La compra se mantiene 'anónima': las mascarillas siguen vigentes en el mercado de León, el más antiguo de Europa

El mercado tradicional de la Plaza Mayor de León, el primer día que se puede salir a la calle sin mascarillas.

La ‘casi’ normalidad ha vuelto este sábado 26 de junio a la ciudad de León, primer día en que las mascarillas por la calle han dejado de ser obligatorias, siempre y cuando se guarde la preceptiva distancia social. Aunque entre la ciudadanía, ya acostumbrada a las mascarillas, hay más que dudas sobre si se debe usar o no en un sitio como ir al mercado al aire libre a comprar. Y un ejemplo de eso se ha visto en el popular mercado agroalimentario de la Plaza Mayor de la ciudad, en el que la compra se mantiene 'anónima'

Por primera vez desde el miércoles 11 de marzo de 2020, último mercadillo celebrado sin mascarillas, las caras de algunos clientes y vendedores eran visibles. Pero la realidad es que de casi nadie, ya que prácticamente todas las personas que había en la plaza leonesa a primera hora portaban mascarilla.

Aquel miércoles de marzo fue el último mercado al aire libre que se celebró antes del confinamiento, que no recuperó su actividad hasta el 3 de junio de 2020, casi 3 meses después. Desde entonces se ha celebrado con las medidas de seguridad de control de aforos e higiene puestas en marcha por el Ayuntamiento de León, incluyendo los geles hidroalcohólicos.

¿Hay que llevar la mascarilla puesta en un mercado al aire libre? La pregunta no tiene respuesta fácil y ni comerciantes ni vendedores la sabían dar. “Mejor prevenir que lamentar” apuntaba una señora en la cola de uno de los puestos de fruta. La normativa gubernamental deja no llevarla al aire libre si hay distancia social suficiente, como la que se podía dejar a primera hora en el mercado leonés, pero, como apuntaba un vendedor, “a la una de la tarde esto puede parecer un concierto”. La legislación señala que en caso de aglomeraciones hay que usarla y en ‘eventos’ multitudinarios, pero la duda es si esto afecta específicamente a los mercados al aire libre. Apenas un vendedor no llevaba puesta la mascarilla a primera hora, aunque para atender a sus clientes sí lo hizo.

Durante el recorrido hasta el mercado de la Plaza Mayor de León, ubicada en el popular Barrio Húmedo de la ciudad, todavía predominaba el uso de la mascarilla de forma mayoritaria, prácticamente total en el espacio comercial. Incluso llevaba a preguntarse a tres turistas que salían de un piso turístico de la propia plaza “¿Pero lo del fin de las mascarillas no era hoy?”, sorprendidos por su prevalencia aunque incluso ellos mismos las portaban.

“Desde hoy ya se puede no llevarla, ¿no?”, contestaba de forma un tanto brusca un hombre de mediana edad que era de los pocos casos que acudía a comprar sin mascarilla. “Yo la llevo porque sigo teniendo miedo, hijo”, contraponía Carmen, de 75 años, que acudía a comprar verduras y apuntaba, “pero si eres periodista pon que está todo muy caro, que han subido mucho los precios con la pandemia y no nos llega la pensión”.

El mercado de la Plaza Mayor de León es uno de los más antiguos datados en Europa. En el Fuero de León del año 1017 ya se contemplaba la celebración de los miércoles de un mercado, documentando en el 1029 la celebración de un mercado regio al lado de la Iglesia de San Martín, anexa a lo que hoy es la Plaza Mayor de León. Actualmente se celebra dos días a la semana, miércoles y sábados, y es un punto de encuentro de vecinos y turistas para comprar frutas y verduras así como productos de la tierra como embutidos y quesos.

Pero la ‘normalidad’ completa no ha vuelto todavía al mercado ya que los habituales puestos de textil ubicados en la calle Plegaria todavía no han regresado, pendientes de su reubicación cuando la situación se termine de regularizar y haya más espacio en la calle, para viandantes, hosteleros y vendedores ambulantes. Ellos no han vuelto y, de momento, las mascarillas se quedan para ir al mercado.

Etiquetas

Descubre nuestras apps