eldiario.es

9

CATALUNYA

Rosa Ribas; "La gente asustada por la crisis termina abrazando ideas ultraconservadoras"

C:\fakepath\Rosa-Ribas-asegura-dejamos-comenzamos_EDIIMA20150713_0712_4.jpg

Rosa Ribas acaba de publicar 'Si no, lo matamos'

Las novelas de Rosa Rbas (El Prat de Llobregat, 1963 ) sorprenden por su calidad. Muy bien narradas, entretenidas y ágiles. La autora aborda grandes temas y lo hace de un modo lleno de matices: los contrastes culturales, la xenofobia, la homofobia... Nada es blanco o negro, ni los alemanes, ni los inmigrantes con sus propios prejuicios. Su protagonista, Cornelia Weber-Tejedor, es de carne y hueso y sus libros están poblados de magníficos personajes secundarios como el cura ateo, los trabajadores de la agencia de publicidad, los compañeros policías, el forense, la secretaria de su jefe o su propia familia. Frankfurt, con su río, sus casas de entramado, sus monstruos de hormigón y sus rascacielos constituye un gran escenario. Ha vuelto la comiasaria germano-española para poner a prueba tanto su mente como su integridad física. Rosa Ribas ya nos regaló tres estupendas historias hace años. En esta cuarta entrega, Si no, lo matamos (Grijalbo), tendrá que enfrentarse a la resolución de un enrevesado misterio que pondrá a prueba sus capacidades profesionales, sus relaciones personales y de pareja, y la arrastrarán a momentos bastante amargos. Aprovechamos una de las visitas de la autora en Barcelona para hablar de esta historia criminal apasionante que saca a la luz el tema de los secuestros.   

¿Este es el caso más complejo que debe resolver Cornelia?

Siempre había trabajado en casos de asesinato. Esta vez la investigación gira en torno a una víctima. Es un caso que plantea muchos dilemas y pide con urgencia una resolución. Se trata de un secuestro express y la víctima se encuentra en peligro de muerte. Trabaja con mucha más presión, cada minuto que pasa es importante. Además, se añade una experiencia traumàtca de la adolescencia.  

¿Quiere decir que el personaje se desnuda como nunca antes lo había hecho?

Tiene una motivación personal. Este caso la devuelve a una situación traumática que explica los motivos que la llevaron a hacerse policía. Un hecho poco habitual en una chica hija de inmigrantes de segunda generación. Este caso da mucha más profundidad al personaje. Su resolución va mucho más allá. Resuelve también una cuestión personal que le afecta muchísimo.  

¿Qué papel juega el entorno famliar?

En esta novela los padres se han hecho mayores. Cornelia lo vive con preocupación. El padre es alemán y la madre una migrante gallega que llegó en los años 60. ¿Qué pasará si el padre no está? ¿La madre se irá? Este es un tema muy doloroso que va estrechamente ligado al paso del tiempo. Su novio, Leopold, crece como personaje. En la primera novela era dependiente, tímido y rebuscado. Si bien todavía esconde algunos secretos, su vida ha ganado más peso e importancia.

Los escenarios que describe podrían ser perfectamente España...

La corrupción urbanística no es exclusiva de este país. En Alemania se destruyó mucho más en los años setenta que durante la guerra. En Frankfurt había unos boulevards preciosos que se han sustituido por horribles edificios de oficinas. La burbuja inmobiliaria en Alemania es imparable y se está gestionando muy mal. Ahora mismo no se detiene.

¿Qué proporciona el secuestro en el relato policíaco?

Me planteé qué pasaba si un lugar relativamente tranquilo, con un nivel de violencia bastante bajo, un país como Alemania, de repente, llega una forma de delincuencia desconocida. El secuestro express es más frecuente en Colombia, Venezuela o México, en sociedades menos estructuradas y donde la violènia es el pan de cada día. Me preguntaba qué pasaba cuando este tipo de crimen organizado se globaliza, llega a Europa, y nos coge desprevenidos.

¿Sabemos muy poco de secuestros?

Un secuestro express es sinónimo de mucha violencia. Pide rapidez para sorprender a la víctima. En la mayoría de casos las personas secuestradas viven en lugares con fuertes medidas de seguridad. Conviven con el miedo de ser secuestrados. En Alemania y también aquí no esperamos que pueda pasar algo parecido. Es un tipo de violencia que hace cuestionar la misma seguridad.

C:\fakepath\image.jpeg

¿La humanización de la policía es una asignatura pendiente de las sociedades occidentales?

Uno de los aspectos que trata la novela es justamente como rehuir de la etiqueta de superhéroes. Muy a menudo las situaciones extremas que vive la policía los lleva a tomar también decisiones extremas. Cornelia se transforma en cada caso. El contacto constante con la violencia, con la muerte, la desesperación, con situaciones de impotencia, la transforman. Es mi manera de humanizar el personaje. Puede ser muy dura pero también demuestra empatía hacia la gente.

No me negará pero que tiene un poco de mala leche...

Es la comisaria, la jefa... No saca esta mala leche para afirmarse en nada. Cornelia ha llegado donde ha llegado por méritos propios. Es buena haciendo su trabajo. Su dureza tiene que ver con el tema familiar. Esta contundencia le proporciona equilibrio.

¿Qué relación mantiene con Cornelia?    

Es muy agradable. Cada vez que escribo una novela es un reencuentro. Su entorno, la familia, los amigos, compañeros de trabajo y, por supuesto, sus enemigos. No partes de cero, es un universo que ya conoces. Es una situación muy cómoda porque se convierte en un encuentro. Tienes que pensar sólo una historia que encaje con el personaje.

¿Comparte la misma visión sobre Alemania?

Totalmente. Es una visión foránea, es como yo observo Alemania. Aquí radica el éxito del personaje entre los lectores alemanes. Es un retrato de una mirada externa y lo compartimos. Ella también se mueve entre dos mundos, es alemana y española, tiene la perspectiva de mirar las dos culturas con cierta distancia. Nunca con mala fe. Sólo con ironía y crítica.

A veces sois muy críticas...  

Tengo una perspectiva clara de muchas contradicciones. Es el país que lidera la economía europea pero su gente también sufre. Parece sólo que los recortes hayan afectado el sur de Europa y no es cierto. Como que parten de una economía mucho más potente parece que el sistema social resiste. He visto muchos recortes en todo el sistema social alemán. He trabajado en la universidad muchos años y he sufrido la carencia de medios, la imposibilidad de hacer cosas por falta de recursos. Frankfurt, donde vivo, es posiblemente la ciudad más abierta de Alemania y aparecen estos brotes radicales de racismo. Intento reflejarlo en las novelas con personajes reales, gente normal que está asustada por la crisis económica, migratoria, social y que por eso termina abrazando ideas ultraconservadoras. Sólo así se entiende que la ultraderecha esté subiendo tanto. Desde dentro tengo una visión mucho más diferenciada, nada es blanco o negro. Es lo que observo y lo cuento.            

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha