Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
INVESTIGACIÓN | El Gobierno de Ayuso reformó otros cinco centros sin concurso
OPINIÓN | 'Delinquir troceando', por Marco Schwartz
La causa contra el fiscal general llega al Supremo
VÍDEO

Varios testigos niegan que el sintecho tiroteado en Barcelona amenazara con un cuchillo a los agentes de la Guardia Urbana

Momento de los hechos

Oriol Solé Altimira

6

“Entre lo que he leído en la prensa y lo que yo vi hay diferencias”. Así empieza el relato de un joven que vio a pocos metros el tiroteo de este sábado de agentes de la Guardia Urbana de Barcelona a una persona sintecho. El testigo niega que el herido amenazara con un cuchillo a los agentes. La versión que este joven da a elDiario.es, así como la de otros testimonios que presenciaron los hechos, difiere de la versión oficial de la policía barcelonesa y del Ayuntamiento, quienes aseguran que el sintecho amenazó con un cuchillo a los agentes, que solo pudieron responder con el disparo de su arma de fuego. El herido sigue en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital de Sant Pau.

Es la pregunta central de la investigación. ¿El herido empleó un cuchillo contra los agentes? Así lo sostiene el Ayuntamiento de Barcelona en base al relato de los agentes que protagonizaron los hechos. Según el consistorio, un hombre sin hogar de 43 años intentó agredir con un arma blanca a unos agentes de la Guardia Urbana y uno de ellos sacó su pistola y disparó dos veces, hiriéndole con una bala en el abdomen. La patrulla se había desplazado al lugar tras la denuncia de un vecino de que había una persona que estaba ocasionando molestias en la calle.

Pero algunos ciudadanos que paseaban por el paseo de Sant Joan y que presenciaron los hechos no vieron lo mismo. Según el joven que grabó lo sucedido, el sintecho no amenazó con un cuchillo a los agentes, sino que se movió hacia ellos “desorientado”. “Huía de los agentes pero a un ritmo ridículo, caminaba como si le costara moverse y no entendiera lo que estaba pasando”, relata el testigo, que contempló lo sucedido desde que el sintecho bajó por el paseo hasta que se produjeron los disparos, un lapso de tiempo de un minuto aproximadamente.

Según este testigo, los cuatro agentes de la Guardia Urbana venían siguiendo al sintecho por el paseo de Sant Joan pero el hombre no corría rápido y llevaba varios bolsas así como un cabestrillo en el brazo. El sintecho logró esquivar a la furgoneta de la Guardia Urbana, tal y como se observa en el vídeo, y es al dirigirse hacia los cuatro agentes cuando recibe el disparo. El agente que disparó, según el mismo testigo, llevaba desenfundada el arma desde hacia varios metros.

“Puede ser que llevara un cuchillo en la bolsa, pero yo no vi en ningún momento que hiciera un gesto amenazante a los agentes”, zanja el testigo, una versión que corrobora otra joven que presenció los hechos: “El señor no estaba atacando a los policías, caminaba rápido escapando y no tenía un cuchillo fuera”. Uno de los testigos sí recuerda haber oído que, al inicio de la persecución, los agentes gritaran “tira el arma”.

A la versión de estos dos testigos que ha recabado elDiario.es se suman otros ocho testimonios de los disparos que han negado a los Mossos d'Esquadra haber visto el cuchillo, según El Periódico de Catalunya. También Betevé ha recabado testigos presenciales que desmienten la versión oficial. El herido permanece en la UCI de Sant Pau, custodiado además por la policía porque, según ha explicado la conselleria de Interior, consta sobre él una orden de detención, si bien el departamento no ha concretado por qué delito.

Por su lado, el agente de la Guardia Urbana de Barcelona que disparó a un sintecho continúa en activo, aunque no puede llevar a cabo labores operativas porque su arma la tienen los Mossos d'Esquadra, que investigan lo ocurrido y previsiblemente en las próximas horas trasladaron sus atestados a la Justicia. Sobre el caso, este lunes el conseller de Interior, Miquel Samper, ha explicado que el hombre estaba en busca y captura y que por ello está custodiado policialmente en el hospital.

Un educador de Arrels asegura que no era violento

La versión de que el hombre no era violento también la explica a este diario uno de los educadores de la Fundació Arrels que trató con el sintecho, si bien no presenció los hechos. Según este educador, el herido es un hombre “tranquilo y muy solitario”, tanto que en varias ocasiones había rechazado las duchas que la entidad ofrece a las personas sin hogar porque, según comentaba, prefería lavarse en una fuente en la calle. Vecinos del barrio del Eixample corroboran que se trata de un hombre que nunca había generado problemas.

La entidad Arrels tuvo constancia de que vivía en la calle durante el mes de julio y según les explicó, hacía tiempo que no disponía de un hogar. En función del resultado de la investigación de los Mossos, Arrels estudiará personarse en la causa como acusación.

Etiquetas
stats