Canarias Ahora Blogs y opinión

Sobre este blog

Espacio de opinión de Canarias Ahora

Disparando desde los dos lados

Tony González

Las Palmas de Gran Canaria —

La reciente compra de un chalet por parte de los dirigentes de Podemos Irene Montero y Pablo Iglesias ha suscitado gran polémica y han sido criticados desde los dos lados, tanto la derecha política como desde sus propias filas.

Las críticas han sido similares desde ambos lados, si bien por ideas distintas.

No dudo que la adquisición se haya hecho de forma legal, proveniente de sus ingresos de diputados, de los libros que han escrito y otras fuentes lícitas, además de un crédito hipotecario. Lo que ha suscitado polémica es la conveniencia o no de que líderes de un partido de izquierdas compren una casa considerada «burguesa».

Desde las propias filas se les ha criticado por no ser coherentes con los propios valores. Entiendo que, tras tanto criticar a la «casta», ahora parezca se se suman a ella con una vivienda que no está al alcance de la mayoría de sus votantes ni de la mayoría de la población. Aunque ha sido hecha cumpliendo los principios del partido en cuestiones de sueldos e ingresos. No creo que ni Iglesias ni Montero hayan incumplido las normas internas de su partido en cuestión de limitación de sueldos, ni obtenido ingresos contrarios a esas normas. Entre herencias e ingresos por la autoría de libros, parece claro que entre ambos pueden tener nivel adquisitivo para una vivienda así. Por lo tanto, es más una cuestión de coherencia política entre sus filas, más que cualquier otra cuestión.

Así lo señala el Alcalde de Cádiz, José María González "Kichi", opinando que se debe vivir entre el pueblo y como el pueblo. Pero esta postura contraria, a mi modo de ver adolece de una ausencia. En los antiguos regímenes comunistas, sus líderes, efectivamente, predicaban la igualdad... para los demás, viviendo ellos de una forma completamente distinta, burguesa, a costa del Estado. Y no solo de una forma inalcanzable para sus súbditos, sino que tampoco querían que sus súbditos la alcanzaran. En el caso presente, no se ha hecho a costa de nadie, sino de sus propios y lícitos ingresos, sin vulneración de las normas internas del partido. Y no creo que el objetivo político de Podemos sea que los ricos sean pobres y que los pobres sigan siendo pobres, sino que haya más igualdad en la calidad de vida para todos y que dicha calidad sea la mejor posible. Pero entiendo que chirríe que sus líderes vivan de una forma mucho mejor que la mayoría de la población.

La derecha, y la mayoría de los medios de comunicación, que son suyos, se han apresurado a editar portada tras portada, magnificando estas aparentes incoherencias. Y a acosarlos con propuestas de «marchas» a la casa adquirida y ofertas económicas buscando información de sus vidas privadas. En la conciencia social española, asentada por casi 40 años de dictadura y más de 40 posteriores con la propiedad de la mayoría de los medios de comunicación en manos de las élites del poder, se considera que el comunismo o lo que se presenta como «izquierda radical», persigue el objetivo principal de hacer pobres a los ricos y rebajar su nivel de vida al correspondiente a la mayoría de la población, bastante precario. Lo cual es una falacia, pues al menos expresamente, esta «izquierda radical» promueve tanto la mayor igualdad como la mejora de la calidad de vida de toda la población. Y mientras critican que los líderes de un partido adquieran una vivienda de unos 600.000€, con fondos propios, sujetos a limitación de sueldo público por su propio partido, y de forma totalmente legal, callan frente a la enorme e injusta diferencia de salarios e ingresos que la derecha no solo permite, sino que promueve. Y no solo callan, sino que, en más de 800 casos, defienden a ultranza presuntos enriquecimientos ilícitos en las filas propias, algunos no tan presuntos habiendo condenas de cárcel, a costa del trabajo de la mayoría de españoles, que es de donde provienen los fondos del erario público.

No sé si ha habido falta de previsión por parte de Montero e Iglesias o si habían previsto la polvajera que se iba a montar y aun así decidieron no renunciar a algo lícito.

En cualquier caso, la polémica ha puesto en evidencia una vez más el populismo y los estereotipos falsos e interesados de la derecha y la falta de definición en la coherencia de la izquierda. Si este debate se hiciese razonando, serviría para formar opiniones fundadas. Pero mucho me temo que se está haciendo más con el estómago y con ideas preconcebidas y prejuicios, que solo producirán enconamiento y estupidez.

Sobre este blog

Espacio de opinión de Canarias Ahora

    Autores

Etiquetas
Publicado el
24 de mayo de 2018 - 13:02 h

Descubre nuestras apps

stats