Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Albert Espinosa normaliza los psiquiátricos infantiles en "Los espabilados"

Albert Espinosa normaliza los psiquiátricos infantiles en "Los espabilados"
Madrid —

0

Madrid, 26 ene (EFE).- Albert Espinosa, creador de la serie "Pulseras rojas" vuelve a la pequeña pantalla con la ficción "Los espabilados", una película de carretera que llega este viernes a Movistar+, y sigue los pasos de un grupo de chavales que huye de un centro psiquiátrico para emprender un viaje hacia la libertad.

Que Espinosa trate el tema del encierro en los psiquiátricos no es casual: al escritor y creador de la serie le interesaba poner en duda la lógica del encierro de sus protagonistas y la causa real.

"La idea es poder liberar psiquiátricos infantiles, que la gente se de cuenta que son niños normales, no con una diferencia. España está llena de centros así, y eso me preocupa. Los niños tienen que tener derecho a decidir si quieren ser ingresados o no y si quieren tomar medicación", afirma tajante Espinosa a EFE en una entrevista.

La serie no sólo es un modo de crítica hacia el internamiento y la medicalización de estos jóvenes, sino que busca poner en valor sus capacidades.

La historia nació cuando el guionista (Barcelona, 1973) tenía catorce años y estuvo ingresado cuatro años en un hospital por culpa del cáncer: "En la planta de arriba estaban los niños que tenían problemas mentales y siempre me parecieron que eran chavales con mucha energía".

"Se llamaban entre ellos ‘Los espabilados’ y tenían mucha fuerza y ninguna gana de estar allí, por lo que muchas veces se escapaban y tenían que contratar a un investigador que les buscara", señala.

Esos chicos -con los que aún mantiene relación y le han ayudado a guionizar la serie- le inspiraron para escribir su libro "Lo que te diré cuando te vuelva a ver", novela en la que se basa "Los espabilados".

Como toda serie, tiene una parte de realidad y otra ficcionada, recuerda Espinosa; sobre ésta última, a diferencia de aquellos chicos que estaban en el hospital sin salir, la historia transcurre casi en su totalidad fuera de las paredes del psiquiátrico.

El rodaje, que se ha desarrollado en un 95% en exteriores, se llevó a cabo entre España, Francia, Italia y Alemania.

Espinosa confiesa al respecto que "no le interesaba volver a hacer una serie dentro de un espacio"; ya lo hizo con "Pulsera rojas" (2011), y ahora buscaba "innovar, abrir fronteras y espacios".

A medio camino entre el drama y la comedia, la serie aborda temas como la falta de entendimiento entre padres e hijos, los problemas generados por las redes sociales, el acoso, la transexualidad, los campos de concentración nazis e incluso el suicidio.

Pero también, añade Espinosa, "trata sobre el poder de la amistad y la comunidad, de encontrar a personas en lugares que no te esperas y te acaban ayudándote en la vida de una manera brutal".

De ahí que el catalán señale que no es una serie para niños, sino para toda la familia.

Para tratar todos esos temas y poder interpretar bien sus papeles, los jóvenes protagonistas Álvaro Requena, Marco Sanz, Sara Manzano, Aitor Valadés y Héctor Pérez -elegidos de entre más de 3.000 aspirantes- fueron a visitar varios centros psiquiátricos.

"Estuvimos como una semana para que los actores pudieran conocer más a los chicos. Les ayudó mucho a ambas partes”, cuenta el responsable de la serie.

Espinosa lleva años peleando para que los actores que interpretan a chavales de 11, 12 o 13 años no sean interpretados por actores mayores. "En las series -dice- llegamos a ver a personas de 25 años interpretando a gente hasta una década más joven".

Por eso, los actores de "Los espabilados" tienen la edad que interpretan. "Lo más bonito es que se comportan como chavales de su edad; es una generación que no tiene fronteras mentales y la serie tampoco las tiene", explica Espinosa.

La serie cuenta el viaje de estos chicos fuera del centro, 66 horas en la calle, repartido en siete capítulos de 25 minutos que ha dirigido Roger Gual ("Smooking room", 2002), a lo largo de los cuales aparecen personajes como Miki Esparbé, en el papel de Izan, un detective especializado en la búsqueda de niños perdidos.

Marta Torné es la novia de Izan; Àlex Brendemühl y Bruno Sevilla, se convierten en dos de los médicos y Andreu Benito, Hanna Schygulla y la joven actriz Rym Gallardo, acompañarán a los chicos en su aventura.

Silvia García Herráez

Etiquetas
Publicado el
26 de enero de 2021 - 13:48 h

Descubre nuestras apps