La portada de mañana
Acceder
Residencias oficiales vacías: siete comunidades pagan casas para sus presidentes
Las empresas se saltan la desconexión digital: Me han llamado hasta en el tanatorio
OPINIÓN | 'Milei insulta a España y la derecha patriótica calla', por Marco Schwartz

Cómo aprovechar los neumáticos viejos para hacerte un puf o una mesa bonita

Neumático reciclado

Eva San Martín

1

Si queremos añadir muebles de exterior a la terraza o un bonito puf en el salón, y sin gastarnos el dinero que cuestan todos estos muebles nuevos, tenemos un aliado: el neumático viejo. No es poca cosa: en España se generan 40,5 millones de cubiertas de turismos cada año; y, según datos de la organización Ecoembes, casi la mitad de todos esos neumáticos se abandonan en vertederos.

En ellos a veces son quemados, lo que supone la emisión a la atmósfera de gases muy tóxicos. O provocan incendios tan espectaculares, contaminantes y costosos como el que arrasó en mayo de 2016 el mayor cementerio de neumáticos de España, en Seseña (Toledo).

Cuando las cosas se hacen bien, la ley dice que al cambiar los neumáticos del coche o de la moto en un taller los envían a un centro especializado para su reciclaje. Y lo mismo debería hacerse si se sustituyen en casa. O podemos darles otros usos: las empresas los reutilizan para hacer parques infantiles, césped artificial y hasta para añadir al asfalto y crear nuevos kilómetros de carreteras.

Aquí no vamos a ir tan lejos, pero sí recogemos ideas fáciles y bonitas para reutilizar los neumáticos de forma casera, ¡y ahorrarnos mucho dinero en muebles para el salón o la terraza!

1. Hazte un asiento o puf de yute ¡con un neumático!

Para fabricarnos un puf de cuerda de yute gratis a partir de un neumático viejo solo necesitamos el neumático, cuerda gruesa, un trozo de madera para colocar encima y cola: la tarea resultará más sencilla si utilizamos una pistola para pegamento. El primer paso para construirnos este cotizado asiento cilíndrico sin respaldo es colocar la madera o tablón sobre la rueda tumbada. Y para darle un acabado más limpio y consistente, podemos usar una madera con forma circular y con las mismas dimensiones del neumático.

La madera circular podemos conseguirla de forma sencilla: solo hay que hacerse con un trozo de contrachapado y usar un serrucho o, mejor aún, una sierra de calar para sacar la forma deseada. Y antes de seguir, conviene atornillar la madera al neumático. ¡Ya tenemos un asiento y una estructura estable para nuestro puf!

Ahora nos queda rodear todo con cuerda: empezamos por la parte superior, por la madera: se trata de crear una espiral de cuerda desde el centro que, a medida que añadimos vueltas, crece hasta cubrir toda la madera. Para que todo se mantenga en su sitio, hay que utilizar antes de cada vuelta un poco de cola o pegamento. 

Una vez que tenemos lo que será el asiento del puf de yute, empezamos a rodear con la cuerda la cubierta del neumático, con vueltas sucesivas de arriba abajo, y utilizamos de nuevo el pegamento para mantener todo en sitio. ¡Listo! Y podemos darle un acabado más curioso si barnizamos nuestro puf con una pintura o barniz de acabado de madera, del tono que más nos guste.

Este tipo de puf nuevo ronda entre los 40 y los 60 euros. Así que, si nos gusta el aspecto, bien merece la pena darle una segunda oportunidad a un viejo neumático y forrarlo entero con cuerda. ¡Y podemos crear varios asientos bajos para la terraza!

2. Hazte una mesa de cuerda: ¡con un neumático viejo!

Con la misma técnica, podemos hacernos una mesa auxiliar baja para el salón o la terraza. Y hasta poner unas patas de madera para levantar nuestra mesa del suelo. Las patas podemos comprarlas baratas en cualquier tienda de bricolaje. O, más barato aún, reutilizar algunas que tengamos por casa y no vayamos a utilizar, por ejemplo, de un sofá viejo si las hemos guardado. 

Para añadir las patas al neumático y formar la mesa hacemos lo mismo que hemos contado para el asiento arriba: primero atornillamos un tablón circular a la base, que nos servirá además como soporte para atornillar las patas en su sitio. ¡Lista la mesa! El resultado es espectacular. ¡O con dos neumáticos! Si en lugar de una mesa baja, queremos una mesa un poco más alta, basta con superponer dos neumáticos o tres (si aún queremos darle más altura) y cubrirlo todo con cuerda y con ayuda de nuestro pegamento.

 3. Reposapiés peludo con neumáticos viejos

Y no solo con cuerdas: podemos seguir el mismo método para construirnos diferentes pufs o sillas bajas con patas pero de otros materiales. Por ejemplo, alfombras peludas blancas u otro color, de hilo largo, ¡tendencia incontestable del estilo nórdico que tanto se lleva ahora! Además de asientos, con un neumático forrado de un textil de pelo largo tenemos un reposapiés estupendo para el sillón que tanto nos gusta.

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas
stats