Recreos libres de violencia de género: así es la propuesta de Cruz Roja Cuenca para fomentar la igualdad entre los más jóvenes

Espacio libre de violencia de género de Cruz Roja Cuenca

El recreo de los alumnos y alumnas del Instituto de Educación Secundaria Hervás y Panduro se ha convertido en un espacio libre de violencia de género, al menos los jueves del mes de abril, jornadas en las que los estudiantes han participado en los juegos organizados por el voluntariado de Cruz Roja Juventud Cuenca.

“Se trata de nuestra iniciativa ‘espacios propios’ en los institutos donde realizamos actividades para sensibilizar a la juventud sobre las distintas formas de violencia contra las mujeres”, explica en declaraciones a este medio Ana Belén López Miota, coordinadora de la sección de Juventud.

A diferencia de otras acciones de sensibilización en la materia, la de Cruz Roja está organizada por y para jóvenes. “Hay diferencia de edad pero si una persona joven me cuenta algo que a mi me afecta como joven se hace más cercano”, destaca López con quien coincide el director del centro, Ángel Luis Pérez Ares. “Las voluntarias son chicas próximas a su edad y están empatizando bien con los alumnos. Es una sensibilización muy adecuada porque ellos pueden identificar y reconocer mejor las diferentes situaciones si se las cuentan estas chicas que son de su edad que si lo resumimos nosotros en una exposición de clase”. 

Un total de 12 voluntarios y voluntarias se han encargado del diseño y puesta en marcha de las acciones con el alumnado de Educación Secundaria y Bachillerato. “Hemos hecho un trivial sobre mitos del amor romántico; un juego con canciones para identifiquen los diferentes tipos de violencia que hay en las canciones; una actividad para identificar a mujeres de la Historia que han sido invisibilizadas; y otro juego de mímica para adivinar libros escritos por mujeres, entre otras”, cuenta López. 

Según señala la coordinadora, en este “entorno entre iguales” se ha conseguido, por ejemplo, que los jóvenes “vean la violencia económica a través de las canciones y cuando llegamos no eran capaces de identificar que la puede haber en una relación de pareja”. 

Desde Cruz Roja Juventud todas las violencias machistas son importantes pero entre la población joven la más preocupante es la psicológica. “Nos preocupa que no sepan identificarla y por eso estamos visibilizando todos los tipos de violencia aunque es verdad que la psicológica está invisibilizada en general… Se ve menos dañina pero es una de las que más perjudica a las mujeres”. 

El director del IES Hervás y Panduro, el primero que ha acogido la iniciativa de Cruz Roja, considera que estos juegos “ayudan a distinguir las situaciones de violencia y a ver mucho mejor la perspectiva de género”. “Además esta acción contribuye a ese apoyo emocional con los alumnos, una ayuda incluso psicológica para los que han visto situaciones de cerca”.

Y es que, además de la sensibilización de estos juegos, el proyecto incluye protección a las víctimas con la línea telefónica 682 001 116 para llamadas y WhatsApp. “En ella atendemos dudas, aclaramos conceptos y damos ese apoyo emocional que necesitan las víctimas”. 

Tal y como asegura la coordinadora de Juventud, este recurso todavía no ha sido utilizado “por suerte o por desgracia”. “A lo mejor no se han atrevido a venir”, reconoce López. El director del centro afirma que tampoco tiene constancia de que en su instituto exista algún caso de violencia de género. Sin embargo, reconoce que “un centro educativo es reflejo de la sociedad. La sociedad que existe ahí fuera existe también dentro del centro y sin duda forma parte de la vida de nuestros alumnos”. 

Voluntariado especializado en violencia de género

López asegura que los 12 voluntarios y voluntarias que participan en las dos áreas del proyecto, sensibilización y actuación, han recibido formación previa sobre violencia e igualdad de género. “Para la realización de estas actividades y contestar estas dudas, este voluntariado ha recibido formación con la que afrontar cualquier situación que se les presente día a día”.

Y es que, aunque la herramienta de sensibilización esté basada en jugar, el machismo no es un juego. “Hemos tenido formaciones para reforzar conceptos y que puedan transmitirlos con cada actividad”. 

Andrea Calvo, conquense de 22 años y estudiante del Máster en Género y Políticas de Igualdad, es una de estas voluntarias. “A través de estos juegos ellos y ellas han aprendido las situaciones de violencia que pueden sufrir las mujeres. Es un trato muy cercano con el que los y las estudiantes han participado”, cuenta la joven. 

Calvo comenzó a participar en los proyectos de igualdad de Cruz Roja Cuenca en 2019 puesto que considera que son clave para acabar con el machismo. “Yo me estoy formando en temas de género a nivel profesional y veo que es algo muy necesario. Nos encontramos ante un problema muy grave para el que la educación es el principio de la solución”. 

Según la voluntaria, “es necesario que se forme a los jóvenes para acabar con este problema ya que la violencia que se pueda dar en el contexto de personas jóvenes es bastante peligrosa porque no se tiene mucha información de lo que está pasando y es más invisible de lo que ya es en general. No se tiene esa formación en identificar el tipo de violencia que se puede sufrir”. 

El machismo ejercido por los jóvenes “es muy peligroso”

La coordinadora de Cruz Roja Juventud realiza un balance positivo de las acciones llevadas a cabo durante este mes. “Percibimos una mayor concienciación en igualdad de género” en los estudiantes que han participado. “Hemos notado que identifican cosas que antes no identificaban como violencia. Para esto el juego de las canciones está sirviendo muy bien porque gusta mucho y son capaces de ver en canciones que escuchan normalmente el tipo de violencia que está transmitiendo”. 

Por su parte, la voluntaria considera que “todas las personas que participan en este tipo de cosas transmiten un mensaje que al final cala, pero que te lo diga una persona que está en tu mismo rango de edad te hace querer aprenderlo, te atrae. 

Calvo insiste en que el machismo ejercido por los jóvenes “es muy peligroso” por esa falta de formación al respecto. Por ello, “es muy importante que se formen tanto ellos como ellas”. “La violencia contra las mujeres es una lacra y creo que hay que terminar con ella lo antes posible y formar a las personas, y en este caso a las más jóvenes, es el principio de la solución”. 

“Cuando planteamos este tipo de sensibilizaciones sobre violencia hay muy buena disposición”

“Espacios propios” era una iniciativa que Cruz Roja Cuenca arrancó hace un par de años pero en un entorno muy distinto: el ocio nocturno. “Debido a la pandemia nos replanteamos el proyecto y lo adaptamos a los institutos”, señala López. “Si se puede lo ideal sería continuar con los espacios de igualdad del ocio nocturno y del instituto. Son espacios diferentes y si se pueden compaginar los dos deberíamos seguir con ambos. Por ejemplo, al alumnado de 1º de la ESO es difícil llegar en un botellón pero no en un recreo de instituto”. 

Por ello, la coordinadora espera que sean más los institutos conquenses que quieran incluir espacios libres de violencia de género en sus institutos. “Estamos contactando con más centros de la provincia para ver si les interesa la actividad. En general cuando planteamos este tipo de sensibilizaciones sobre violencia hay muy buena disposición pero este año con el tema de la COVID-19 os centros están un poco reticentes a que entre gente externa”. 

Según el director del IES Hervás y Panduro, la experiencia ha sido muy positiva y la recibirán el año que viene si así se lo proponen. “Todos los profesores y tutores han participado. Ya en las tutorías desarrollan estos temas y esta forma más directa y más integradora les ha parecido muy bien”. 

'Espacios propios' son una realidad gracias a las subvenciones del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats