los que más tienen. Debemos expulsar a todos los corruptos de las instituciones, empezando por aquellos que se dicen izquierdistas, y después, a todos los demás. ¡Y que devuelvan todo lo robado!. Debemos caminar hacia una verdadera sociedad aconfesional donde cada uno respete las creencias de los demás, donde la fe sea exclusivamente un asunto personal, y no jurídico, y nadie vea su vida coaccionada por el credo de los demás. Debemos trabajar para crear empleo de calidad, con salarios dignos y horarios razonables, para que podamos desarrollar nuestros proyectos de vida como ciudadanos libres. Debemos defender a los que no se pueden defender, dentro y fuera de nuestras fronteras, y garantizar la inclusión social de los más necesitados. Debemos reducir las diferencias en la esperanza de vida entre clases sociales. Debemos preservar el medio ambiente y que España vuelva a ser la referencia mundial en energías renovables. Debemos defender la cultura y que está sea libre pero crítica, valiente pero entretenida, constituyendo una fuente principal de nuestra riqueza como país. ¡Ah, y que no me olvide!, debemos hacer que las bicicletas también circulen por la orilla pobre del río Manzanares, querida Manuela.

Seguir leyendo »

El voto por correo del zar

Una de mis novelas favoritas de la infancia fue Miguel Strogoff, el correo del zar, de mi tocayo francés Verne. El libro va de un cartero que, a caballo, debía llevar una carta del zar de Rusia a su hermano el Gran Duque, desde Moscú hasta Siberia, en la que se le avisa de una rebelión de los tártaros. Desde entonces siempre he tenido mucho aprecio por los carteros y su noble oficio.

Este lunes, les hice una visita y acudí a la oficina de Correos de Carabanchel para ejercer mi derecho al voto. Cada elección suelo hacer el papeleo de la petición (viaje 1), me mandan a casa el aviso de sobre, acudo a recoger las papeletas (viaje 2), me las llevo a casa, vuelvo con las papeletas (viaje 3) y cruzo los dedos para que mi voto llegue a la urna. Suelo hacer este bonito aunque tedioso trámite de tres viajes a Correos, porque no sé donde estaré ese domingo y que cuerpo tendré ese día. Aparte que siempre suelo votar a los mismos, a ver si, esta vez sí cambiamos Madrid de una santa vez.

Seguir leyendo »

La historia de otra estafa sanitaria

Imagínate que eres un veinteañero sin trabajo y te quieres comprar un coche. No tienes dinero y se lo pides a tu hermano mayor. En lugar de darte el dinero, él escoge el modelo y el color, lo compra, lo pone a su nombre pero te dicen que el seguro lo pagues tú y durante veinte años se  lo vas pagando con intereses. El también lo va a utilizar pero el mantenimiento y las reparaciones corren de tu cuenta. No contento con eso, te dice que los fines de semana lo utilizará sólo él, pero la gasolina también la tienes que pagar tú, el garaje lo tienes que pagar tú, y hasta la música que lleves puesta será solamente la que él quiera y le tendrás que pagar cada vez que la enciendas. Al final podrás decir que tienes un coche, pero con la cara de tonto que se te quede no sabrás muy bien si al final te ha salido a cuenta.

Al que sí le salen las cuentas es al Gobierno de Aragón de la coalición PP-PAR presidido por Luisa Fernanda Rudi. Este Ejecutivo autonómico decidió el pasado mes de enero aprobar la construcción de un nuevo hospital para Alcañiz, en el Bajo Aragón al norte de la provincia de Teruel, mediante una Iniciativa de Financiación Privada (PFI en jerga sanitaria), que consiste en lo relatado en el párrafo anterior. El Gobierno de Aragón quiere hacer un hospital nuevo, las principales empresas constructoras y algún fondo buitre de inversión lo edifican, y cada año, durante los próximos 20, les vas pagando a cambio de su gestión hasta alcanzar, según los expertos sanitarios, al menos 5 veces el precio final de su construcción.

Seguir leyendo »