Vox escoge al director provisional de la Agencia Antifraude tras bloquear la renovación en las Corts Valencianes

Vox, el partido que quiere cerrar la Agencia Valenciana Antifraude, escoge ahora a su director provisional. Lo hace una semana después de bloquear la renovación del organismo y en pleno proceso de modificación de la ley que lo regula, que rebajará las mayorías necesarias para abordar cambios en el ente. La presidenta de las Corts Valencianes, la ultraderechista Llanos Massó, firmó este martes una resolución para nombrar de manera interina al director del ente, después de que el actual, Joan Llinares, dimitiera al haber cumplido su mandato.

La presidenta de las Corts, en quien recae la potestad para el nombramiento en funciones, se salta el criterio de Llinares y nombra a Anselm Bodoque, responsable de Formación de la Agencia, hasta que se aborde una nueva votación parlamentaria. Bodoque es profesor en la Universitat de Valencia, analista político, fue asesor de Joan Lerma en la Generalitat Valenciana y ha estado junto a otros dirigentes del PSPV. En la actualidad ejerce como responsable de Formación de la Agencia Antifraude y será director hasta que las Corts elijan a otro.

El exdirector del organismo anticorrupción propuso que en su ausencia, y tras el bloqueo de la elección en la Cámara, le sustituyera Teresa Clemente, directora de Asuntos Jurídicos, algo que Vox ha rechazado. Llinares también avaló a Gustavo Segura, director de Análisis de la Agencia, como su sucesor en el ente, después de que las entidades anticorrupción lo propusieran en el Parlamento, pero PP y Vox lo tumbaron pese a ser el único candidato. La ultraderecha, que no cuestionó su perfil, lo consideró “continuista” y criticó que estuviera avalado por tres entidades que luchan contra la corrupción, que en su día propusieron a Llinares, a quien tienen entre ceja y ceja.

La decisión se toma en pleno proceso de tramitación de la nueva ley que regulará el organismo. Propuesta por el PP, rebaja la mayoría cualificada a la absoluta, por lo que no se necesitará a la oposición para abordar cambios en el ente. La norma supera este jueves su debate a la totalidad y se prevé su aprobación antes del verano. De ser así, el nuevo director será elegido con los parámetros aprobados por la derecha.

Vox nunca ha ocultado su deseo de cerrar el organismo o minimizar su capacidad de maniobra. En enero, el grupo parlamentario manifestó al PP que quería “hablar de su reubicación, reconversión, desaparición o lo que sea”. Este martes, preguntado por el balance del primer año de gobierno, el portavoz del grupo en las Corts Valencianes, José María Llanos, reiteró su voluntad de cerrar este organismo como su partido ha hecho en Balears. Es, según él, uno de los compromisos electorales que le hubiera gustado llevar a cabo.