eldiario.es

9
Menú

‘Escalada’ de autorizaciones para instalar o ampliar macrogranjas porcinas en la provincia de Toledo

La última que ya tiene luz verde es una explotación con 2.000 cerdos de cebo en el municipio de Lucillos a poco más de 20 kilómetros de Talavera de la Reina

Proliferan las macroexplotaciones de cerdos o de aves en las últimas semanas, un fenómeno que se repite en otras provincias de la región

- PUBLICIDAD -
Cerdos en una granja

Europa Press

La localidad toledana de Lucillos contará con una macrogranja de cerdos de cebo con 2.000 cabezas, en régimen intensivo, en el paraje denominado ‘Valdelafragüe’. La parcela se encuentra a unos 265 metros del Arroyo de Valdolega y a 318 metros del Arroyo de Brugel y a más de dos kilómetros de los cascos urbanos tanto de Cazalegas como de Lucillos, los municipios más próximos.

La Dirección Provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Toledo ha publicado una resolución en la que se explica que el proyecto, promovido por Suministros Cimarcial, SL., no necesita someterse a una evaluación de impacto ambiental ordinaria “por estimarse que no tiene efectos significativos en el medio ambiente”, pero matiza,  “siempre que la Confederación Hidrográfica del Tajo indique que hay recursos existente en cuanto al agua necesitado por la explotación, en calidad y en cantidad”.

La parcela en la que se instalará la macrogranja porcina tiene una superficie de 41.758 m2 y está dedicada a labores agrícolas. La construcción de la explotación proyectada ocupará 1.793,92 m2  y la suma de las superficies de las balsas de purines asciende a 1.953 m2 por lo que no se supera el 10% máximo permitido del conjunto de la parcela.

Se estima que esta explotación de cebo de lechones tendrá una producción anual de 490.195 kilos al año para lo que necesitará 7.993,50 m3 de agua al año. En cuanto a la gestión de los residuos que genere, se estima que se producirán unos 4.300 m3 de estiércol cada año que se depositará en dos balsas para su posterior  aplicación en terrenos agrícolas como abono órgano-mineral.

Tendrá una mortalidad estimada del 2% de los lechos cada años, que gestionarán a través de una empresa especializada para la recogida de cadáveres y para el depósito de residuos peligrosos dispondrá de “un pequeño almacén de 2-4 metros”.

Crece la apuesta ganadera por explotaciones intensivas de cerdos y aves

En las últimas semanas se está produciendo un importante número de autorizaciones de este tipo de explotaciones en la provincia de Toledo. En La Villa de Don Fadrique, una macrogranja ya existente doblará sus plazas de cebo para poder albergar hasta 3.650 animales. Lo mismo que en Villafranca de los Caballeros donde se ha autorizado que la explotación existente pase a tener 4.000 plazas para porcino de cebo. Otras, como  las dos previstas para Gamonal, no salieron adelante por la protesta ciudadana y la oposición del Ayuntamiento de Talavera de la Reina.

Al margen de las explotaciones ganaderas de porcino, en Toledo también se han autorizado en las últimas semanas otras para aves. Es el caso del  municipio de Las Ventas de San Julián donde la empresa avícola Ibergallus incubará 75.000 pollos a la semana o de Santa Olalla, donde se dio luz verde a una granja avícola para 48.000 pollos de engorde, para su cría intensiva.

La proliferación de estas gigantestas explotaciones ganaderas se está repitiendo también en otras provincias como Albacete o Cuenca.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha