La portada de mañana
Acceder
Israel baraja posibles respuestas al insólito ataque de Irán
El hospital Zendal apenas ingresó un paciente al día en 2023
OPINIÓN | 'Guerra para llevar', por Antón Losada

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Calcografía Nacional recibe un legado de más de un centenar de grabados de Daniel Argimon

Madrid —

0

Madrid, 1 mar (EFE).- Calcografía Nacional recibe este viernes una donación de obra gráfica del pintor, grabador y litógrafo Daniel Argimon (1929-1996), formada por varias carpetas con sus respectivos textos y un centenar de estampas sueltas, y que realiza su viuda, Josefa Maza.

La donación se entregará en Madrid en Calcografía Nacional, la institución fundada en 1789, y que está dentro de la Real Academia de Bellas Artes y tiene como misión preservar un gran legado de estampación con obras de autores como Goya.

Daniel Argimon (1929-1996) está considerado como uno de los máximos exponentes del informalismo en España, su obras encuentran en los principales museos y colecciones públicas de arte contemporáneo de España y América.

La importancia de esta donación radica, por una parte, en el volumen de la obra legada y que la familia confía en que permita “destacar su valiosa contribución a la estampa, esencial en su proceso creativo”, señala su familia en nota difundida con motivo de la donación.

Daniel Argimon estudió litografía en 1965 en la Escuela de Bellas Artes de París. Dos años más tarde, Oriol Duran edita su primera carpeta de obra gráfica, titulada “El coure amb l´àcid i la resina: 5 resultats”, con cinco aguafuertes y una introducción de Roland Barthes.

En 1968, reside nueve meses en Nueva York, donde perfecciona sus conocimientos de serigrafía en el Pratt Center Institute.

En 1973, ingresa como profesor de litografía en la Escola d’Arts Aplicades i Oficis Artístics (Llotja) de Barcelona, donde trabajará hasta su jubilación (1995), llevando a cabo en ella una importante labor pedagógica.

De 1982 a 1984 y de 1987 a 1992 ocupa el cargo de presidente de la “Federació Sindical d’Artistes Plàstics de Catalunya”.

Argimon, reconocido igualmente por su significativa labor como profesor de litografía, fue un artista comprometido política y socialmente, que fundó y colaboró en varias asociaciones de artistas dedicadas a defender la profesión.