Sanitarios de Gran Canaria aún no han cobrado turnos que doblaron por la pandemia hace tres meses

Toma de muestras para una prueba PCR. (EFE)

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias acumula retrasos de hasta tres meses en el pago a sanitarios de Atención Primaria en Gran Canaria por los turnos que han doblado durante este periodo para reforzar la capacidad asistencial en los centros de salud de la isla ante el incremento de la demanda derivado de la pandemia de COVID-19 y la necesidad de destinar recursos a la realización de pruebas para la detección de la enfermedad. 

"Lo cobrarán sí o sí", señalan fuentes oficiales del Servicio Canario de Salud (SCS), que aseguran que se están investigando las causas de esa demora en el abono de esas jornadas extra. De momento se desconoce cuántos profesionales han sido afectados. 

Salvo solución de urgencia por la vía extraordinaria, los trabajadores deberán esperar al menos un mes más para poder recibir esos emolumentos, ya que esas cantidades no han sido incluidas en la nómina de octubre, pagadas a la plantilla este miércoles. Según la información trasladada por los gestores del área de salud de Gran Canaria al sindicato Asaca, con representación en la mesa sectorial de Sanidad, el retraso se debe a una incidencia administrativa. También ha habido dificultades con el pago a trabajadores de otras gerencias que acudieron a la llamada de Atención Primaria en la isla para reforzar las labores de toma de muestras PCR en los puntos habilitados . "Era una situación excepcional, pero no se podía hacer. Han tenido que buscar un mecanismo legal para poder pagar a estos sanitarios los doblajes de turno", señalan desde Asaca. 

Pedro Rodríguez, enfermero en el centro de salud del Cruce de Arinaga, es uno de los afectados. Asegura que desde finales de julio ha hecho un total de 33 días de doblaje. En esta situación, asegura, hay "cientos de compañeros". En su caso, los ha realizado los fines de semana, de manera que sus jornadas durante los sábados y domingos se prolongaban 14 horas. Según sus cálculos, le deben algo más de 5.000 euros, unos 1.700 por cada mes (doblajes de siete horas por 22 euros cada una de ellas). "Estamos desbordados, doblando una barbaridad y llevamos más de tres meses sin cobrar por esos turnos", se queja. 

El enfermero lamenta que ese "sobreesfuerzo", aún no recompensado, también le ha ocasionado costes extras. "Si hago 14 horas seguidas, en algún momento he de comer. Muchas veces no te puedes llevar la comida porque te hacen doblar allí mismo, in situ, porque un compañero se ha puesto enfermo o ha dado positivo por COVID o tiene que estar aislado. Eso lo he tenido que pagar yo. También el parking cuando iba a la zona de Elder (en el Parque de Santa Catalina de Las Palmas de Gran Canaria) a hacer las pruebas de PCR. El mes que he ido a doblar he tenido que pagar de mi bolsillo unos 200 euros", dice.

El director del Servicio Canario de Salud (SCS), Conrado Domínguez, dictó el pasado 1 de octubre una instrucción en la establecía un programa especial para retribuir con un complemento de 180 euros al día para los diplomados sanitarios y de 280 para los licenciados a aquellos profesionales sanitarios que se prestasen voluntarios para hacer jornadas extraordinarias en los centros de salud del Archipiélago con el propósito de aliviar la sobrecarga asistencial en Atención Primaria . El cómputo de horas para las nóminas de los trabajadores del SCS se cierra, según las fuentes consultadas, el día 8 de cada mes, por lo que las retribuciones fijadas en esa instrucción no se cobrarán hasta la de noviembre. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats