El gasoil vertido por el ferry que encalló en Agaete se reduce a los 3 litros y se eliminará en una semana

Personal del Cabildo de Gran Canaria vigilan y monitorean la evolución de las manchas vertidas por el ferry de Fred.Olsen.

El gasoil vertido por el barco de Fred Olsen al encallar el jueves en Agaete se ha reducido a manchas que suman en torno a tres litros que serán atacadas desde diversas vertientes con el objetivo de que la próxima semana hayan desaparecido del todo. En estos momentos están activos tres planes, los de la Administración estatal, regional e insular, que trabajan en coordinación con el Ayuntamiento de Agaete y con la empresa Fred Olsen.

El Gobierno canario y el Cabildo de Gran Canaria cuentan con una treintena de personas en colaboración con el resto de entidades en caso de una posible afección medioambiental. Sus trabajos se centran en la vigilancia y monitorización para detectar cualquier mancha y en contener las láminas con barreras: una que protege la playa y otra que contiene lo que aún pueda verter el buque que, de hecho, días atrás vertió tres litros que están contenidos. Si bien su patín izquierdo ha sido vaciado, le queda el residuo. El riesgo finalizará cuando no esté el buque averiado en el puerto.

En cuanto a las manchas producto del encallamiento, la lámina inicial de medio centenar de litros se ha reducido –la previsión era que el 85% se evaporara-, y el resto se ha fragmentado básicamente en dos manchas, una de un litro y otra de dos, más algunas salpicaduras que han tocado la costa, en la playa y por la zona del Dedo de Dios, mientras se monitoriza la Playa de Guayedra.

Las dos manchas están siendo recogidas con mantas absorbentes y un barco recogedor, mientras que para los puntos de costa se estudia el uso biorremediación con la bacteria Pseudomona putida, que como además es inocua el objetivo es usarla por prevención en toda la costa, puesto que el gasoil puede haberse fragmentado en gotas que serán en cualquier caso encontradas por las bacterias, que llegan a cualquier recoveco. Esta bacteria ya se ha usado en Fuerteventura y se aplicará en cuanto estén los informes que certifiquen su idoneidad.  

Como efecto de las bacterias, es posible que se observen pequeñas manchas naranjas que podrán parecer manchas de combustible pero en realidad son producto de la biorremediación que será igualmente reabsorbidas por la naturaleza.

Desde el primer momento, se toman muestras diarias de agua en diversos puntos para analizar los hidrocarburos, la aptitud para el baño –relacionada con contaminación orgánica, que no es el caso, pero igualmente se realizan-, y próximamente los sedimentos.

Con todo, la previsión es que el gasoil desaparezca en el plazo de una semana, contando con que siga nublado pues el sol aceleraría el proceso, y siempre que no haya incidencias, para lo que están los planes activos, que solo pasaran de fase de alerta a prealerta cuando el barco haya sido adrizado (estabilizado), vaciado la carga interior y selladas las roturas. Aun así seguirán activos, y solo cuando sea trasladado a dársena seca será cuando comience la desactivación en cadena.

Etiquetas
Publicado el
14 de enero de 2021 - 19:41 h

Descubre nuestras apps

stats