La Gomera, tres años después del incendio

Aspecto actual de una de las zonas afectadas por el fuego | Foto: naturgucker.de

El gomero no olvida el terrible incendio que asoló la isla en 2012. Ese fuego, que comenzó el 4 de agosto de aquel año, marcó un antes y un después en La Gomera. Un 11% de la superficie de la Isla fue afectada y obligó a evacuar prácticamente a un cuarto de su población.

El incendio se dio por controlado en el mes de octubre tras afectar a 4.100 hectáreas correspondientes a los municipios de san Sebastián, Vallehermoso, Alajeró y Valle Gran Rey. Hoy, tres años después, sus secuelas siguen siendo visibles en muchos puntos de la geografía gomera aunque, como signo de esperanza, donde antes habían cenizas, hoy crecen los brezos en muchas zonas del Parque Nacional de Garajonay.

Los trabajos de reforestación continúan en diversas zonas. Se trabaja sin descanso para ir recuperando, poco a poco, las zonas afectadas. Pero habrá lugares que tardarán siglos en recuperarse. Nosotros no volveremos a ver el Parque tal y como lo hicimos antes de agosto de 2012, pero seguiremos disfrutando de un ecosistema único que permanece prácticamente intacto y que es el mayor regalo que la naturaleza ha legado a esta isla: su inmenso pulmón verde de laurisilva que es el Garajonay.

Sin embargo, el gomero sigue sin olvidar. Caos, varios frentes abiertos, bajadas y subida de nivel, medios y contramedios para controlar las llamas, 5.000 personas desalojadas y 750 hectáreas calcinadas del Parque Nacional de Garajonay. Cifras que, tres años después, siguen escociendo en el alma del gomero como la sal sobre una herida.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats