La suma de PP y Vox no alcanza la mayoría absoluta en Castilla y León, según el CIS

Ni en los mejores pronósticos, el PP y Vox llegarían a sumar mayoría absoluta en Castilla y León. Según el barómetro preelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), la estimación más optimista para ambas formaciones las dejaría a un escaño de tener los votos suficientes para gobernar sin necesitar más apoyos. El PSOE ganaría las elecciones con un punto porcentual más que el PP.

El barómetro de este miércoles pronostica que el PP obtendrá entre 27 y 32 escaños, frente a los 29 que tiene ahora mismo, con un 29,8% de los votos. Para el partido de extrema derecha, el CIS estima que obtendría entre cuatro y ocho, con un 6% de los votos. Vox obtendría así un mucho mejor resultado que el que tiene ahora mismo, con solo un escaño, pero no sería suficiente. En el rango alto de ambas horquillas, los dos partidos suman 40 diputados, a uno de la mayoría absoluta.

El PP tampoco tendría opción de sumar con su actual socio, Ciudadanos, con el que Alfonso Fernández Mañueco rompió el acuerdo de Gobierno para convocar elecciones anticipadas. La candidatura liderada por Francisco Igea obtendría entre dos y cinco escaños, lejos de los 12 asientos que tenía hasta ahora, y obtendría 7,9%.

Por su parte, el CIS pronostica que el PSOE ganaría las elecciones con un 30,8% de los votos, pero perderá algún escaño con esta repetición electoral. El barómetro estima que obtendrían entre 25 y 34, lo que en el mejor de los casos les dejaría con un escaño menos de los actuales, pero a siete de la mayoría absoluta, a la que solo podrían llegar con un pacto .

Por contra, Unidas Podemos vería incrementada su representación en las cortes tras las elecciones. El partido tiene ahora mismo dos escaños, y el CIS estima que podrían pasar a tener hasta cinco, o quedarse con un mínimo de tres.

A partir de ahí, tres candidaturas más obtendrían representación. Unión del Pueblo Leonés, que ahora tiene un escaño, podría conseguir subir hasta los dos o tres. Por Ávila, que también tiene uno, se quedaría con la misma representación, y entraría la candidatura de Soria ¡YA! con entre dos y tres asientos en las cortes.

El resto de candidaturas se quedaría fuera: España Vaciada, Vía Burgalesa o Zamora Decide (escisión del PSOE zamorano) no obtendrían representación. Además, el 26,9% de la población de Castilla y León todavía no tiene clara su intención de voto.

El PSOE ganaría en todas las provincias de Castilla y León salvo en Salamanca (PP), Zamora (PP), y Soria (Soria ¡YA! pugna por el primer puesto en los comicios), según los datos del CIS. La encuesta da un posible escaño a Vox en Burgos, Palencia, Salamanca, Segovia, Valladolid y Zamora. Ciudadanos podría conseguir un procurador en Burgos, León, Palencia, Salamanca y hasta dos en Valladolid. Unidas Podemos podría obtener hasta cuatro escaños: en Burgos, en León, en Segovia; mientras en Valladolid podrían tener hasta dos representantes, lo que supondría la entrada del candidato de Podemos, Pablo Fernández, y de la concejala de Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Valladolid (por IU), María Sánchez.

Suspenden los principales líderes

Según los resultados del CIS, el 94,7% de los castellanos y leoneses conoce al presidente Mañueco; el 88,4%, a Francisco Igea (exvicepresidente y candidato de Cs), y el 80,4% sabe quién es el líder de la oposición, el socialista Luis Tudanca. Aunque no tiene grupo parlamentario propio, al líder de Podemos, Pablo Fernández, -coportavoz del partido a nivel nacional- solo le conoce el 40,7% de la población de Castilla y León.

A pesar de estas cifras, los cuatro candidatos a presidente suspenden: Mañueco obtiene un 4,59; Igea, un 4,58; Tudanca, un 4,34 y Fernández, un 3,88 sobre diez puntos.

Según la encuesta, solo aprobarían Luis Mariano Santos (Unión del Pueblo Leonés), con un 5,11; el único procurador de Por Ávila, Pedro Pascual, con un 5,67%; y Ángel Ceña, el cabeza de lista de Soria ¡YA!, que obtiene un 5,48 a pesar de que todavía no ha participado en la acción política y que la campaña electoral no ha comenzado. El candidato de Vox, Juan García-Gallardo Frings, que tampoco ha ostentado nunca un cargo de representación pública, obtiene un 3,54.

