La portada de mañana
Acceder
El PP desprecia el órdago de Vox y le fuerza a dar marcha atrás en su plan de "ruptura"
De la falta de restricciones en Madrid al toque de queda valenciano
Opinión - ¿Sucede lo de España en algún otro país?, por Rosa María Artal

Foro Social Catalán: Compartir experiencias para transformar el mundo

Arcadi Oliveres, Gianni Orsini, Marcos Arruda e Itziar González durante la presentación del Foro Social Catalán

"Cuando en las charlas que hago me preguntan cuál es la alternativa a este sistema económico capitalista inasumible, digo: ve al Foro Social y verás", asegura el economista Arcadi Oliveres, presidente de Justicia y Paz y uno de los impulsores del Foro Social Catalán (FSCat), que este fin de semana celebra su cuarta edición bajo el lema "Otro mundo posible ya se está construyendo". "Tiene un lema claro, que significa que no nos vale este sistema capitalista", apunta Oliveres.

El viernes tendrá lugar la sesión inaugural, a cargo de Gabriela Serra y Ada Colau, pero el grueso del foro se concentra el sábado, cuando se celebrarán una setentena de talleres con tres ejes: uno centrado en la desobediencia, otro en la construcción de alternativas políticas y un tercero en experiencias alternativas en marcha. El domingo finalizará con una asamblea de movimientos y un foro abierto en el paseo Lluís Companys y la elaboración de la declaración final de esta edición.

Gianni Orsini, miembro de la Fundación Desarrollo Comunitario y de la comisión organizadora del cuarto FSCat, remarca que en esta edición es fundamental "el vínculo entre el foro social clásico y los nuevos movimientos surgidos del 15-M, uniendo las formas de lucha clásicas y nuevas". "Si queremos construir otra realidad sólo lo podemos hacer juntos y desde abajo", añade.

Hijo del Foro Social Mundial

El activista recuerda que "el Foro Social Catalán es hijo del Foro Social Mundial, que nació en 2001 en Porto Alegre (Brasil)". Arcadi Oliveres, que para Orsini es "el padre del Foro Social Catalán", recuerda sus orígenes: "El capitalismo neoliberal que crece desde la caída del muro llega a su máximo exponente en 1999 en una reunión de la Organización Mundial del Comercio en Seattle". Dice que tuvo la oportunidad de estar allí y recuerda "50.000 estadounidenses manifestándose contra ese sistema". "Fue un estallido que aprovecharon diferentes movimientos sociales", y que convergió en el Foro de Porto Alegre en 2001.

Los foros sociales locales, y con ellos el FSCat, aparecen en 2008, ya que en 2007 el Foro Social Mundial optó por dejar de celebrarse cada año para hacerlo cada dos. El año entre dos foros mundiales se aprovecha en diversos lugares del mundo para la celebración del foros locales.

Marcos Arruda, economista y pedagogo brasileño, que se encuentra entre los impulsores del FSM, remarca la importancia de este proceso porque, asegura, "la transformación del mundo nace de cada persona y comunidad". En este sentido, reclama "recuperar la economía, que como indica el origen de la palabra, es la administración del hogar, y en el hogar lo que importa son las personas, no el edificio", asegura.

Un espacio de agregación

Arruda considera que "el foro ha sido un espacio de agregación de movimientos sociales que trabajan a diferentes niveles". Uno de los ejes que ha querido remarcar es el de la desobediencia civil como "protesta, indignación y rechazo a todo lo que no va bien, que es consecuencia de la economía del capital mundializado", asegura.

Oliveres reivindica además la importancia que tiene el FSCat en el momento actual. "Es importante porque recupera la lucha por un nuevo sistema, que ahora se hace más importante ante la crisis, para salir de esta crisis en la que nos han metido", afirma.

La ex concejal socialista y promotora de Parlamento Ciudadano, Itziar González, también presente en presentación, se reivindica como "una disidente del actual sistema de representación política". Como respuesta, reivindica las "instituciones ciudadanas", como algunas que participarán del FSCat. "Hay otros espacios para la política, para la toma de decisiones, que son plenamente ciudadanos, no delegados", afirma. "Una cosa es el poder, pero el mundo sólo se transforma con la fuerza de la sociedad", concluye.

Etiquetas
Publicado el
10 de abril de 2014 - 21:27 h

Descubre nuestras apps