La portada de mañana
Acceder
La presión de las comunidades aboca a España a un nuevo estado de alarma
Juan Carlos Campo: "Si nos sentamos con voluntad renovaremos el CGPJ"
Opinión - Hay vida detrás del ruido, por Rosa María Artal

Baja el ritmo de contagios en Castilla y León pero la curva de casos no deja de subir, con 4.510 positivos en una semana

Carlota Amigo, Francisco Igea y Verónica Casado, en la rueda de prensa de este jueves.

Con las restricciones recién levantadas en Salamanca y Valladolid, los datos siguen sin ser buenos en Castilla y León. La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha informado este jueves, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, que ha bajado el ritmo de contagios de COVID-19, pero que cada vez hay más casos. "La curva es plana, no vertical como en marzo, pero sigue subiendo", ha afirmado.

Así, Castilla y León ha notificado 4.510 casos en la última semana. El índice de reproducción es de 1,01, una marca buena pero que no da seguridad. "El virus puede dar la sorpresa de un día para otro", ha advertido. Pero provincia a provincia, el índice es superior a 1 en Ávila, Salamanca, Valladolid y Zamora. Así, la consejera ha insistido en que, aunque se hayan levantado las restricciones en Valladolid y Salamanca, hay que seguir extremando la precaución. "No podemos volver a hacer lo mismo. No puede volver a pasar lo que en poblaciones que vuelven a estar confinadas por segunda vez", ha añadido. Ávila ha notificado este jueves 43 nuevos casos y está en situación "contenida", Burgos, con 123, ha experimentado "un leve descenso", León, con 184 también está en ligero descenso, Palencia, con 42, contenida, Salamanca con 108 nuevos positivos ha tenido un "leve aumento" aunque con "disminución en la tendencia", Segovia con 27 está en descenso, igual que Soria con 15, mientras que Valladolid con 306 casos está en leve descenso y Zamora con 71 en aumento.

Las cifras semanales en provincias sitúan a Valladolid a la cabeza, con 1.204 casos, si bien la tendencia al aumento está en Zamora, con 430 y Salamanca con 731.

La consejera también se ha referido a zonas básicas de salud que preocupan a los expertos de Sanidad, como Miranda de Ebro (Burgos), Peñaranda de Bracamonte y especialmente la localidad de Sotoserrano (Salamanca), Medina del Campo rural (Valladolid) y Corrales del Vino y Villarrín de Campos (Zamora), si bien en este último caso se trata de brotes en residencias de ancianos.

Tanto en Íscar como en Pedrajas de San Esteban los dos municipios vallisoletanos confinados por segunda vez, la tendencia de casos es estable pero se siguen detectando positivos, de igual forma que en Sotillo de la Ribera (Burgos) también en confinamiento. En Pesquera de Duero (Valladolid) confinado desde hace unos días, empieza a bajar la tendencia.

Tensión hospitalaria, Atención Primaria y cuarentenas

Mientras en Medina del Campo empiezan a subir los contagios, Sanidad trata de solventar la situación del Hospital Comarcal del municipio, que carece de UCI. Este jueves, los gerentes de los dos centros hospitalarios de Valladolid y el de Medina se reunirán y decidirán cuál es la mejor forma de que el hospital comarcal mantenga su actividad ordinaria.

También se tratará de aliviar la sobrecarga en la Atención Primaria. Así, el Ejército tomará el testigo de la UME para empezar a hacer los rastreos. La base de estos rastreadores militares estará en Burgos con ocho unidades para controlar Burgos, León, Salamanca, Valladolid y Madrid. También contarán con un equipo en cada una de las 11 áreas de salud y estará formado por un representante del ejército, uno de Atención Primaria y alguien del servicio territorial de la Junta.

Una vez más, la consejera ha subrayado la importancia de cumplir con las cuarentenas y de permanecer en casa en cuanto se detectan los primeros síntomas. El vicepresidente, Francisco Igea, ha agradecido además, el trabajo del Ayuntamiento de Salamanca y de su Policía Local, que han levantado acta sobre 80 personas que incumplían la cuarentena, a las que se abrirá un expediente de sanción y para las que se solicitará el confinamiento judicial.

Para concienciar sobre la importancia de cumplir con las normas y respetar los aislamientos, la Junta de Castilla y León ha puesto en marcha una campaña publicitaria en la que se puede ver a una mujer de 33 años intubada por una neumonía bilateral.

Etiquetas
Publicado el
24 de septiembre de 2020 - 19:17 h

Descubre nuestras apps

stats