Fernández Díaz propuso utilizar la Fiscalía para acelerar la publicación de un caso contra CDC

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, propuso utilizar a la Fiscalía para acelerar la publicación de un supuesto caso de prevaricación en el que estarían involucrados dos consellers de CiU de los gobiernos de Artur Mas, Felip Puig y Francesc Homs, que en aquel momento estaban investigados por la Oficina Antifraude de Catalunya (OAC). El director de la Oficina, Daniel De Alfonso, consideraba que primero tenía que cerrar los expedientes para que no pudieran relacionarle a él, para lo que Fernández Díaz le propone utilizar a la Fiscalía. 

Fernández Díaz aseguró que Mariano Rajoy conocía su actuación para incriminar a independentistas

Fernández Díaz aseguró que Mariano Rajoy conocía su actuación para incriminar a independentistas

"A mí me mata, porque esto se puede publicar si quieres, ministro... si quieres que se publique, yo me comprometo a que se publique, pero déjame que antes cierre el expediente", le reclama Daniel de Alfonso al ministro, según las grabaciones que ha revelado el diario Público este miércoles. "Esto la Fiscalía te lo afina, hacemos una gestión", le responde el ministro.

Más adelante, en la conversación entre los dos hombres sobre la fabricación de casos de corrupción contra políticos independentistas, el ministro vuelve a dar muestras de su particular visión de la separación de poderes. En un momento del diálogo, De Alfonso se muestra preocupado por que los casos que el ministro quiere filtrar acaben explotándole a él. "Yo soy español por encima de todo, ministro, pero [si esto sale] a mí me hunde, tengo familia", le suplica. Fernández Díaz le tranquiliza sugiriendo su capacidad de presionar al poder judicial: "Es que el tema aquí es para hablar con el fiscal general y decirle: 'Oye, mira, hay esto, ¿no?'. ¿Me explico?".

En un momento de la conversación, Daniel de Alfonso muestra su total fidelidad al ministro, pese a ostentar el cargo de director de la Oficina Antifraude de Catalunya, perteneciente a la Generalitat –aunque independiente del Govern– y votado por el Parlament. "Considérame un cabo de tu cuerpo nacional", le dice De Alfonso al ministro.

"Les hemos destrozado el sistema sanitario"

En la conversación, De Alfonso también se refiere a las investigaciones de Antifraude sobre irregularidades en el sistema sanitario catalán para que el ministro conozca la situación de la Oficina Antifraude en Catalunya. "Les hemos dado en todos los morros con Ramón Bagó [exalcalde de Calella por CiU y presidente y principal accionista del grupo Serhs, que obtuvo contratos millonarios con hospitales catalanes]. Les hemos destrozado el sistema sanitario", dice De Alfonso. "Yo soy español, lo tengo claro, pero estoy en una situación que tengo que bailar allí", añade el director de Antifraude.

"Yo sólo te pido, ministro, que comprendas mi situación en Catalunya. No soy de la Generalitat, la oficina no pertenece a la Generalitat, somos independientes", afirma De Alfonso.

Antes de este alegato de De Alfonso, el ministro del Interior muestra pistas sobre cómo encubrir el origen de la investigación sobre Homs y Puig. También hablan sobre qué tipo de documentos pueden ser filtrados a la prensa. Fernández Díaz se muestra cuidadoso con que nadie pueda relacionar los informes con investigaciones policiales, sino judiciales. "Lo ideal es: si eso está en el juzgado y sale, nadie va a sospechar que sale de la Policía ni de investigaciones policiales; nadie va a sospechar", dice el ministro.

"Eso sí –matiza Fernández Díaz–, los funcionarios de turno, el periodista gacetillero que está siempre por ahí, el amigo del fiscal... Muchas veces, cuando lo publicas, generas una presión mediática que al final haces que cosas que interesan, lo tengan", resuelve el ministro.

Dar "un coscorrón" a Francesc Homs

En las conversaciones reveladas este miércoles, que continúan de las publicadas el martes, el ministro y el jefe de Antifraude se traen entre manos la publicación de un supuesto caso de prevaricación mediante el que dos cuñadas de Felip Puig habrían ascendido de categoría profesional mediante un decreto firmado por el entonces conseller de presidencia, Francesc Homs. Según explica De Alfonso, la investigación que están haciendo desde Antifraude puede servir para darle "un coscorrón", pero no puede filtrarse hasta que el caso no sea judicializado, y esto debe hacerse a través de la Fiscalía.

"Yo puedo hacer la gestión con el fiscal general. Pero, claro, me va a pedir documentos", alega Fernández Díaz, que le pide llevarse el borrador del informe que De Alfonso le ha llevado redactado. "Podemos hacer una cosa", le responde el jefe de Antifraude, "yo tengo la semana que viene una reunión con Pedro... con Fernando Bermejo, fiscal Anticorrupción. Reunión-comida con él. Se lo enseño, que se lo lea delante de mí, que se lo aprenda y que él llame a Fiscalía o lo que sea".

La fórmula satisface a Fernández Díaz quien, sin embargo, apuesta por apretar aún más para acelerar las cosas: "Y, si queréis, nosotros le decimos… ¿Yo le puedo contar a Eduardo [Torres Dulce, el fiscal general del Estado] que nos hemos visto, que he hablado contigo, que tengo conocimiento de esto?". "Sí, sí", le responde escueto De Alfonso.

En la época en la que se produjeron los hechos, el fiscal general del Estado era Eduardo Torres-Dulce, quien acabó dimitiendo tras desobedecer las órdenes del Ejecutivo cuando éste le reclamó que presentara una querella contra Artur Mas y miembros de su Gobierno por seguir adelante con la consulta independentista del 9-N.

Transcripción completa de la conversación entre Fernández Díaz y De Alfonso publicada por Publico.es

Etiquetas
Publicado el
22 de junio de 2016 - 18:45 h

Descubre nuestras apps

stats