eldiario.es

Menú

CATALUNYA

Ada Colau plantará al rey en su primera visita a Barcelona tras el 1-O: "Una cosa es el respeto institucional y otra la pleitesía"

La alcaldesa de Barcelona compartirá con el rey la inauguración oficial del Mobile World Congress que organiza la ciudad, pero no acudirá a la recepción y besamanos de la Casa Real

"Una cosa es el respeto institucional y otra cosa es la pleitesía después de lo que pasó con el 1 de octubre", ha dicho Colau

La organización independentista Òmnium ha convocado una cacerolada de protesta ante la visita del monarca

107 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Felipe VI, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, inauguran la edición 2017 del Mobile World Congress

Felipe VI, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, inauguran la edición 2017 del Mobile World Congress EFE/Andreu Dalmau

El Rey viaja mañana a Catalunya por primera vez tras la votación del 1-O sobre la independencia para participar en los actos del Mobile World Congress (MWC). La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, no participará en el besamanos y recibimiento oficial de las autoridades que se dispensará al Rey Felipe VI tanto mañana domingo como el lunes con motivo de los actos de inauguración del Mobile World Congress (MWC), si bien sí que coincidirá con el monarca en la cena y el acto institucional de inauguración.

"Una cosa es el respeto institucional y otra cosa es la pleitesía después de lo que pasó con el 1 de octubre", ha dicho la alcaldesa. "Estamos en un contexto político sin normalidad por la acción del 155, por tanto he comunicado a la Casa Real que no participaré en las recepciones oficiales habituales en estos actos con el rey. No toca. Es mi responsabilidad como protesta a las acciones políticas y policiales de represión durante el 1 de octubre. La figura del rey debería haber mantenido la neutralidad y abogado por la concordia y sin embargo mostró cero empatía y optó por una línea dura en su discurso", ha explicado Colau este sábado ante los periodistas.

Colau sí que asistirá, no obstante, a los actos oficiales del congreso para mostrar su "claro apoyo institucional" a uno de los mayores eventos sobre tecnología móvil del mundo y como ciudad anfitriona que es del acontecimiento internacional.

No es el único desplante a Felipe VI en su inminente visita a Barcelona. La organización social independentista Ómnium ha convocado una cacerolada de protesta contra el monarca, que la semana posterior al 1 de octubre pronunció un discurso duro y polémico en Catalunya contra el proceso independentista.

El Comité Ejecutivo de la asociación GSMA, que agrupa a los principales operadores de telefonía del mundo, y la Fundación Mobile World Capital Barcelona serán los anfitriones de don Felipe en la cena convocada en el Palau de la Música, de la que también se ausentarán los representantes municipales de ERC y la CUP en protesta por la presencia del Rey.

El presidente del Parlament, Roger Torrent, no ha confirmado su asistencia a esta cena previa al MWC, a la que acudirán la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, así como el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo.

El lunes 26, don Felipe acudirá por la mañana a las instalaciones de la Fira de Barcelona en L'Hospitalet de Llobregat para presidir la inauguración del congreso y completar así esta visita a Cataluña, la primera que realiza el jefe del Estado desde que, hace seis meses, asistió a la manifestación contra el terrorismo tras los atentados de Barcelona y Cambrils.

Felipe VI, que ha viajado a Cataluña en 26 ocasiones desde su proclamación en junio de 2014, más que a ninguna otra Comunidad, regresa ahora por primera vez desde que comenzaron los preparativos del 1-O con un contexto político enrarecido por la escalada de acontecimientos de los últimos meses y la reacción de los independentistas a su mensaje televisado del 3 de octubre.

Dos días después de la convulsa jornada del 1 de octubre, el Rey se dirigió a los españoles con un excepcional mensaje institucional en el que llamaba a los "legítimos poderes del Estado" a asegurar "el orden constitucional" ante la "deslealtad inadmisible" de la Generalitat y otras autoridades autonómicas catalanas.

Ahora, cuando ya han transcurrido más de dos meses desde las elecciones del 21 de diciembre, Cataluña recibe la visita de Felipe VI sin contar aún con Gobierno autonómico y, aunque Barcelona parece tener asegurada al menos hasta 2023 su condición de sede del MWC, los organizadores del Congreso ya han advertido de la necesidad de garantizar un "entorno estable y seguro" para sus participantes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha