El PP canario anuncia un congreso “tranquilo” tras dos años de imposición sin elegir quien lo dirija

La presidenta del PP en Canarias, Australia Navarro. EFE/Ángel Medina G.

La actual presidenta del PP de Canarias, María Australia Navarro, anunciaba este lunes su renuncia y la próxima celebración en enero de un congreso que favorezca “un cambio tranquilo, sin conflictos ni quiebras internas”. Pese a que aseguró que quien lo desee podrá postularse, el comunicado del partido resalta la palabras “serenidad” o “tranquilidad”, con las que pretende despejar que se vaya a producir una pugna por el cargo. Hay un nombre que resuena en las quinielas, el del líder de los populares en Tenerife y alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez; aunque en estos meses también lo han hecho otros como el del diputado autonómico Poli Suárez, que encarna el consenso en el partido o el del presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández Zapata, que ha ganado popularidad por la gestión de la crisis volcánica que vive la isla. 

Operación Arrecife o quién manda en el PP canario

Operación Arrecife o quién manda en el PP canario

El periódico Canarias7 adelantaba este lunes que la decisión del PP nacional ya estaría tomada y que es Manuel Domínguez ese candidato de consenso por el que aboga el partido que actualmente vive una crisis nacional por el enfrentamiento entre la presidenta de la comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso y el del líder de los populares, Pablo Casado. Precisamente, el secretario general de los populares, Teodoro García Egea, ha apelado a la “unidad” interna en la última convención para ir fortaleciendo al partido de cara a las elecciones generales y autonómicas que llegarán en menos de dos años. 

En Canarias, el Congreso sí llega en un momento de revulsión en el partido, pese a esa estabilidad con la que se insiste, con un acercamiento hacia Coalición Canaria, que ansía volver a gobernar en las instituciones tras el batacazo de 2019. Hace apenas unas semanas la alcaldesa de Arrecife rompía el pacto con el PSOE por “pérdida de confianza” y este mismo lunes anunciaba un acuerdo con los nacionalistas en el municipio. Este movimiento llevó a que la presidenta del Cabildo de Lanzarote, Dolores Corujo (PSOE) también rompiera el pacto con los populares. Una operación que, no obstante, no tiene visos de ser repetida en La Palma, donde el pacto entre PP y PSOE funciona bien. Los populares tantearon hace dos años un pacto regional con los socialistas y también exploraron la vía con los partidos ahora en la oposición y con Agrupación Socialista Gomera. Estos intentos fracasados pasaron factura al partido y finalmente en julio de ese año la cúpula presionó para que el entonces presidente regional del PP, Asier Antona, abandonara este cargo y el Parlamento de Canarias para que se exiliara en el Senado, donde también terminó el actual secretario general de CC, Fernando Clavijo, y obtener así el aforamiento por la causa por las que era investigado entonces. 

Un congreso que rompió al partido

Tras la marcha de José Manuel Soria por su aparición en los papeles de Panamá cuando era ministro de Energía y Turismo, se abrió en el PP de Canarias una nueva etapa que llegó a su momento culmen con la celebración por primera vez de un congreso con primarias a las que concurrieron cuatro personas: Enrique Hernández Bento (exdelegado del Gobierno, ahora en Unidos por Gran Canaria, que cuenta con otros escindidos del PP como el histórico José Miguel Bravo de Laguna), Juan José Cardona (exalcalde de Las Palmas de Gran Canaria y expresidente de la autoridad portuaria), Cristina Tavío (exdiputada en el Parlamento de Canarias) y Asier Antona, el candidato que presentó más avales y que se mantuvo en el cargo hasta que lo expulsó la cúpula del PP a la Cámara Alta. 

Durante ese período de primarias el partido vivió conflictos internos y algunos de los candidatos trataron de desmarcarse de la sombra de José Manuel Soria. Enrique Hernández Bento finalmente unió su candidatura a la de Cristina Tavío y se mostraron muy contrarios a la línea de Antona y Australia Navarro. Cardona, por su parte, unos días antes anunció que retiraba la suya. Tras la elección del sustituto de Soria, Bento anunció su marcha del partido aunque no de la política. En la formación sí continuó su hermana María del Carmen Hernández Bento, que fue diputada y también delegada del Gobierno en Canarias. Sin embargo, su partido la dejó fuera de su lista al Congreso en las elecciones de 2019. El PP tiene “a los mejores candidatos" dijo María Australia Navarro tras este movimiento. 

Precisamente, el PP quiere evitar un período de desgaste como el de 2017 y por ello promueve una candidatura de consenso que le permita ganar fuerza de cara a las próximas elecciones. María Australia Navarro, por su parte, negó este lunes que el candidato ya esté decidido y animó a quienes lo deseen a postularse ya que “solo tienen que presentar 90 avales” en un Archipiélago donde cuentan con 40.000 personas afiliadas. 

Un partido con peso desigual

El PP cosechó en las pasadas elecciones autonómicas un total de 135.573 votos, siendo la tercera fuerza más votada tras PSOE y Coalición Canaria. En total, cuentan con 11 diputados y diputadas; cuatro de ellos por la isla de Gran Canaria, donde obtuvo 60.283 votos. En esa isla es el principal partido de la oposición en el Cabildo y en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. Ostenta las alcaldías de Moya, Agaete, Valleseco, Artenara o Santa Brígida, aunque en las pasadas elecciones perdió el que había sido en los últimos años un feudo clave como San Bartolomé de Tirajana. Tradicionalmente, la presidencia regional del partido había recaído en una persona de Gran Canaria, algo que se rompió con la proclamación del palmero Antona, isla donde actualmente el PP gobierna en el Cabildo y en municipios tan importantes como Santa Cruz de La Palma o Los Llanos de Aridane.

La celebración del XV Congreso autonómico del partido será previsiblemente los días 22 y 23 de enero, en la isla de Tenerife.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats