La portada de mañana
Acceder
Los conservadores europeos, en decadencia tras su mínimo en Alemania
Entrevista - Maixabel Lasa: "Perdonar tiene connotación religiosa y yo soy agnóstica"
Opinión - Algo pasa con Escrivá, por Esther Palomera

UGT pide la dimisión o el cese de la consejera de Sanidad de Castilla y León a quien considera un"cadáver político"

Francisco Igea, Alfonso Fernández Mañueco y Verónica Casado en una imagen de archivo.

Tras el apoyo unánime de las Cortes de Castilla y León a la PNL socialista del grupo socialista instando a la Junta a retirar el plan de reestructuración de la Atención Primaria en el medio rural y a garantizar la consulta presencial en consultorios y centros de salud, el sindicato UGT ha exigido la dimisión de la Consejera de Sanidad, Verónica Casado, de Ciudadanos.

En caso de que Casado no abandone el Gobierno, el sindicato reclama al presidente de la Junta la dimisión de la consejera "por decencia y coherencia y, en caso de optar por atarse al palo mayor del barco antes de hundirse, que sea el presidente Mañueco el que proceda a su cese inmediato".

En un comunicado, el sindicato recuerda que no es la primera vez que solicitan su marcha del ejecutivo de coalición. "Hace unos meses, solicitamos su dimisión en diferido, cuando lo peor del COVID hubiera pasado. Ahora, la prórroga se ha terminado tras ser enmendada en la totalidad. Su plan estrella del mandato ni siquiera ha contado con el apoyo de su socio de gobierno", ha indicado Miguel Holguín, secretario regional de Sanidad del sindicato.

Según Holguín, la votación del martes en las Cortes, donde el PP aprobó una proposición de la oposición en contra de la de sus socios de Gobierno fue un "esperpento". El secretario general del sindicato considera que el plan para reformar la sanidad rural era un proyecto "unipersonal de Casado, y, probablemente, de Igea, para llevar a cabo su megalomaníaca reorganización del territorio, un plan de cambio de modelo de Atención sanitaria que no cuenta con el respaldo de absolutamente nadie, ni siquiera de su grupo parlamentario".

En este sentido, el secretario de sanidad de UGT Castilla y León ha criticado que Igea "se enroque asegurando que el plan sanitario va a seguir adelante sí o sí, y su referencia a él, no como un plan, sino como la implementación de medidas de un documento que ni siquiera va a pasar por el Consejo de Gobierno. Esto demuestra la soberbia y la temeridad con la que esta facción del gobierno pretende llevar a cabo la "salvación" de la Atención Primaria". Para concluir y siguiendo la misma línea argumental, Miguel Holguín ha sentenciado: "todo lo contrario, sería mantener un cadáver político e institucional en una de las Consejerías más necesarias de la Comunidad".

Etiquetas
Publicado el
9 de septiembre de 2021 - 10:19 h

Descubre nuestras apps