La lava quema una red de riego en La Palma, la nueva colada conecta con la principal y la fajana suma 27 hectáreas

Zona afectada por la erupción de La Palma. (Copernicus Sentinel data)

El río de lava que comenzó a descender desde las dos bocas eruptivas abiertas la madrugada del viernes a unos 600 metros del cono principal ha entrado este sábado en contacto lateral con la colada principal, la que discurre hacia el mar y ha creado una franja que alcanza ya las 27,7 hectáreas. La responsable nacional de vigilancia volcánica del Instituto Geográfico Nacional (IGN), Carmen López, ha precisado que aún se desconoce si esta colada proseguirá su camino lateral o se unirá definitivamente a la primigenia, que mantiene el mismo trazado y un flujo constante, sin cambios en su extensión, hasta desembocar en la isla baja creada.

El director técnico del Plan de Prevención de Riesgo Volcánico de Canarias (Pevolca), Miguel Ángel Morcuende, ha explicado en la rueda de prensa que la colada de lava principal ha roto la última conexión de riego de la zona de El Remo. La mañana de este sábado se pudo observar en ese lugar una intensa humareda blanca que suponía la constatación de que la lava había entrado en contacto con el agua de esa red, ha añadido el portavoz. En los próximos días se iniciará la instalación de desaladoras que permitirán la continuidad de los riegos en la zona, .

Según los datos satelitales de Copernicus, la erupción de La Palma había afectado hasta las 18.45 horas del viernes a 1.005 edificaciones, de las que 885 han sido destruidas y 105 están dañadas o en riesgo de ser destruidas. En un hotel de Fuencaliente permanecen alojadas 201 de las más de 5.500 personas que han sido evacuadas durante esta crisis volcánica. El resto ha sido albergado en casas de amigos o familiares. El volcán también ha afectado a la red de carreteras de la zona sur de la isla. En total son 28,3 los kilómetros inutilizados.

El Pevolca ha levantado los confinamientos decretados tanto en los barrios de Tazacorte (este lunes) como en El Paso y Los Llanos de Aridane (el viernes). Con respecto al empeoramiento de la calidad del aire que obligó este viernes por la noche a ampliar esa medida de precaución a otros núcleos poblacionales, Morcuende ha explicado que se debió a la conjunción de varios factores. En primer lugar, a un fenómeno de afección sahariana, de vientos procedentes del este, que provocó una inversión térmica a unos 600 metros de altura que actuaba como "tapadera" y evitaba que los gases que emanaban de la combustión de los invernaderos (y de los fertilizantes guardados en los cuartos de explotación agraria), nocivos para la salud, se difuminaran en la atmósfera. A este efecto contribuyó, además, la escasa fuerza de los alisios y una brisa que soplaba desde el mar hacia el interior. 

El director técnico del Pevolca ha precisado que fue un episodio puntual que desapareció sobre las 00.00 horas tras un cambio en la dirección del viento, pero que se puede repetir a lo largo de esta jornada, ya que estas condiciones meteorológicas desfavorables son similares. Morcuende ha aclarado que el nivel de contaminación generado por este fenómeno "no es excesivo y que puede provocar picor de ojos y molestias respiratorias, aunque ha incidido en que los efectos se pueden "exacerbar" en las personas que tienen debilitado el sistema inmunitario, en los niños y en las mujeres embarazadas. 

Mientras dure este proceso de afección de vientos procedentes del Sáhara, este fenómeno de la "tapadera" puede reproducirse, por lo que las autoridades han decidido, una vez desconfinados los barrios en riesgo, que los servicios de emergencias avisen por megafonía a los vecinos cuando sea necesario que permanezcan en sus casas. 

Varios centros activos

La responsable de vigilancia volcánica del IGN ha señalado que el volcán sigue alternando fases explosivas y efusivas y que tiene varios centros activos de emisión de magma en el interior del cono principal, mientras que en el sector noroeste hay otras dos bocas expulsando lava. Carmen López no descarta que se puedan producir nuevos centros de emisión y ha explicado que la colada principal discurre sin variar su extensión hacia el mar, donde el pasado martes comenzó a generarse una plataforma lávica que ya alcanza los 540 metros de longitud y una profundidad de 35 metros, con una superficie cubierta de 27,7 hectáreas. La fajana se está ensanchando tanto al norte como al sur.

Como ya informara el Instituto Volcanológico de Canarias a través de un vídeo colgado en sus redes, este sábado por la mañana se ha abierto un nuevo centro emisor de cenizas y gases en el cono principal. Carmen López ha afirmado que la actividad fumarólica (la emisión de gases a temperatura elevada) puede desestabilizar la parte superior del cono, lo que da lugar a este tipo de fenómenos que van cambiando la fisonomía del cono.  

La nube de gases y cenizas que emergen del cráter de Cumbre Vieja alcanza los 4.500 metros de altura. Según la previsión meteorológica, los vientos soplarán de componente sur, por lo que desplazarán el penacho hacia la vertiente suroeste de la isla, ha explicado la portavoz del IGN. La ceniza podría llegar hasta la isla de el Hierro. 

En cuanto a la sismicidad registrada en las últimas horas por la red de seguimiento del IGN, Morcuende ha lanzado un mensaje de tranquilidad y ha subrayado que se trata de un fenómeno "lógico", "coherente" con el proceso eruptivo. El director del Pevolca ha explicado que desde el momento en que se generan huecos por la expulsión de material magmático se producen movimientos de reordenación en "la caldera que contiene la lava" y se generan movimientos sísmicos. "No debemos estar pensando en otras posibilidades" y menos cuando los temblores se están produciendo a cierta profundidad, ha apuntado el experto ante el temor de que pueda abrirse una fisura en esa zona del sur de la isla. "Si estuvieran más a nivel suelo, podríamos hablar de otro escenario, pero actualmente no", ha dicho.

Los terremotos se están localizando en el sur de La Palma, entre Fuencaliente y la Villa de Mazo, y a profundidades de entre 10 y 15 kilómetros. El mayor ha sido de magnitud 3,6. Según López, estos temblores pueden originar pequeños desprendimientos en zonas de pendiente, mientras que se han detectado en algunas estaciones sísmicas el tremor asociado a la plataforma lávica que se ha creado después de que la lava entrara en contacto con el océano. 

El volcán emite unas 2.330 toneladas diarias de dióxido de azufre y la emisión difusa de dióxido de carbono alcanza las 1.870 toneladas al día. La portavoz del IGN ha señalado que este viernes se redujeron paulatinamente los valores de dióxido de azufre en las estaciones de Tazacorte, El Paso y Los Llanos de Aridane. Lo que sí ha aumentado son las partículas inferiores a las 10 micras. En Los Llanos de Aridane, Las Balsas (San Andrés y Sauces) y El Pilar y La Grama (Santa Cruz de La Palma) se superó el umbral diario. 

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats