Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
ENCUESTA | El PP agota el impulso de la amnistía y cae su ventaja sobre el PSOE
El Gobierno de Ayuso reclama 400.000 euros a familiares de fallecidos en residencias
OPINIÓN | Si el Supremo lo imputa, el fiscal general debería recordar a Oltra
Sobre este blog

Espacio de divulgación científica y tecnológica patrocinado por la Universidad de Alcalá (UAH), con el objetivo de acercar el conocimiento y la investigación a la ciudadanía y generar cultura de ciencia

Los retos para implementar la Oncología de Precisión: más financiación para “atacar” el cáncer con terapias personalizadas

Foto: Pixabay

0

Oncología de Precisión o proporcionar al paciente adecuado el tratamiento adecuado en el momento adecuado, independientemente del hospital en el que sean tratados. Es uno de los actuales retos en la Sanidad española.

Según los últimos datos conocidos, en España, se estima que la mortalidad por cáncer se incrementará de 113.000 casos en 2020 a más de 160.000 en 2040. La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) recoge en su informe 'Las cifras del cáncer en España 2022. Se estima que este año habrá un total de 280.101 nuevos casos de cáncer en España (160.066 hombres y 120.035 mujeres) frente a los 276.239 diagnosticados en 2021, aunque hay que tener en cuenta que esta estimación no incluye el posible efecto de la pandemia de la COVID-19.

Hoy en día, los especialistas son capaces de identificar determinadas características del genoma de algunos tumores, los llamados biomarcadores, y seleccionar un tratamiento diferente para dos personas que padecen el mismo tumor, si los biomarcadores son distintos.

Un campo con muchas posibilidades para mejorar la supervivencia y el tratamiento

La Medicina de Precisión no es nueva en nuestro país. “Es una realidad en la práctica asistencial desde hace años”, explica Pilar Garrido, profesora de la Universidad de Alcalá (UAH) y jefa de Sección de Oncología Médica del Hospital Universitario Ramón y Cajal, en Madrid, porque la individualización del tratamiento se ha venido utilizando, por ejemplo, para pacientes con diabetes o hipertensión.

En el campo de la Oncología, la novedad es que los especialistas pueden ya determinar algunas características genómicas de algunos tipos de tumor y, en esos casos, prescribir tratamientos con fármacos muy concretos. Es lo que se conoce como terapia dirigida: permite mejorar la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes que presentan alteraciones moleculares concretas y tienen tumores avanzados.

“Hemos encontrado, en algunos tumores más que en otros, genes que son dianas. Lo que ahora reclamamos es que la Medicina de Precisión sea una realidad para todos los pacientes”, explica Pilar Garrido, sin distinguir el lugar en el que vivan.

La Medicina de Precisión es ya una práctica habitual de “cualquier médico y en cualquier ámbito”, sostiene la doctora. “No se toman las mismas decisiones ante el mismo problema si hablamos, generalizando mucho, de una persona frágil de 90 años o de un joven de 25 porque hay otros factores que ayudan a decidir la mejor estrategia”.

En el caso de la Oncología, “hablamos de descubrir cómo un determinado tumor tiene alterado un gen específico porque nos permite disponer, además de los tratamientos convencionales de la enfermedad, un tratamiento dirigido personalizado para ese tipo específico de tumor”.

La desigual situación entre las comunidades autónomas

En noviembre pasado la Generalitat de Catalunya anunció un plan “pionero” en España sobre Medicina de Precisión en Oncología dentro de su cartera de servicios para realizar tratamientos personalizados del cáncer. El Servicio Cántabro de Salud (SCS) ha incorporado las pruebas diagnósticas de la medicina de precisión en su práctica asistencial, y las comunidades de Madrid o Andalucía ya trabajan en programas de implementación de las redes diagnósticas para favorecer la medicina personalizada.

“Cada comunidad autónoma está tomando sus decisiones y organizando sus circuitos. Está bien siempre y cuando haya consenso en calidad y en profundidad de datos, en un tiempo similar y razonable”, señala la también presidenta de la Federación de Asociaciones Científico Médicas de España (FACME).

Hasta la fecha, los tiempos en ponerlo en práctica son desiguales, según cada comunidad autónoma. “Desde las sociedades científicas pedimos que se haga de forma armonizada”, recalca Pilar Garrido.

Una comparecencia en el Senado buscaba, el pasado mes de septiembre, poner sobre el tablero político el problema de la “inequidad” en la implementación de la medicina de precisión, según la comunidad autónoma en la que se resida. “Debe estar disponible por igual a todos, se viva donde se viva, también en el medio rural, aunque el hospital de referencia no tenga la tecnología que se requiera en este momento”.

El último documento de la Estrategia Nacional del Cáncer publicado a principios de 2021 ya recogía la importancia de la Medicina de Precisión, pero, incide Garrido, “la financiación está en manos de las comunidades autónomas y su implementación requiere del compromiso de cada una de ellas y de su organización interna. No es lo mismo una comunidad autónoma muy urbana como Madrid u otras como Castilla y León o Castilla-La Mancha con territorios muy dispersos físicamente”.

Los fondos europeos como oportunidad

Todas las comunidades autónomas realizan pruebas genéticas y de anatomía patológica asociadas a la Medicina Personalizada de Precisión (MPP) a nivel asistencial. Otra cosa es que se oferten dentro de la cartera de servicios de cada región u hospital y que además tengan recursos. Los servicios, advierten las sociedades médicas, están “muy fragmentados”.

Falta estrategia común y financiación para el diagnóstico de biomarcadores (que no se incluye en la cartera de servicios de todos los hospitales), además de infraestructura e incluso más personal especializado en las plantillas hospitalarias. “Aplicarlo en hospitales asistenciales es complicado, pero es nuestro deber sacarlo a la luz para sensibilizar a las autoridades”.

Ahora, con la llegada de fondos extraordinarios desde Europa a causa de la pandemia se abre, quizás, una oportunidad. Y es que, la investigación no es sencilla ni igual en todos los cánceres. Tampoco se han obtenido resultados homogéneos. “En algunos casos, tenemos la diana o gen identificada pero no hemos sabido encontrar un tratamiento poco tóxico o eficaz”.

La Oncología de Precisión es una herramienta para mejorar la salud de los pacientes, pero también permite contribuir al uso racional de los recursos sanitarios y favorece la sostenibilidad del sistema de salud. Por eso los oncólogos y otros profesionales sanitarios creen que hay que seguir avanzando tanto en coordinación como en financiación. “La aprobación de fármacos está muy bien regulada, aunque haya retrasos por la negociación del precio, pero tiene que haber una negociación similar para los biomarcadores: si llega un fármaco nuevo que se va a financiar, también debe estar garantiza la financiación para estudiar el biomarcador. Ahí nos encontramos con que a veces eso no está en cartera de servicios. ¿Quién lo financia? Es que no viene definido en ningún caso”, señala Pilar Garrido.

En opinión de la doctora, “no es necesario que el paciente se traslade a otro centro, solo la biopsia debe garantizar que se tienen los resultados en el mismo tiempo en unos u otros hospitales”. Lo permite ya la tecnología si se utiliza por ejemplo la Secuenciación Masiva o Next Generation Sequencing (NGS) - así se llama -, y que es capaz de analizar muchos genes simultáneamente. “Nos permite chequear la información de todas las dianas que pudieran tener tratamiento dirigido”.

Pilar Garrido recuerda que “no se trata del coste de la tecnología. Es como una impresora: no es lo que cuesta, es que además se necesitan los cartuchos para la impresión. En vez de hacerlo con tres casos a la semana, se puede hacer con 20 y en el mismo centro. Es lo que hay que organizar en cada contexto. Es lo más efectivo y lo más rápido para tomar decisiones terapéuticas en siete o diez días”.

La Next Generation Sequencing es “una tecnología que genera mucha información”. Por eso, recalca, “además necesitamos a clínicos, patólogos y biólogos moleculares con experiencia en este campo para interpretar los resultados y tomar la mejor decisión”.

De ahí la necesidad de establecer canales de diagnóstico rápido entre distintos niveles hospitalarios. La Estrategia Nacional del Cáncer habla de que lo óptimo entre la primera visita hospitalaria y el diagnóstico patológico completo debe realizarse en un tiempo máximo de cuatro semanas. “Esos plazos son imposibles de cumplir si no se facilita el acceso a los biomarcadores”, advierten los especialistas.

La medicina de precisión, a debate en una jornada el 16 de marzo

El próximo 16 de marzo, la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) prevé celebrar una Jornada sobre la Medicina de Precisión en Madrid, junto a la Sociedad Española de Anatomía Patológica, en colaboración con la Asociación Española de Investigación sobre el Cáncer y con el apoyo institucional del Instituto de Salud Carlos III que se podrá seguir por streaming.

El objetivo es conocer los modelos europeos, la visión de la administración sanitaria central y autonómica y así debatir sobre los retos futuros.

Y mientras, ¿qué ha pasado con el abordaje del cáncer durante la pandemia del SARS-CoV-2? La profesora de la UAH recuerda que un trabajo publicado por varias sociedades médicas alertaba el pasado año del “retraso en el número de diagnósticos”.

Y es que, recuerda, “durante la primera ola se realizaron de forma más tardía en muchos pacientes con síntomas que, en un contexto habitual, hubieran dado lugar a pruebas, con previsible diagnóstico de cáncer”.

En 2020 cayó el número de biopsias y, añade, “estamos viendo algunos tumores más avanzados de los que solíamos ver”. Una etapa que cree superada. “Se ha retomado todo, han vuelto los programas de screening para la detección precoz… Espero que pronto estemos en una situación como la que teníamos antes”.

En la otra cara de la moneda. La COVID-19 “ha permitido encontrar nódulos pulmonares durante la realización de radiografías por síntomas de COVID. Eso ha posibilitado diagnosticar antes de que hubiera síntomas”.

síguenos en Telegram

Sobre este blog

Espacio de divulgación científica y tecnológica patrocinado por la Universidad de Alcalá (UAH), con el objetivo de acercar el conocimiento y la investigación a la ciudadanía y generar cultura de ciencia

Etiquetas
stats