Consenso, cinco prioridades y un objetivo: la reactivación

En circunstancias excepcionales, políticas excepcionales. Y para ello, la fuerza de la unidad de acción de todas las formaciones políticas, de los agentes sociales y económicos, del tercer sector, de una representación amplia de la sociedad canaria, donde todos y todas nos sintamos representados y acogidos en un documento de trabajo que ha presentado el presidente Torres estos días. Un pacto para la reactivación social y económica de Canarias.

Un documento que se empezó a elaborar los días siguientes a la activación del Estado de Alarma en nuestro país en reuniones de trabajo en previsión de las consecuencias sociales y económicas que supondría el coronavirus en las islas. Una economía altamente dependiente que conllevaría la pérdida de riqueza colectiva, de miles de empleos, de empresas, y que arrastraría (más aún) a la pobreza a muchos canarios y canarias.

Consecuencias devastadoras que han de tener una respuesta de las mismas magnitudes. Por ello, el ambicioso pacto propuesto recoge cinco ejes fundamentals. El primero es el principal colchón para reducir el impacto social en las familias canarias: el mantenimiento de los servicios públicos y sobre todo su defensa como eje vertebrador de la sociedad; la sanidad pública, la educación pública, la dependencia, las pensiones. En definitiva, el fortalecimiento del Estado del Bienestar, que como hemos visto en esta crisis, es el mecanismo más efectivo para proteger a los más vulnerables.

El segundo tiene mucho que ver sobre el cómo saldrá nuestro sistema sanitario y su capacidad de carga de esta crisis. Considero que, a estas alturas, nadie puede discutir la calidad y la necesidad de nuestra sanidad pública, pero sí bien es cierto que tiene que estar preparada para el futuro próximo en previsión de otras pandemias, y con la garantía de poder atender en condiciones óptimas a la ciudadanía evitando el riesgo sanitario.

Para ello, la inversión en material y en infraestructuras, reforzar la Atención Primaria, trabajar los indicadores de medición y los protocolos. También es fundamental la mejora de la capacidad sociosanitaria, la mejor herramienta, sin lugar a dudas, es la Ley de Dependencia, su aplicación y financiación plena.

El documento entregado también recoge un tercer apartado dedicado a la delicada situación de las personas que en Canarias están en pobreza o riesgo de la misma. Es cierto que ya el Gobierno activó en tiempo record y de forma ejemplar, el Ingreso Canario de Emergencia, una medida de muchas que vienen a conformar un gran escudo social que permita un mínimo de dignidad social.

Por ello, es vital no olvidar el artículo 24 de nuestro Estatuto de Autonomía y la Renta Ciudadana, así como agilizar, facilitar y mejorar la Prestación Canaria de Inserción, siempre en coordinación con los Cabildos y Ayuntamientos, que serán fundamentales para la reactivación.

Y todo ello, fomentando el empleo, fundamental mantener los ERTES y políticas activas para el empleo y la protección de los autónomos y Pymes. El mantenimiento de nuestro tejido productivo, ligado principalmente al turismo, también recogido en el documento en un apartado propio que, enlazado con el último, la reactivación de la economía, serán primordiales para que toda la cadena de políticas propuestas funcione de forma adecuada.

Inyección de liquidez a las empresas, la potenciación de nuestro sector industrial y comercial, también el del transporte, la protección y la obligación de relanzar nuestro sector primario, en el horizonte de una soberanía alimentaria que no sólo ayude a mejorar las condiciones del sector, sino que su peso dentro de la economía canaria sea mucho más sólida.

Y todo esto, dentro de una estrategia que debe estar impregnada en todos y cada uno de los ejes, del desarrollo sostenible de nuestras islas y el cumplimiento de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Una forma de crecer distinta, social y sostenible, que no deje a nadie atrás y que sea justa, que consolide empleo de calidad y fortalezca el sector productivo de la mano de nuestro entorno.

Es una oportunidad que desde el consenso político, económico y social, que desde el sector público y privado, con inversión pública y privada, que con nuestros hechos diferenciales y el aval de Región Ultraperiférica, marca un nuevo camino para reactivar entre todas y todos una nueva página de la historia de nuestras islas, de la cual debemos salir reforzados y además donde todos nos encontremos identificados.

Por ello, animo a la participación en este documento elaborado por el Gobierno de Canarias que recoge de forma amplia la radiografía social y económica de nuestras islas, y que además, con un futuro plan que será trabajado en el Parlamento de Canarias, dará la consistencia política y económica que nuestras islas merecen.

Sobre este blog

Espacio de opinión de Canarias Ahora

    Autores

Etiquetas
Publicado el
2 de mayo de 2020 - 14:20 h

Descubre nuestras apps

stats