Cinco árboles que puedes tener en el salón (y hacer felices)

cv

No hay duda de que Instagram puede confundir. Cuando una influencer de las plantas enseña un olivo enorme creciendo en su salón, la demanda de estos árboles se dispara.

Pero, a no ser que tengas techos altos y prácticamente de cristal en casa para que pase el invierno (adoran la luz), el destino de estos árboles será languidecer. Y, finalmente, morir. Demasiado triste para un proyecto que pretendía alegrarnos el salón.

Ahora bien: ¿esto significa que no podemos meter ningún árbol dentro de casa? No, exactamente. Pero no pensemos en ejemplares enormes ni en torres esculturales que aporten un toldo vegetal de sombra al salón.

Más bien, se trata de escoger árboles discretos de tamaño, pero que seguirán aportando un toque imponente en casa. [Más ideas verdes: aprende a construir un jardín vertical en tu casa.]

1. ¿Buscas un árbol para el salón? Prueba con el Ficus triangularis

Si te planteas tener un árbol dentro de casa, este bonito ficus constituye una de las primeras opciones que puedes barajar. Como su nombre sugiere, el Ficus triangularis tiene hojas triangulares y moteadas, con un patrón suave.

Ahora bien: para que crezca feliz en casa, necesitas mantener este árbol alejado del sol abrasador directo, sobre todo, en verano. Aunque será feliz si recibe los rayos de luz más suaves, de primera hora de la mañana o última hora de la tarde.

Por lo demás, el Ficus triangularis se las arregla bastante bien en condiciones de poca humedad (no te pases con la regadera); y basta con regarlo cada diez días, o cuando la tierra de la maceta esté seca. Ofertas aquí.

Si vives con gatos o con un perro, ten en cuenta que la mayoría de las plantas del genero Ficus resultan tóxicas o irritantes para ellos. ¿Más? Estas son 30 plantas comunes que son peligrosas para tu gato.

2. Higuera de hoja estrecha o Ficus Alii

Si logras mantenerla húmeda, la higuera de hoja estrecha, técnicamente Ficus binnendijkii "Alii", suele crecer a buen ritmo; y te obsequiará con abundantes hojas largas y caídas, que recuerdan a las del sauce llorón.

Otra buena noticia: la higuera de hoja estrecha soportará casi con estoicidad tus descuidos con la regadera, e incluso resiste la falta de luz abundante con menos reparos que otras especies de ficus.

Ahora bien, sí agradecerá que la mantengas caliente, con temperaturas entre los 15 y los 26ºC. Un truco: recuerda girarlo durante su época de crecimiento, para que tu árbol crezca de forma homogénea en todas las direcciones, y no salga disparado de su maceta en busca de los rayos de sol. Ofertas aquí.

3. La higuera violín (o reina de Instagram)

Es la reina indiscutible del momento en Instagram, y se llama higuera violín. O, si sacamos su pasaporte botánico, Ficus lyrata. Pero aquí las redes sociales pueden resultar, de nuevo, tramposas.

Este precioso árbol, de hojas enormes, y objetivamente bonito, resulta una opción exigente, y no lo recomendaría para alguien recién llegado al universo de las plantas de interior; ni tampoco para quien se frustre con facilidad.

Por mucho que la veas por todas partes, la higuera violín requiere mimos especiales: riegos cada siete o diez días, y (casi imprescindible) comprarte un indicador de humedad (higrómetro), porque a este árbol no le gusta el suelo ni demasiado seco ni demasiado húmedo.

Es más: para que sus hojas se mantengan bonitas, necesitan que las mojes, un día sí y otro no, con un pulverizador. También te pedirá que limpies sus hojas cada semana. Vamos, que la higuera violín pondrá a prueba tu paciencia. Ofertas aquí.

 4. La higuera común (Ficus carica)

¿Una opción menos exótica y menos de Instagram, pero más segura? Puedes probar con la higuera común (Ficus carica). Este árbol exige menos cuidados intensivos que su primo de hoja de violín y además te regalará con un fragante aroma a higos.

Aunque, para crecer feliz (esto sí es indispensable), también necesitará un salón bien iluminado. Riégalo una vez a la semana, y espera a que la tierra se seque (uno o dos días), antes de volver a coger la regadera. Ofertas aquí.

5. El árbol de aguacate. ¡Y puedes obtenerlo gratis!

¿Buscas un árbol para casa, bonito, frondoso y, sobre todo, gratis? ¡Prueba el árbol de aguacate! Su precio en un vivero o tienda especializada en plantas puede rondar los 25 euros fácilmente. Pero puedes conseguirlo gratis: solo necesitas el hueso del aguacate que te acabas de comer. 

En este artículo te contamos cómo transformar un hueso de aguacate del súper en un árbol. Cuando lo tengas, recuerda que al árbol de aguacate no le gusta la tierra ni demasiado seca ni demasiado húmeda; y que agradecerá que lo abones o fertilices cada seis u ocho semanas.

A cambio, este árbol de crecimiento relativamente rápido, pronto llenará tu salón de un verde esplendoroso. Y, todo ello, gratis. Ofertas aquí.

*El equipo de periodistas y expertos de ConsumoClaro recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios para nuestros lectores. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos a este texto, eldiario.es recibe una comisión.

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas
Publicado el
19 de septiembre de 2021 - 22:47 h

Descubre nuestras apps

stats