Posibles pactos

Si el Partido Popular y Vox obtuvieran el máximo número de procuradores que les otorga el CIS -32 y 8, respectivamente-, ambos partidos podrían gobernar en minoría, pero necesitarían la abstención de otros partidos para poder investir a cualquiera de los candidatos como presidente de la Junta de Castilla y León.

Ciudadanos ya ha dicho en varias ocasiones que no respaldará a un gobierno de Vox y su candidato, Francisco Igea, ha rechazado aupar a Mañueco personalmente como presidente. Por Ávila y Soria ¡YA! han insistido en que no establecerán cordones sanitarios a Vox, aunque no tienen muy claro si el partido ultraderechista querrá pactar con estos dos partidos locales.

El puzle necesario para el PSOE es más complicado. De nuevo, si el PSOE sacara el máximo número de procuradores -34-, necesitaría el apoyo de Unidas Podemos, Ciudadanos, Soria ¡YA! y Por Ávila, teniendo en cuenta que ninguno tendría grupo parlamentario propio ni en el mejor de los escenarios.

El candidato que se postule a presidente en las Cortes -una vez celebradas las elecciones- deberá obtener la mayoría absoluta en la primera votación o el voto favorable de la mayoría simple en una segunda vuelta. Entonces deberá obtener más síes que noes.

Ni en los mejores pronósticos, el PP y Vox llegarían a sumar mayoría absoluta en Castilla y León. Según el barómetro preelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), la estimación más optimista para ambas formaciones las dejaría a un escaño de tener los votos suficientes para gobernar sin necesitar más apoyos. El PSOE ganaría las elecciones con un punto porcentual más que el PP.

El barómetro de este miércoles pronostica que el PP obtendrá entre 27 y 32 escaños, frente a los 29 que tiene ahora mismo, con un 29,8% de los votos. Para el partido de extrema derecha, el CIS estima que obtendría entre cuatro y ocho, con un 6% de los votos. Vox obtendría así un mucho mejor resultado que el que tiene ahora mismo, con solo un escaño, pero no sería suficiente. En el rango alto de ambas horquillas, los dos partidos suman 40 diputados, a uno de la mayoría absoluta.

El PP tampoco tendría opción de sumar con su actual socio, Ciudadanos, con el que Alfonso Fernández Mañueco rompió el acuerdo de Gobierno para convocar elecciones anticipadas. La candidatura liderada por Francisco Igea obtendría entre dos y cinco escaños, lejos de los 12 asientos que tenía hasta ahora, y obtendría 7,9%.

Por su parte, el CIS pronostica que el PSOE ganaría las elecciones con un 30,8% de los votos, pero perderá algún escaño con esta repetición electoral. El barómetro estima que obtendrían entre 25 y 34, lo que en el mejor de los casos les dejaría con un escaño menos de los actuales, pero a siete de la mayoría absoluta, a la que solo podrían llegar con un pacto .

Por contra, Unidas Podemos vería incrementada su representación en las cortes tras las elecciones. El partido tiene ahora mismo dos escaños, y el CIS estima que podrían pasar a tener hasta cinco, o quedarse con un mínimo de tres.

A partir de ahí, tres candidaturas más obtendrían representación. Unión del Pueblo Leonés, que ahora tiene un escaño, podría conseguir subir hasta los dos o tres. Por Ávila, que también tiene uno, se quedaría con la misma representación, y entraría la candidatura de Soria ¡YA! con entre dos y tres asientos en las cortes.

El resto de candidaturas se quedaría fuera: España Vaciada, Vía Burgalesa o Zamora Decide (escisión del PSOE zamorano) no obtendrían representación. Además, el 26,9% de la población de Castilla y León todavía no tiene clara su intención de voto.

El PSOE ganaría en todas las provincias de Castilla y León salvo en Salamanca (PP), Zamora (PP), y Soria (Soria ¡YA! pugna por el primer puesto en los comicios), según los datos del CIS. La encuesta da un posible escaño a Vox en Burgos, Palencia, Salamanca, Segovia, Valladolid y Zamora. Ciudadanos podría conseguir un procurador en Burgos, León, Palencia, Salamanca y hasta dos en Valladolid. Unidas Podemos podría obtener hasta cuatro escaños: en Burgos, en León, en Segovia; mientras en Valladolid podrían tener hasta dos representantes, lo que supondría la entrada del candidato de Podemos, Pablo Fernández, y de la concejala de Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Valladolid (por IU), María Sánchez.

Suspenden los principales líderes

Según los resultados del CIS, el 94,7% de los castellanos y leoneses conoce al presidente Mañueco; el 88,4%, a Francisco Igea (exvicepresidente y candidato de Cs), y el 80,4% sabe quién es el líder de la oposición, el socialista Luis Tudanca. Aunque no tiene grupo parlamentario propio, al líder de Podemos, Pablo Fernández, -coportavoz del partido a nivel nacional- solo le conoce el 40,7% de la población de Castilla y León.

A pesar de estas cifras, los cuatro candidatos a presidente suspenden: Mañueco obtiene un 4,59; Igea, un 4,58; Tudanca, un 4,34 y Fernández, un 3,88 sobre diez puntos.

Según la encuesta, solo aprobarían Luis Mariano Santos (Unión del Pueblo Leonés), con un 5,11; el único procurador de Por Ávila, Pedro Pascual, con un 5,67%; y Ángel Ceña, el cabeza de lista de Soria ¡YA!, que obtiene un 5,48 a pesar de que todavía no ha participado en la acción política y que la campaña electoral no ha comenzado. El candidato de Vox, Juan García-Gallardo Frings, que tampoco ha ostentado nunca un cargo de representación pública, obtiene un 3,54.

Posibles pactos

Si el Partido Popular y Vox obtuvieran el máximo número de procuradores que les otorga el CIS -32 y 8, respectivamente-, ambos partidos podrían gobernar en minoría, pero necesitarían la abstención de otros partidos para poder investir a cualquiera de los candidatos como presidente de la Junta de Castilla y León.

Ciudadanos ya ha dicho en varias ocasiones que no respaldará a un gobierno de Vox y su candidato, Francisco Igea, ha rechazado aupar a Mañueco personalmente como presidente. Por Ávila y Soria ¡YA! han insistido en que no establecerán cordones sanitarios a Vox, aunque no tienen muy claro si el partido ultraderechista querrá pactar con estos dos partidos locales.

El puzle necesario para el PSOE es más complicado. De nuevo, si el PSOE sacara el máximo número de procuradores -34-, necesitaría el apoyo de Unidas Podemos, Ciudadanos, Soria ¡YA! y Por Ávila, teniendo en cuenta que ninguno tendría grupo parlamentario propio ni en el mejor de los escenarios.

El candidato que se postule a presidente en las Cortes -una vez celebradas las elecciones- deberá obtener la mayoría absoluta en la primera votación o el voto favorable de la mayoría simple en una segunda vuelta. Entonces deberá obtener más síes que noes.

Ni en los mejores pronósticos, el PP y Vox llegarían a sumar mayoría absoluta en Castilla y León. Según el barómetro preelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), la estimación más optimista para ambas formaciones las dejaría a un escaño de tener los votos suficientes para gobernar sin necesitar más apoyos. El PSOE ganaría las elecciones con un punto porcentual más que el PP.

El barómetro de este miércoles pronostica que el PP obtendrá entre 27 y 32 escaños, frente a los 29 que tiene ahora mismo, con un 29,8% de los votos. Para el partido de extrema derecha, el CIS estima que obtendría entre cuatro y ocho, con un 6% de los votos. Vox obtendría así un mucho mejor resultado que el que tiene ahora mismo, con solo un escaño, pero no sería suficiente. En el rango alto de ambas horquillas, los dos partidos suman 40 diputados, a uno de la mayoría absoluta.

Los principales problemas en Castilla y León

La despoblación

Además de por la intención de voto, el CIS ha planteado otras muchas cuestiones a los castellanos y leoneses que ha entrevistado (una muestra de 7.131 personas). El principal problema para el 30% de los preguntados es la despoblación que sufre la comunidad autónoma, con un saldo vegetativo y unas tasas de migración negativas desde hace años. Por detrás de la preocupación que hay por “la despoblación, la 'España vaciada'” se sitúan el paro (18,1%), la sanidad (8,7%), la pandemia (5,1%) y los problemas políticos en general (4%).

Valoración de la Junta de Castilla y León

La situación general de la comunidad es calificada como 'regular' por el 47,9% de los castellanos y leoneses, aunque un porcentaje similar de la población (43,3%) cree que la situación está igual que hace tres años.

El CIS también ha interpelado a los encuestados por la gestión del gobierno autonómico esta legislatura: el 22,2% cree que ha sido buena, el 44% la ve regular y el 19,7% la califica como mala. Además, la gestión “en particular” de Alfonso Fernández Mañueco ha recibido un 4,66 de media. A pesar de estas respuestas, el 23,9% de los castellanos y leoneses preferirían que Mañueco repitiese como presidente, mientras el 23% no sabe a quién prefiere.