Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Los socios piden a Sánchez "recomenzar" la legislatura con un giro social
ENTREVISTA | Elma Saiz: “Feijóo tiene una relación tóxica con Vox"
OPINIÓN | Regeneración democrática sí, pero más, por Jose Luis Martí

Ciudadanos y el PSC reclaman a Torrent que busque candidatos a la investidura para sustituir a Torra

El líder del PSC, Miquel Iceta, interviene en el pleno del Parlament en septiembre pasado

Arturo Puente

2

La oposición encabezada por Ciudadanos y el PSC ha reclamado este martes al presidente del Parlament, Roger Torrent, que se active y comience a buscar posibles candidatos a la investidura para sustituir a Quim Torra, una vez éste ha quedado inhabilitado como president. Ambos grupos consideran que lo ideal para poner en marcha el reloj electoral es que haya un candidato alternativo que pueda presentarse a la investidura, tenga o no los apoyos necesarios, para así cumplir los preceptos del reglamento de la Cámara y comenzar la cuenta atrás hacia la disolución del Parlament y las nuevas elecciones. Por el momento, sin embargo, no ha trascendido que ningún diputado esté dispuesto a presentarse.

Ciudadanos y el PSC mantienen además algunas discrepancias sobre las atribuciones que puede tener Torrent. Mientras que desde el grupo naranja consideran que el presidente debe esforzarse por buscar un candidato alternativo, sin ir más allá, los socialistas están de acuerdo con los letrados del Parlament en que Torrent, si no encuentra candidatos tras un primer plazo de 10 días, podría dirigirse a los diputados y constatar que no hay posibilidades de celebrar un pleno de investidura. Este sería, según opinan los letrados y coincide el PSC, un “acto equivalente”, lo que podría poner en marcha la cuenta atrás de dos meses.

Por parte del PSC no ocultan que su objetivo prioritario es que haya elecciones “cuanto antes mejor”. Así lo ha expresado este mismo martes Miquel Iceta, que además ha enviado una carta a Torrent animándole a ser proactivo y recordándole sus funciones en este momento. Según ha explicado el líder de los socialistas catalanes, su partido incluso podría estar dispuesto a apoyar la investidura de un candidato “instrumental” con el objetivo único de convocar elecciones. Esta fórmula permitiría evitar pasar dos meses de interinidad que, según ha dicho Iceta, “a nadie benefician”. El PSC estaría dispuesto a que este president instrumental fuese un independentista, ha dicho el primer secretario, siempre subrayando que tuviese como único cometido la convocatoria electoral.

Desde Ciudadanos muestran menos prisa por la celebración de las elecciones. Según ha expresado el diputado David Mejía, la voluntad del mayor grupo del Parlament es coordinarse con el resto de formaciones no independentistas para decidir los pasos a seguir, bien mediante un candidato instrumental o bien con otras fórmulas. Mejía ha asegurado que desde Ciudadanos tratarán de evitar a toda costa que el independentismo bloquee el Parlament, aunque ha preferido no avanzar si desde su grupo puede salir un candidato a la investidura que ponga en marcha el reloj.

La formación que dirige Carlos Carrizosa no está de acuerdo don el informe de los letrados, que asegura que Torrent puede hacer un “acto equivalente” a la convocatoria de un pleno de investidura, e insisten en que el president debe buscar un candidato y proponerlo. Además, como el PSC, consideran que si hay algún diputado dispuesto a presentarse a la investidura, Torrent no tiene margen para negárselo, tenga o no los apoyos necesarios a priori para alcanzar la mayoría.

Los letrados de la Cámara han dejado abierta una vía que evitaría el bloqueo si ninguno de los miembros del Parlament quisiera dar el paso de presentarse, adaptando una resolución del Consejo de Estado en 2003 para la Comunidad de Madrid para la actual situación catalana. Según el informe jurídico presentado, Torrent podría activar el reloj electoral por su cuenta y ante la ausencia de candidatos a la investidura tras 10 días. Para ello podría convocar un pleno o, directamente, comunicar que no hay ningún diputado que se postule a la presidencia. A partir de ahí habría dos meses de margen para los grupos y, de no llegar a una investidura efectiva, el Parlament se disolvería automáticamente.

Etiquetas
stats