Las Palmas de Gran Canaria mejora su incidencia de COVID mientras Santa Cruz de Tenerife y Arrecife ven empeorar sus cifras

Canarias sigue registrando un estancamiento de su situación epidemiológica

La cuarta ola no pierde fuerza en España, por el contrario, los contagios de COVID-19 siguen aumentando cada día, de tal forma que casi la mayor parte de las grandes ciudades del país registran esta semana una clara tendencia al alza. Canarias, como ya es sabido, también está viviendo este repunte, pero a su manera. Mientras la gravedad a nivel nacional recae en la subida de los casos, en el caso del Archipiélago lo que preocupa es la estabilidad epidemiológica en la que lleva sumida la comunidad desde hace más de un mes en cifras que no son precisamente favorables.

En la actualización semanal que lleva a cabo elDiario.es de los datos COVID de los grandes municipios de España, se observan cifras que, si bien responden a ese estancamiento, han variado ligeramente en algunas ciudades canarias.

Las capitales de las islas que se encuentran actualmente en nivel de alerta 3 sanitaria (Tenerife y Gran Canaria) son dos de las ciudades que han experimentado algunos cambios desde hace siete días. Por un lado, Las Palmas de Gran Canaria mantiene su incidencia acumulada (IA) a 14 días casi en los mismos niveles, pero, a diferencia de hace una semana, tiene una tendencia a la baja (-8%), registrando 271 casos por cada 100.000 habitantes, 44 menos que la pasada semana. Sin embargo, este indicador epidemiológico sigue estando en nivel de riesgo muy alto, como también lo sigue estando en Santa Cruz de Tenerife.

La capital tinerfeña registra una mayor incidencia a 14 días que la grancanaria, 348 casos por cada 100.000 personas. No obstante, mientras que la semana pasada mostraba una predisposición casi mínima a la subida de contagios (5%), esta incrementa este dato (14%), con una IA de 21 contagios más que hace siete días, sobrepasando nuevamente con creces el umbral de riesgo extremo, establecido a partir de los 250 casos.

Santa Cruz de Tenerife no es la única gran localidad de la isla que preocupa por sus datos. La Laguna sigue manteniendo una tendencia ascendente, en contraste con su situación hace dos semanas, momento en el que la ciudad de los Adelantados registraba una IA a 14 días de 150 casos por cada 100.000 laguneros, y se posicionaba como la quinta ciudad española que experimentaba un mayor alivio epidemiológico. Actualmente, ese mismo indicador es de 259 casos, entrando, así, en riesgo muy alto.

Quien tampoco parece acercarse mucho a los números favorables es Arrecife, cuya IA sigue inmersa en una tendencia al alza bastante clara: hace dos semanas, ese indicador era de 161 casos; la semana pasada, de 181; y, actualmente, la capital de Lanzarote registra una incidencia a 14 días de 226 casos por cada 100.000 residentes. La localidad extiende así por tercera semana consecutiva su predisposición al ascenso que, por otro lado, no permite que su incidencia baje del riesgo alto.

Valverde, en riesgo extremo, pero sin alarmas

En el mapa epidemiológico elaborado por elDiario.es destaca que la capital de El Hierro se tiñe de marrón oscuro, es decir, en un nivel epidemiológico bastante preocupante. Sin embargo, si observamos los datos directamente de Grafcan, el portal de donde extrae los datos el periódico, lo cierto es que las cifras COVID que arroja Valverde se acercan bastante a los de la nueva normalidad: 26 casos activos este martes; hasta que llegamos a su IA a 14 días: 513 casos por cada 100.000 habitantes, un dato que a priori puede parecer muy alarmante.

Ahora bien, la tensión de la situación se rebaja si se analiza el contexto. La densidad poblacional de la isla más occidental de Canarias es de algo más de 11.000 habitantes. Esto hace que cualquier cambio epidemiológico, como, en este caso, un brote registrado en la pasada semana de origen social con cuatro casos positivos, provoque una subida explosiva en la curva de incidencia.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats