eldiario.es

Menú

Cultura

La Alhambra conquista Latinoamérica convertida en pequeños monumentos

- PUBLICIDAD -
La Alhambra conquista Latinoamérica convertida en pequeños monumentos

La Alhambra conquista Latinoamérica convertida en pequeños monumentos

La Alhambra de Granada es genuina, pero su impronta ha conquistado el mundo gracias a las más de 150 obras que han bebido de su inspiración árabe y han exportado sus hechuras a países latinoamericanos para forjar las otras Alhambras, que son repasadas ahora por una muestra con fotografías, libros y maquetas.

Como la Granada que se abre y extiende sus semillas de color rubí, la Alhambra se abrió al mundo durante la segunda mitad del siglo XIX y el primer tercio del siglo XX para sembrar de arcos, atauriques o mocárabes edificaciones de todo tipo pero con su inspiración como protagonista.

Porque la Alhambra, el monumento más visitado del país, dejó su esencia en ultramar y se convirtió en teatros, salas de billar, plazas de toros y salones que quisieron llevarse hasta la otra orilla del Atlántico el estilo nazarí de la fortaleza.

La muestra "Alhambras. Arquitectura neoárabe en Latinoamérica" comprime en un recorrido a través de fotografías, libros y postales el patrimonio arquitectónico inspirado en el monumento granadino y que se tornó en otros países en salas de tabaco, rincones para el asueto y asociaciones o hermandades que reunieron a los que querían contemplarla cada día.

El viaje por las Alhambras fuera de la Alhambra, en el continente americano, a través del patrimonio construido entre la segunda mitad del siglo XIX y los primeros lustros del siglo pasado, copias de un monumento irrepetible pero calcado en México, Argentina, Cuba o Chile.

Y así, las peculiaridades alhambreñas han acariciado con mayor o menor fortuna construcciones de 16 países de Latinoamérica, edificios empeñados en evocar sus afamados leones, el agua que acaricia el Patio de los Arrayanes o la minuciosidad de cada rincón del monumento.

"La arquitectura árabe que se recrea va a ser muy importante tanto en América Latina como en Europa, y la Alhambra estará presente en salas de fumadores, en muebles, en teatros por todo el mundo", ha apuntado el director del Patronato de la Alhambra, Reynaldo Fernández.

Porque la imponente imagen de la fortaleza nazarí luce además convertida en hoteles, mezquitas o sinagogas, construcciones con una inspiración alhambreña que llegó también a las ferias internacionales y a edificios institucionales como el Tribunal Superior de Justicia Militar de Lima (Perú) o el Congreso de Estado de Puebla (México).

La muestra tiene sus cimientos en una investigación de la Universidad de Granada publicada por la editorial Almed, en colaboración con el Patronato de la Alhambra y Generalife, Proyecto Mutis y Telefónica, y dirigida por el catedrático de Historia del Arte, Rafael López Guzmán, uno de los comisarios de la exposición.

Esta investigación ha inventariado más de 150 obras que muestran la relación del patrimonio americano y su origen hispano, el apego hecho inmueble para tener cerca su particular porción de Alhambra.

"La presencia de Fuentes de los Leones, atauriques, mocárabes o epigrafía árabe en diversos materiales para decorar patios, estancias y fachadas han sido una constante en el catálogo de edificios que recoge este trabajo de investigación", ha recalcado López Guzman.

La muestra permite además disfrutar de la maqueta del Palacio Azul, una obra de León R. Zahar que representa un palacio inventado entre la arquitectura de Samarkanda y las proporciones de la Alhambra que, plagada de detalles, entrelaza en miniatura caligrafías árabes con arquerías y permite acariciar la riqueza monumental nazarí.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha