eldiario.es

9

Cultura

Aleluyas, abanicos y pliegos: los "tuits" del XVIII y XIX cuentan la historia

Aleluyas, abanicos y pliegos: los "tuits" del XVIII y XIX cuentan la historia

Aleluyas, abanicos y pliegos: los "tuits" del XVIII y XIX cuentan la historia

Aleluyas, estampas, pliegos, abanicos y libros de papel de fumar recopilan en Valladolid esa historia real, poética y soñada que no está en los libros de texto y que ciegos o poetas por encargo condensaban en apenas dos versos, en "tuits" de los siglos XVIII, XIX e inicios del XX para conocimiento ciudadano.

Son las "Historias de la historia" que el musicólogo y etnógrafo Joaquín Díaz ha seleccionado de entre los miles de estampas, libros y objetos de gran valor cultural y que atesora en la colección que comparte con Jesús Martínez-Leis.

Un total de 111 de estas historias en distintos soportes permiten desde hoy y hasta el 28 de febrero recorrer en la Casa Revilla de Valladolid fundamentalmente hechos históricos sobre batallas o recuerdos de la historia pasada o a través de sus personajes más conocidos como El Cid, Colón o Guzmán el Bueno.

Casi como los tuit actuales, ha admitido Díaz, que también comisaria la muestra, sus autores condensaban en una rima de dos versos reinados enteros, como aquella que resumía "El Rey Don Carlos III fue católico y guerrero", simplificando los datos, al modo de esos 140 caracteres de los tuiteos actuales.

Se simplificaban los contenidos para producir sensaciones o bien con un fin sensacionalista, ha resumido el etnógrafo, quien ha destacado especialmente la parte de la colección que recoge la historia de España en el soporte de librillos de papel de fumar, un papel que a finales del siglo XVIII suponía el 30 por ciento del que se fabricaba en España.

Se componían estos librillos historiados de una viñeta, un pie diversificado, un friso tipográfico, aunque en ocasiones este elemento no estaba, y de una décima.

Pero no sólo esos papeles de fumar servían para transmitir esas historias de la historia, con sus símbolos y emblemas, con sus himnos y alardes, con sus glorias y bajezas cotidianas, también se aprovechaban abanicos, que permitían espantar el calor y leer a la vez, y sobre todos los pliegos, en los que se intentaba hacer creíble lo que se publicaba, que no tenía porque coincidir con lo real.

Las relaciones de sucesos destacados, la historia cotidiana, la "gran historia", las falsificaciones y mentiras, la crítica y el comentario o la opinión partidista tienen cabida presentados en forma de esos pliegos, aleluyas, abanicos, estampas, recortables y grabados que se podían comprar a los ciegos, a la entrada de los mercados y calles más conocidas pero también en despachos al uso de aleluyas y pliegos.

Algunos de estos papeles siquiera se acompañan de texto de forma que lo escrito y lo oral se conjugan, y "la lectura de la imagen produce la lectura del texto", ha observado Díaz.

El etnógrafo ha destacado, como curiosidad, que por ejemplo en la serie de españoles pintados por sí mismos, donde se detallan los oficios, no aparezca el militar pero sí la viuda del mismo, con lo que indica que en el siglo XIX las guerras habían hecho más conocidas a las viudas que a sus maridos.

"Vivirá eterna en Castilla la fea muerte de Padilla", "Toma el moro posesión de España, menos León", "Defiende Euskadi sus fueros contra torpes extranjeros" e incluso un actual "Y el conflicto del carbón dando leña a discreción", de la época del Gobierno de Romanones, en torno a 1913, son algunos de estos tuits dejados por nuestros antepasados sobre su forma de ver esa otra historia.María Rosado.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha