eldiario.es

Menú

Cultura

Perera, Adame y Sánchez cortan orejas en la plaza de Aguascalientes

- PUBLICIDAD -
Perera, Adame y Sánchez cortan orejas en la plaza de Aguascalientes

Perera, Adame y Sánchez cortan orejas en la plaza de Aguascalientes

El español Miguel Perera cortó dos orejas y salió a hombros, los mexicanos Joselito Adame y Juan Pablo Sánchez, cortaron una oreja cada uno en sendos toros de regalo, con una actuación magnífica del rejoneador mexicano Emiliano Gamero, en la décima primera corrida de la feria de San Marcos, en la plaza Monumental de Aguascalientes, centro del país.

Un lleno en el coso, mucho viento y se lidiaron tres toros de Julián Hamdan, segundo, tercero y cuarto, cinco toro de San Isidro, quinto, sexto, séptimo y el noveno de regalo, un primero de Bernado de Quiroz, muy bueno, un octavo de regalo de Jaral de Peñas, que cumplió y un décimo de La Estancia, un toro al que se le perdono la vida.

De los de Hamdan el primero justo y noblote, los otros rejados, de los de San Isidro buenos el quinto y el noveno de regalo este premiado con arrastre lento.

Gamero, con el primero tuvo momentos aceptables ante un buen toro de Quiróz, sin embargo estuvo pesado con el rejòn de muerte, palmas.

El de regalo fue un buen toro al que le hizo una labor brillante con momentos que emocionaron al gentío. Se solicito el indulto, fue concedido y hubo división de opiniones, con aplausos y reproches al caballero en plaza.

Perera, se impuso al viento y a todo, el primero justo de presencia le realizó una faena en que tuvo la paciencia de llevarlo imponiéndose al viento, lo mató de estocada y mejor en el quinto, al que le cuajó una faena de gran fondo, mostrando el torerismo que reúne y el gran valor.

Le cortó una oreja a cada uno con el beneplácito del público. Al quinto lo mató de una estocada muy defectuosa, que le quitó otra oreja.

Adame, sin suerte en el sorteo, malo el tercero y peor el séptimo. El toro intentó sin suerte para palmas en uno y silencio en el otro. Regaló un toro, el octavo, que cumplió, bien con el capote, faena firme y con momentos importantes, para matar de estocada en lo alto. Una oreja.

Sánchez, así mismo en el cuarto que parecía potable, terminó deslucido, el toro con momentos en que mostró su temple y fue aplaudido. No mejor la historia en el séptimo, un manso que no tenía un pase, silencio.

Regaló el noveno y el toro tuvo calidad y Juan Pablo realizo una faena en que hubo muletazos de gran altura para matar de estocada y descabello. Una oreja.

Finalmente la gente salió satisfecha de esta corrida que empezó con el peligro de que se la llevara el viento y concluyó con un público dividido, pero ambos bandos satisfechos por lo visto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha