eldiario.es

Menú

Los alcaldes de Gran Canaria tumban las propuestas de los bomberos y al presidente del Consorcio de Emergencias

Los representantes de los ayuntamientos consideran que hay que corregir la alta tasa de absentismo por lo que rechazaron las reclamaciones que Miguel Ángel Rodríguez trajo este martes a la Junta General

El vicepresidente del Consorcio, Óscar Hernández, explica que el nuevo acuerdo entiende que los bomberos no deben estar adscritos a un parque concreto o regula los pluses de productividad, entre otros aspectos

El Consorcio será asumido por el presidente del Cabildo, Antonio Morales, una vez acepte la renuncia de Rodríguez y decida si delega estas competencias en otro consejero o sigue él al frente

- PUBLICIDAD -
Bomberos frente al Cabildo de Gran Canaria.

(IMAGEN DE ARCHIVO) Bomberos frente al Cabildo de Gran Canaria.

El Consorcio de Emergencias de Gran Canaria vuelve a protagonizar otro escenario de tensión que esta vez ha terminado con la dimisión de su presidente, Miguel Ángel Rodríguez. Los alcaldes de los 19 ayuntamientos que forman parte de este órgano han rechazado las propuestas de los bomberos sobre sus condiciones laborales, reclamos que eran defendidos por el también consejero de Medio Ambiente y que al ver que no podía cumplir con las exigencias de este colectivo decidió renunciar a su cargo.

La Junta General celebrada este martes tuvo que ser asumida por el vicepresidente del Consorcio, Óscar Hernández (alcalde de Agüimes), quien explica que había varios puntos de estos reclamos que a juicio de los representantes de los ayuntamientos no se pueden defender. Uno de los puntos de mayor conflictividad, señala que es el alto nivel de absentismo que hay en el cuerpo de bomberos, por lo que considera que las medidas debían ir encaminadas a corregirlo.

Una de las principales modificaciones del nuevo acuerdo, que no contenta a bomberos y al ya dimitido presidente del Consorcio, son las localizaciones de los bomberos en los parques. Es decir, el personal quería estar adscrito a un parque concreto, sin embargo, los alcaldes sostienen que se trata de un consorcio insular, por lo que el personal debe servir a todos los parques siempre que se le notifique con antelación.

El nuevo acuerdo también recoge que los pluses de productividad deben estar regulados ya que, según explica Hernández, hoy día se cobran pluses todos los meses sin estar determinados los criterios y se deben concretar de manera objetiva.

Otro de los problemas con los que se está encontrando el Consorcio es que las aseguradoras no hacían la póliza del seguro del convenio porque había un apartado sobre "invalidez en la profesión" y en los últimos años varias personas tenían esa declaración y ello suponía 60.000 euros de cuota para el Consorcio, una cifra que iba a subir a 400.000 euros, señala el vicepresidente.

Otra demanda de los trabajadores era que los parques cuenten con unas dotaciones mínimas, lo que los alcaldes rechazaron desde el primer minuto al considerar que esto significaría denegar potestad administradora, una imposición que el alcalde de Agüimes recuerda que no existe en ningún otro ente público y que fue uno de los puntos más conflictivos en la negociación.

En lo que sí han cedido los alcaldes es en mantener los turnos de 24 horas, como defienden los bomberos. La propueta de los representantes de loa ayuntamientos era reducirla a 12 horas ya que hay más volumen de incidencias diurnas que nocturnas.

Hernández aclara que ante la falta de acuerdo era necesario que se aprobara el nuevo convenio laboral de 2018 a 2020 ya que hasta este martes los trabajadores no tenían, por ejemplo, un calendario laboral ni sabían cuándo podrían cogerse vacaciones, entre otros aspectos.

El Consorsio de Emergencias lleva años protagonizando polémicas que ha llevado a los trabajadores incluso a ponerse en huelga. Desde marzo del año pasado se negocia el nuevo convenio y se dieron un plazo de tres meses para tenerlo listo. En julio de 2017 no se llegó a ningún acuerdo.

El consejero de Medio Ambiente y hasta este martes presidente del Consorcio, Miguel Ángel Rodríguez siguió negociando por su cuenta con los trabajadores con el objetivo de presentar una propuestas más acorde a sus demandas y solucionar así los años de desacuerdo. Sin embargo, estas medidas no fueron aceptadas por los alcaldes y se cobró su dimisión.

Ahora, el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, tiene que decidir si acepta la dimisión del Rodríguez. Una vez aceptada asumirá él la presidencia del Consorcio, ya que está entre sus competencias, y puede seguir en este cargo o delegar estas funciones en otro consejero.

El PP ha pedido desde la "destitución inmediata" de Miguel Ángen Rodríguez, al que ha acusado de no haber resuelto el conflicto con los bomberos y de "no tener los requisitos ni el perfil idóneo para este cargo". No obstante, los problemas con los trabajadores del Consorcio se arrastran desde antes del último mandato, "desde casi su puesta en marcha", recuerda el alcalde de Agüimes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha